MAARKETING DEPORTIVO

Serena Williams: la reina del court asciende posiciones en los negocios

Icono del tenis mundial, la actual número 10 del ránking de la WTA destaca como una figura prominente en el mundo inversor, donde quiere iniciar un cambio: darle voz —y capital— a emprendedoras afroamericanas.

Serena Williams
Serena Williams. La tenista tiene un portafolio de inversión con una treintena de empresas. 

Los números de Serena Williams simplemente abruman. A sus 37 años ha conquistado la gloria tantas veces como pocas tenistas —o quizás como ninguna— lo han hecho en la historia: su contundente foja de servicios consta de 39 títulos de Grand Slam (23 de ellos individuales) y 74 trofeos (entre torneos de singles y de dobles) de la Asociación Femenina de Tenis.

Su performance y personalidad la han encumbrado como un icono femenino para las marcas, desde Nike, Gatorade y Wilson a JP Morgan, Beats y Audemars Piguet, entre otras.

Los contratos publicitarios son, por lejos, su principal fuente de ingresos. El vínculo ni siquiera se resintió cuando, en septiembre del año pasado, se enzarzó en una bochornosa discusión con el juez de silla en la final del US Open, molesta por un cobro que creyó injusto. Serena perdió en la cancha pero continuó ganando en la tanda. Entre trofeos y avisos publicitarios, Serena ha amasado una fortuna superior a los US$ 150 millones.

El patrimonio de la tenista supera los US$ 150 millones. Los contratos de publicidad con varias marcas son su principal fuente de ingresos.

Contra los prejuicios

Pero, la de campeona arrolladora del tenis (si bien hoy es décima en el ranking) es apenas la faceta más conocida de Williams. Lejos del circuito tenístico, Serena está cultivando intereses en Silicon Valley. Casada desde 2017 con el cofundador de la red social Reddit, Alexis Ohanian (con quien tiene una hija) y amiga de la jefa de Operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, Serena se ha acercado al ecosistema startup.

En mayo pasado, se oficializó su ingreso al consejo directivo de la compañía especializada en marketing SurveyMonkey, donde además tiene acciones.

Esta no es una jugada aislada, su portafolio de inversiones concentra unas 30 empresas.

"hay muchos afroamericanos con grandes ideas pero son ignorados por el color de piel".

Serena Williams
Serena Williams

En entrevistas, la tenista señala a su padre, Richard, como el responsable de incentivar su veta empresarial. Con 14 años Serena negoció junto a su padre su primer contrato con Puma. «Quería que conociera los entresijos de los negocios para comprender cómo funcionan las cosas y cómo tener éxito en los negocios», recordó.

Hoy, en su madurez, Serena quiere extender su rol inversor financiando a otras mujeres. Explica que las emprendedoras acceden a menos del 2% del volumen de capital que los inversores ángeles colocan cada año sobre la mesa para el desarrollo de startups. Williams quiere ser un factor de cambio. «Si puedo presentar estas mujeres con grandes empresas a otras personas, siento que podemos hacer más de ruido», dijo a la revista Adweek. El problema para los emprendedoras, agregó, suma una arista racial: «hay muchos afroamericanos con grandes ideas pero son ignorados por el color de piel».

Más allá de acercar brechas, Williams tiene claro qué busca en sus socios de negocio: los inversores deben tener buenas credenciales, mientras que una startup debe probar que tiene un buen producto. «Nunca hago algo si no creo realmente en el producto», definió.

Dentro y fuera del court, Serena va por más. De eso habla en el último spot que grabó para Nike.

El spot "Dream crazier" de Nike.
El spot "Dream crazier", de Nike

La pieza, estrenada en la tanda de los premios Oscar, retrata diversos momentos en los que una mujer fue tildada de «loca», «histérica», o «llorona» por buscar la igualdad de sus derechos en el deporte. La tenista incluye su historia: «Ganar 23 Grand Slams, tener un bebé y luego volver por más: loca, loca y loca». Y, con una música épica de fondo, concluye desafiante: «Si quieren llamarnos locas, está bien, mostrémosles lo que las locas pueden hacer». 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)