NEGOCIOS

El streaming de Disney da comienzo a una nueva era

Como parte de su anuncio, la firma que también posee ESPN y Pixar, haría un fuerte gasto en programación original para su servicio de entretenimiento

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Pixar/Disney

Un estampido sónico produjo Disney en Hollywood al revelar sus planes para iniciar dos servicios al estilo Netflix. Por primera vez en la era del streaming, la mayor compañía de medios del mundo decidió que abrazar un nuevo modelo de negocio era más importante que aferrarse al actual.

La decisión de Disney de alinearse mejor con las tendencias de consumo —considerado «un giro raro e impresionante» por RBC Capital Markets— resonó de inmediato en la industria del entretenimiento. Los canales de cable de Disney, que incluyen a ESPN, se han visto durante mucho tiempo como la razón por la que muchos espectadores se abstenían de cortar el servicio de televisión para abonados por completo. Si Disney estuviera entrando con todo en el negocio de streaming, el impacto sería sentido por casi todas las compañías de televisión y operadores de cable.

Como parte de su anuncio el martes 8, Disney dijo que haría un fuerte gasto en programación original para su servicio de streaming de entretenimiento y sacaría las futuras películas de Disney y Pixar de Netflix. Eso hizo que las acciones de Netflix bajaran.

Las preguntas parecían ser: ¿cómo se manejaría Netflix, incluso con su ventaja inicial en términos de audiencia y alcance, sin el poderoso ratón? ¿La inmersión de Disney en el streaming alentaría a Discovery y Viacom a hacer lo mismo, intensificando la competencia? ¿Y los espectadores que quieren evitar las suscripciones de cable tradicionales eventualmente se verán abrumados por la gran cantidad de servicios de streaming que tendrían que combinar?

Al día siguiente del anuncio, mientras los analistas y los inveresores buscaban respuestas, surgieron pocas respuestas firmes. En un reporte, Doug Creutz, analista de Cowen and Co., resumió que los planes de streaming de Disney empujarán «agresivamente» el negocio de contenido tradicional «a terra incognita», especialmente para el cine y la televisión.

Subrayando la incertidumbre, las acciones de Disney disminuyeron más de 4% el miércoles 9. Los inversores de Disney también pueden estar preocupados por el enorme gasto que se necesitará para construir dos servicios de streaming. Algunos pueden haberse sentido abrumados por los planes de la compañía o pueden haber pensado que la decisión llegó demasiado tarde. Pero la mayoría de los analistas aplaudieron el movimiento de la compañía.

«Lo que Disney está haciendo es de gran importancia en términos de probar cosas nuevas, y no creo que tenga respuestas a algunas de estas preguntas, incluyendo lo que costará el servicio"» dijo Michael Vorhaus, presidente de Magid Advisors, una consultora de medios de comunicación y video digital. «Pero claramente no es el fin de la televisión lineal. No es el fin de Netflix», aseguró. (Fuente The New York Times)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)