EJECUTIVOS

Resiliencia, innovación y éxito en el America Business Forum

Ocho figuras destacadas del mundo de los negocios, los medios de comunicación y el deporte convocaron a miles  de ejecutivos, al evento que desde Punta del Este busca convertirse en una cumbre de referencia en la región 

Encuentro. El Centro de Convenciones de Punta del Este recibió a destacadas personalidades de los negocios y otras disciplinas.
Encuentro. El Centro de Convenciones de Punta del Este recibió a destacadas personalidades de los negocios y otras disciplinas.

Perfiles diversos con puntos comunes en sus vidas: perseverancia, liderazgo, innovación y éxito. Para escuchar a estas figuras destacadas en negocios, medios de comunicación y deporte se congregaron el viernes miles de personas en el Centro de Convenciones de Punta del Este, convocadas por el America Business Forum.

El boxeador Sergio «Maravilla» Martínez, que llegó a ser campeón mundial de peso mediano y peso superwélter, compartió los aprendizajes que le dio su carrera sobre manejo de emociones.

Gabriel Batistuta, el delantero que marcó una era en el fútbol argentino y europeo en los 90, se sinceró sobre su rol como líder y sobre cómo le costó disfrutar del éxito en la cancha.

La actriz, cantante y diseñadora uruguaya Natalia Oreiro dio un discurso propio de una filosofía de vida sencilla y alejada del egocentrismo que podría cosechar su triunfo en mercados tan remotos como el ruso. Fue una suerte de contrapeso al testimonio de la española Eva Hughes, exdirectora de Vogue Latinoamérica y exCEO de Condé Nast (que edita GQ y Vanity Fair).

Darío Turovelzky, vicepresidente senior de contenidos globales de Viacom (detrás de marcas como MTV, Commedy Central, Paramount Channel, Nickelodeon y Telefé) habló con actitud positiva sobre el desafío de la disrupción en su industria.

Scott Ferguson, CEO global de la World Trade Centers Association, reflexionó sobre cómo dar con un modelo de negocios adecuado y el argentino Francisco De Narváez aportó su perspectiva sobre negociación y toma de decisiones. Las palabras más esperadas fueron las de Sophia, la primera robot ciudadana. No parecieron colmar las altas expectativas del auditorio, pero son antesala de un futuro más tecnológico, incierto e incómodo.

Francisco de Narváez
Francisco de Narváez

Para este empresario argentino, el éxito es el resultado del «promedio de buenas decisiones» que se toman. Sostuvo que para conducir sus negocios prefiere «tener la menor información posible», ya que «liderar es esencialmente hacer preguntas, tener dudas» y el instinto también juega un papel importante, «porque permite innovar, aprender». Cuando recibe en su oficina a los empleados (a quienes llama «colaboradores»), suele darles un minuto para que expresen sus ideas, para que vayan al punto. Y dijo tener una «buena relación con el sindicalismo». «Calculo que si hay robots sindicalistas nos llevaremos bien también», aventuró.

Eva Hughes
Eva Hughes

«Hagas lo que hagas, házlo con respeto a ti mismo y con respeto a los demás. Y deja un legado, una huella. Que nadie se olvide de ti», recomendó Hughes. Relató que, aunque lidió con muchos prejuicios, no permitió que el miedo la paralizara. La curiosidad y no limitarse solo a escribir o dirigir la llevaron a «aprender muchísimo». Seguir la inspiración fue otro de los consejos de Hughes. «A veces (la inspiración) viene a las 4 de la mañana o un domingo. Cuando estás en algo creativo y te gusta lo que hacés, ¿por qué dejar de trabajar fuera del horario de trabajo?», sentenció. A su juicio, lo importante es alcanzar un «balance» personal.

Robot Sophia
Sophia

La primera robot ciudadana del mundo está preocupada por el cambio climático y mostró su interés por el empoderamiento femenino, por lo que trabaja para que «más mujeres y niñas» se dediquen a la robótica. Al ser consultada sobre si elegiría a Vladimir Putin o Donald Trump, fue esquiva: «¿Por qué mejor no le preguntas a Siri o Alexa?». Sí contestó sobre Venezuela: «Está atravesando una situación muy delicada, espero encuentren una solución pacífica». Opinó que los robots no deben competir con los humanos en el mundo del trabajo sino complementar tareas y que en el plano personal deberían «poder casarse» unos con otros.

Scott Ferguson, WTCA
Scott Ferguson

«Con el paso de las décadas nos dimos cuenta que para ser exitosos en las ciudades y para ser realmente innovadores necesitábamos que el WTC en la ciudad pueda decidir cómo van a operar y qué modelo de negocios van a usar», reveló el ejecutivo. Algunos de sus complejos en el mundo se enfocan en conferencias y convenciones, otros se especializan en intercambios comerciales o son zonas francas, por ejemplo. La asociación fue «resiliente» ante el trágico atentado del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y redobló esfuerzos para seguir acercando ciudades a través de los negocios y hacer crecer la confianza a través de las fronteras.

Sergio "Maravilla" Martínez
Sergio "Maravilla" Martínez

«Juego al fútbol con mi madre y voy con la plancha. No me gusta para nada perder», bromeó el famoso boxeador que trazó su camino al éxito «pasito a pasito, semana a semana». «Es muy difícil hacer una planificación a cinco años. Es imposible planificar ser campeón mundial, eso es a más de 10 años», explicó. Y se refirió a la importancia de atender las emociones: «La crisis más grande es la de estado de ánimo. Podés ser un trabajador muy talentoso, pero si no tenés bien tu ánimo estás al horno». Agregó que en los negocios como en el boxeo «el que se enoja pierde», «hay que ser frío, calculador» y «están prohibidos los impulsos».

Darío Turovelzky
Darío Turovelzky

«Insistir, persistir y resistir». Esas palabras talladas en tres piedras en la oficina de un productor las tomó como tríada en su vida y ahora se enfrenta a un gran desafío: «Ir más allá del encendido de la TV», para trabajar de forma integrada en todas las plataformas (sea TV abierta, cable o digital). «Las fronteras entre ellas ya están todas cruzadas. Tenemos que ver este ecosistema y hacer contenido para que se replique», incluso trabajando junto a Netflix. «¿No hay un vínculo emocional con las princesas de Disney o con Star Wars? Recontra hay. Tenemos que generar contenidos con vínculo emocional para chicos y adultos», afirmó.

Gabriel Batistuta
Gabriel Batistuta

«Si pateaba fuerte al arco con el empeine sabía que iba a ser gol, entonces probaba cosas nuevas. Así fui mejorando», explicó el ídolo para ponderar la innovación. También se refirió a su incomodidad con el liderazgo: «No disfruté tanto ser líder porque yo consideraba que todos tenemos la posibilidad de serlo. Pero esa teoría no siempre funciona», agregó. Explicó que al ser líder «te convertís en responsable de ganar, de perder, pero éramos 22 y eso cansa». Por esa razón, aseguró que «nunca» se divirtió en una cancha de fútbol en su trayectoria profesional: «Era feliz cuando los otros tenían ventaja. Eso me estimulaba».

Natalia Oreiro
Natalia Oreiro

"No me considero una persona capaz para ser empresaria», dijo. En su marca de indumentaria Las Oreiro, ese rol lo ocupa su hermana, pero aún así se refirió a cómo toma decisiones y maneja sus proyectos como artista. Cree mucho en la intuición y en que el talento cuenta, «pero más importante es lo que uno hace con él», por lo que «hay que salir a buscar oportunidades». Por eso, afirmó que su principal cualidad es «la perseverancia». Dijo que para ella el dinero es un medio y no un valor en sí mismo y recibió un fuerte aplauso cuando dio su definición de éxito: «Es poder acostarme y dormir tranquila de que no cagué a nadie».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)