Negocios

Se subieron al tren paraguayo

Everdem, Costa Oriental, Gómez Platero y Limport son algunas de las empresas uruguayas que apostaron a Paraguay, aprendieron a lidiar con otra idiosincracia y ahora se benefician del boom.

Oportunidad. El boom edilicio de Paraguay fue aprovechado por Limport para crecer en ese país. (Foto:Gentileza Limport)
Oportunidad. El boom edilicio de Paraguay fue aprovechado por Limport para crecer en ese país. (Foto:Gentileza Limport)
Servicios. Edificios los demandan.
Servicios. Edificios los demandan.
Logística. Costa Oriental lleva más de 10.000 metros cuadrados construidos.
Logística. Costa Oriental lleva más de 10.000 metros cuadrados construidos.
Ganado. Predios son más rentables.
Ganado. Predios son más rentables.

Paraguay está despegado. Algunos empresarios uruguayos observan con curiosidad ese apetecible mercado, tan cercano como peculiar. Otros tantos desembarcaron hace años, se adaptaron a la idiosincracia paraguaya y están subidos a la cresta de la ola.

Las empresas instaladas dicen que debieron lidiar con un ritmo de trabajo más lento al uruguayo, pero aún así varias razones avivan el atractivo de ese mercado. Su economía crece más que el promedio regional, la carga tributaria es "amigable" (el IVA y el impuesto a las ganancias son de 10%) y los sindicatos tienen poco peso.

El presidente de la Cámara de Comercio Uruguayo-Paraguaya, Ricardo Scaglia, destacó la fortaleza del mercado interno: "Cuando empecé a ir eran 4,5 millones y hoy son 7 millones de habitantes. Hay un 60% de la población menor a 40 años", graficó.

Scaglia es escribano y hace 30 años comenzó a viajar para vender inmuebles en Punta del Este a paraguayos de alto poder adquisitivo. Señaló que han sido un escollo los altos costos y la baja frecuencia en la conectividad aérea tras el cierre de Pluna. Pero a mediados de mayo Amaszonas relanzó su ruta a Asunción con dos vuelos diarios. El pasaje cuesta cerca de US$ 300, informó la aerolínea.

Las oportunidades de negocios son diversas. Informes del instituto Uruguay XXI, disponibles en su sitio web, analizan los sectores de Paraguay donde hay ventajas comparativas. Si bien están orientados al exportador, también dan un pantallazo al empresario interesado en instalarse en ese mercado.

Los campos del Chaco.

Dos millones de hectáreas del Chaco paraguayo están en manos de uruguayos. "Por las pasturas, los animales alcanzan 180 kilos por año y en Uruguay, 130. El costo de transporte se recupera con creces y ni le digo con el precio del campo. Allá una hectárea pronta, con pasturas, alambrado y casa, cuesta US$ 1.500. Acá son de US$ 4.000 a US$ 5.000", explicó Scaglia, quien hoy asesora a inversores uruguayos. Así, tras dos años de ponerlo a punto, el campo arroja una rentabilidad anual de entre 8% y 10% anual, aseguró.

Tras advertir el potencial de producción del Chaco, Rodrigo Artagaveytia se instaló en 1999 y creó la filial de Estudio 3000, Everdem. La empresa es reconocida por haber incorporado los negocios ganaderos por pantalla.

Para allanar camino, hizo una alianza estratégica con la asociación de criadores de Nelore, una de las razas cebuinas características. "Ha sido un proceso lento y largo, pero seguro. Hay otra idiosincracia, no existen ferias de ganado donde el precio lo pone otro. Más de un 90% de la oferta de animales de invernada se vende de ganadero a ganadero. Ese es mi mercado potencial", dijo Artagaveytia, quien se declara un "fanático de Paraguay". Su empresa realiza dos o tres remates por mes en Asunción, televisados para todo el país y con "un porcentaje muy alto de compra telefónica".

Everdem tiene otras áreas de negocio y está desarrollando un fideicomisos para compra de tierras y de ganado. Artagaveytia afirma que el inversor podrá ingresar con un capital mínimo de US$ 20.000 y en promedio la rentabilidad anual será de 10% a 13%.

Servicios y logística.

Costa Oriental inició en Paraguay su proyecto de una red logística en América del Sur para ofrecer servicios a clientes internacionales. Se instaló en el Chaco, en el parque industrial de servicios Terminal Occidental, donde adquirió 12,5 hectáreas de tierra y quedaron comprometidas otras 12,5 para extensiones futuras.

El año pasado, inauguró 10.000 m2 de bodegas. Incluyen cámaras refrigeradas, ya que en Paraguay las temperaturas llegan a 42° y algunos productos requieren estar a 26°, y otras cámaras incluso de 2° a 8° para productos de frío de mucho valor. Es que la empresa apunta a empresas que requieren "servicios de calidad", como farmacéuticas y de consumo de alto nivel, indicó el gerente general de Costa Oriental, Daniel Carriquiry.

"Encontramos que no había el nivel de calidad en cuanto al infraestructura y sistema informático que tenemos en Uruguay", explicó el empresario. La compañía llevó pisos especiales sin desniveles y que no levantan polvo, lo que permite elevar la velocidad de los autoelevadores.

"Creemos que hay futuro para la logística en Paraguay. Vamos a terminar el ejercicio con este depósito prácticamente colmado, lo que nos va a llevar a construir otro en 2016", anunció Carriquiry.

El 50% del crecimiento paraguayo actual se explica por los servicios. El boom edilicio del país y las mejoras en la formalización de la economía fueron aprovechadas por Limport, que comenzó a ofercer limpieza y mantenimiento en Paraguay en 2013. "Vimos que había un nicho de mercado que no estaba siendo atendido por nadie", explicó Neber Travieso, gerente general de la filial paraguaya. "El país está como Uruguay hace 15 años, se está desarrollando con infraestructura nueva, está formalizando los servicios y las empresas locales no dan abasto con la demanda", indicó Travieso.

Para diferenciarse, la compañía introdujo servicios con máquinas de vidrio de altura, lo que evita colgar al trabajador del techo y mejora la seguridad. Innovando y agregando valor, las empresas uruguayas se hacen su lugar.

El estudio Gómez Platero desembarcó en Paraguay en 2005 de la mano de grupo Vierci, con proyectos de supermercados y shoppings. "Nos contactaron por nuestra experiencia en ese negocio", dijo Martín Gómez Platero. Las buenas referencias del estudio acercaron otros clientes paraguayos para proyectos de hotelería, vivienda y oficinas en Asunción, Ciudad del Este y Encarnación.

El estudio no tiene oficinas en Paraguay, pero sigue el pulso de los negocios. "En infraestructura hay mucho por hacer, el gobierno quiere hacer un shock de obras muy fuerte que dará un envión a la economía. Tenemos un poco más de paño", estimó Gómez Platero.

La franquicia para plantar bandera.

Algunas marcas uruguayas ingresan a Paraguay bajo la modalidad de franquicia. La Spezia busca seguir ese camino para internacionalizarse. Por eso, está participando en ferias de franquicias en Paraguay, donde saca a relucir que es la única marca del rubro pastas con 24 locales en supermercados uruguayos. "La escala es muy manejable, es un mercado muy similar, con estructuras parecidas, donde además se comparten en algunos casos hasta inversionistas", destacó el director de La Spezia y vicepresidente de la Cámara de Franquicias del Uruguay, Ismael Speranza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)