R.R.H.H.

Scotiabank: «Hoy casi no existe rotación de personal en los bancos»

La gerente de Capital Humano de esa institución financiera habló sobre la integración del Discount y la retención del talento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Brignoni. Buenas prácticas y escuchar a la gente es clave para el clima laboral. (Foto: Ariel Colmegna)

María Fernanda Brignoni tiene varias misiones como gerente de Capital Humano y Responsabilidad Social Empresaria de Scotiabank en Uruguay: crear un clima laboral satisfactorio para 700 empleados; inyectar savia nueva a la institución (se han sumado 40 pasantes) y «uruguayizar» directivas que bajan de la casa matriz en Toronto.

Al inicio de su etapa en el banco, hace poco más de dos años, tuvo que liderar el cambio cultural derivado de la compra del NBC por parte del banco canadiense. La tarea no le era desconocida ya que participó de un proceso similar entre Heritage y Lloyds. La compra del Discount por parte de Scotiabank, anunciada en diciembre, la vuelve a colocar al frente de la adaptación de dos plantillas con perfiles diferentes. Que el promedio de edad en Scotiabank sea de 49 años y en el Discount ronde los 40 propicia un «buen mix», opinó.

Brignoni habló con El Empresario sobre cómo crear buenos climas de trabajo y aclaró que «hoy no existe casi rotación en los bancos», al referirse a un nudo habitual en el mercado laboral. Aquí un resumen de la charla.

—¿Con qué desafíos se encontró al liderar la transición del exNBC al Scotiabank?

—Ingresé al banco cuando ya había sido adquirido por Scotiabank. El desafío que tenía profesionalmente era intentar adaptar las prácticas y políticas de RR.HH. ya instauradas a nivel mundial en Scotiabank y traerlas a Uruguay. A los 15 días de haber llegado al banco me fui a un entrenamiento en Toronto para vivir in situ estas prácticas y políticas. El gran reto que tenemos es seguir implementándolas no solo a nivel de RR.HH. sino de todos los estándares establecidos en el banco respecto a servicio al cliente, estándares de crédito, riesgo y cumplimiento.

—La casa matriz (Toronto) ha sido destacada por Great Place To Work (GPTW) como uno de los mejores lugares para trabajar en Canadá. ¿Qué hace a una buena cultura laboral?

—Cuando GPTW indaga cuáles son las características de la organización no solo tiene en cuenta las prácticas que lleva adelante, sino que también le pregunta a la gente, que es quien además valora a la empresa como una de las mejores para trabajar.

—¿Qué implica ese concepto?

—Para mí significa tener desafíos profesionales, ser feliz en el lugar donde estás. Personalmente eso es lo que me atrae y lo que me parece un desafío para poder desarrollar en Uruguay: hacer de esta organización un mejor lugar para trabajar, que la gente se sienta feliz y cómoda con lo que hace. Personalmente, me siento así y mi historia laboral la fui creando de ese modo.

—¿Cómo afecta la pérdida de talento a los bancos?

—El talento lo perdés cuando la persona no necesariamente se va físicamente de la empresa sino cuando no tiene desafíos profesionales, no se siente valorado o cómodo en el lugar donde trabaja y, entonces, se va antes del compromiso mentalmente. También en cuanto el mercado se empieza a hacer más dinámico, hay gente que puede dejar la organización para tener mejores oportunidades. Por otro lado, exportamos talento, muchos de nosotros recibimos propuestas para trabajar en el exterior (para Scotiabank) y si estás dispuesto a hacer carrera en otro país es una buenísima oportunidad.

—El banco anunció la compra del Discount. ¿Cómo será la integración de ambas culturas?

—En lo que tiene que ver con la integración, somos 700 empleados, ellos son 270. Recién a fin de febrero se presentó el papeleo formal tanto en el Banco Central como en el Ministerio de Economía. Eso nos permite terminar con la parte más formal de la integración y enfocarnos ahora en los próximos seis, nueve meses que nos pueda llevar la aprobación de este deal, trabajar con la gente de las dos instituciones en construir este proceso donde es importante conocer a cada uno de los empleados de Discount Bank y realizar jornadas de integración. Estuvimos analizando la plantilla y a priori entendemos que tanto en cargos como en personas que integran la organización vamos a poder hacer una buena mezcla.

—¿Cuánto estiman que llevará la adaptación?

—El banco tiene mucha experiencia en proyectos de adquisición y tiene metodología muy buena, y entendemos que el proceso va a llevar un año y medio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados