EMPRENDEDURISMO

Startup que convierte quejas en ganancias

La chilena Wholemeaning desembarcó en Silicon Valley, busca inversionistas y amplía productos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Agilidad, El software procesa unos 100.000 mensajes de clientes por minuto. (Foto: Google Images)

Wholemeaning es el emprendimiento de cuatro chilenos que, mediante sofisticados algoritmos, puede procesar reclamos o mensajes de clientes hacia las empresas a la velocidad récord de 100.000 por minuto.

Para ello, los socios desarrollaron un sofisticado software que puede "entender lo que lee", ya sea un mensaje escrito (correo, Twitter, WhatsApp), o la transcripción de una llamada telefónica. Todo esto reviste una complejidad enorme, pues debe ser capaz de "traducir" de manera correcta modismos, ironías, errores ortográficos, sintácticos y gramaticales de las personas, y entender el "contexto" de los datos.

El software es capaz de entregar con más de 90% de precisión la información ya procesada a una empresa, para que comprenda el requerimiento, consulta o queja.

Dado el tipo de producto, el foco está en el servicio al cliente, asesorando a empresas del área telecomunicaciones, aerolíneas y banca, a quienes entregan tres tipos de servicios: reportes ejecutivos en tiempo real y categorizados bajo diversos parámetros, desde explicar el reclamo concreto, el nivel de enojo del cliente y el rato de espera al teléfono; servicios de "ruteo" y derivación automática del reclamo a la sección o persona que corresponda dentro de la organización, o bien resolver el problema de manera automática (en la web si es posible); y entregar alertas sobre clientes en riesgo.

Aunque Wholemeaning nació en Chile, rápidamente saltó a EE.UU. En Berkeley ganó un concurso entre varias startup, lo que le permitió postularse a la aceleradora Alchemist, de Silicon Valley. Y bajo este paraguas que selecciona negocios exitosos, tendrán el 24 de septiembre una ronda ante inversionistas, donde expondrán en siete minutos su plan de negocios. Será su vitrina para sumar inversionistas, venture capital.

En todo caso, los socios ya han captado el interés de inversionistas chilenos, bajo un esquema poco conocido en Chile, pero muy usado en EE.UU.: las "notas convertibles", un instrumento que en la práctica es una deuda convertible en capital. Es un paso previo a convertirse en socio con acciones, y se usa frecuentemente cuando aún no hay una valorización de una compañía que permita asignar un porcentaje al inversor, de acuerdo con el monto de capital que colocó.

El instrumento asegura así a este inversor que accederá a las acciones una vez que estas se emitan y tengan un precio de mercado. El atractivo para estos primeros inversores es que acceden con un descuento en el precio. Con este sistema, en 2014, levantaron US$ 500.000 de tres nuevos inversionistas, entre ellos el exministro Pedro Pablo Errázuriz.

El plan de negocios de Wholemeaning incluye extender los servicios a nuevas áreas: una aplicación para transar acciones y otra para medir el clima laboral.

Hoy Wholemeaning tiene su oficina matriz en Palo Alto, EE.UU., y una oficina en Santiago, donde está el equipo de programadores y lingüistas. La firma maneja una cartera de clientes confidencial, que incluye a grandes bancos, firmas de telecomunicaciones y una de las mayores cadenas de comida rápida del mundo.

El objetivo es llegar a una valorización de la compañía de US$ 25 millones y ventas por US$ 150.000 mensuales. Además proyecta poder salir a bolsa en EE.UU. (En base a El Mercurio / GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados