Innovación

La startup argentina MyKeego traerá su modelo de carsharing a Uruguay

La empresa abrirá en marzo de 2021 y sus autos se podrán utilizar por minuto, hora o día sin límite de tiempo ni kilómetros

MyKeego, carsharing
Uso. Los autos se toman y se dejan en "estaciones" pre establecidas. (Foto: Gentileza MyKeego)

Un nuevo modelo de carsharing o autos compartidos llegará a Uruguay en 2021 de la mano de la empresa argentina MyKeego. Permitirá alquilar un auto mediante una app, usarlo sin límites, dejarlo en un punto y pagar online.

La compañía fue creada en 2018 en Buenos Aires por los hermanos Rodrigo y Gerónimo Pérez Terra. Cuenta con una flota de unos 50 vehículos de cuatro modelos de la marca Ford (Ka Manual, Ka Freestyle AT, Ecosport Titanium AT y Ranger Limited), con la que cerró un acuerdo en diciembre del año pasado.

Según comentó Rodrigo, si bien debieron «frenar» el negocio por las restricciones de circulación en Argentina por la pandemia de coronavirus, tras retomar la actividad en agosto volvieron a crecer. «La digitalización llegó a la movilidad y nosotros sin querer estuvimos adelantados con una aplicación para que las personas puedan acceder a varios vehículos sin tener contacto con otras personas y con un servicio 24/7. A diferencia de las rentadoras de autos, cuyo modelo de negocio apuntaba al turismo de extranjero, nosotros desde el comienzo nos dedicamos al cliente local que vive en el día a día. Entonces, nos agarró preparados para este cambio», argumentó el cofundador.

Previo a la pandemia, la empresa registraba un 35% de ocupación dentro de las 24 horas y hacía unos 650 viajes mensuales. Ahora, por el ritmo de crecimiento, proyectan que en noviembre superarán esas cifras.

Rodrigo y Gerónimo Pérez Terra, fundadores de MyKeego
Socios. Los hermanos Rodrigo y Gerónimo Pérez Terra, fundaron MyKeeg en 2018. (Foto: Gentileza MyKeego)

La forma de uso es sencilla. Se debe descargar la aplicación -disponible para Android en Google Play o iOS en AppStore-, registrarse y elegir entre alguno de los modelos disponibles. Luego, ver en el mapa dónde está ubicado y, al llegar, escanear el código QR que tiene el auto. Esto permite abrirlo y acceder a las llaves en la guantera. El modelo no admite reservas previas; el uso es en el momento. También es ilimitado, sin restricciones de kilometraje y, una vez culminado, se debe dejar el auto en los puntos disponibles. Se deposita la llave en la guantera, se cierra el vehículo y concluye el contrato. Esto dispara el pago y factura, que llega por mail.

La seguridad es uno de los puntos clave de este negocio. Por ello, el registro requiere datos como el documento de identidad, tarjeta de crédito, una selfie para que, mediante software de inteligencia artificial, se crucen datos biométricos de la cara con la foto del documento. También se mapea cómo es el diseño de los documentos y así se detecta con inteligencia artificial si están adulterados digital o físicamente. En tanto, como se trata de una comunidad, es el cliente el que chequea el auto. Para ello cuenta con una funcionalidad en la app para sacar fotos y escribir detalles. «Además, se desinfecta entre uso y uso y tres veces por semana nuestro equipo de calle chequea el estado de cada auto», dijo Rodrigo.

Nuevo Mercado

El desembarco en Uruguay se hará en marzo del año próximo bajo el modelo de franquicias que los emprendedores lanzaron este año para consolidar su expansión, tanto en las provincias de Argentina como en otros países. La empresa brinda la tecnología y se asocia con un socio que ya esté en el rubro, como rentadoras de autos. Así será en Uruguay, aseguró el socio de MyKeego. «En estos días estaremos definiendo cuál será y definiendo otros detalles. Por ejemplo, si logramos el acuerdo con Ford como lo tenemos en Argentina, porque la idea es que sea con sus vehículos», dijo.

MyKeego, carsharing
MyKeego. Cada auto se desbloquea en el momento mediante un código QR. (Foto: Gentileza MyKeego)

A diferencia de Argentina, en Uruguay comenzarán solo con autos compactos. Ofrecerán tres tarifas: por minuto (de 0 al 37 por US$ 0,19 cada uno), de ahí en más por hora (US$ 7) y, al pasar las cinco horas por día, entre US$ 30 y US$ 35.

Aplicarán el mismo sistema de estaciones definidas donde dejar y levantar los vehículos porque, a entender del socio, la modalidad de levantarlos en cualquier punto en la calle (free flouting) «capta usuarios de viajes cortos y no lo vemos aplicable al mercado de Latinoamérica por el momento».

Según Pérez, los puntos elegidos dependerán de las alianzas que consigan. En Buenos Aires, tienen acuerdos con cocheras privadas, teatros, hipódromos, estaciones de servicio y hoteles. «Lo importante es que sea un valor agregado para ambas partes», afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados