ENFOQUE

Los remates judiciales están al alza por suba de la morosidad

La actividad del rematador público Assad Hajjoul muestra síntomas de aceleración tras registrar un crecimiento en 2017.

Assad Hajjoul,
La cantidad de remates judiciales en el último año creció entre un 15 y 20 por ciento respecto a 2016, dijo Assad Hajjoul,

Con actividad desde el año 2003, Assad ha registrado un permanente crecimiento profesional, con el objetivo de lograr una posición destacada, sobre todo en los remates del Poder Judicial. Actualmente forma parte del grupo de los 10 profesionales que captan el 80% de los remates judiciales, según comenta con entusiasmo Assad,

Bajo el impulso de sus conocimientos, capacidad de trabajo y talento, Assad rápidamente cumplió con sus expectativas de posicionamiento y crecimiento. Además hizo de la confianza, la transparencia y la responsabilidad sus principales valores al momento de cumplir su tarea cotidiana. Así, día a día, fue cimentando el ejercicio de su actividad profesional, que hoy está asociada a los remates judiciales. En ese sentido, el martillero comparte su visión acerca del funcionamiento del Poder Judicial.

«El conflicto (laboral) que afrontó el Poder Judicial durante los últimos dos años obviamente entorpeció su normal funcionamiento ya que perjudicó la dinámica jurídica durante demasiado tiempo, aunque hay que destacar la independencia de la justicia y el garantismo procesal que existe para todas las partes, en el marco de un Estado de Derecho», sostuvo Assad. También hizo especial énfasis en la labor de los funcionarios judiciales que, «arrastrando un conflicto laboral por tanto tiempo, de todos modos llevaron adelante su trabajo de la mejor forma posible».

A propósito de la modernización del Poder Judicial, indicó que es preciso incrementar el presupuesto con mayores montos para las inversiones en infraestructura y en la incorporación de tecnología de punta. «Sería bueno ya contar con los expedientes judiciales 100% digitalizados», afirmó.

La tecnología aplicada a la justicia permite que el proceso «sea más ágil» sin afectar las garantías que deben tener las partes. «Una justicia más rápida y eficiente es mejor para todos a la hora de solucionar un conflicto», indicó el martillero.

Por el momento descarta la eventual posibilidad de realizar remates judiciales a distancia, tal como se han instrumentado en el sector ganadero. «En su esencia el remate judicial es presencial, porque se debe firmar el acta y entregar la seña en el mismo acto», apuntó Assad.

MOROSIDAD

Para el rematador, el nivel de morosidad de las empresas y las familias en el cumplimiento de sus obligaciones ha ido en aumento en los últimos años y «se va a mantener al alza durante los próximos años».

Según datos que dispone Assad, la cantidad de remates judiciales en el último año creció entre un 15 y 20% respecto a 2016.

«Por el volumen de los expedientes judiciales como resultado del impago de tarjetas de crédito, incumplimientos de créditos al consumo, tasaciones por ejecución de hipotecas y la cantidad de concordatos presentados, es notorio que la actividad del Poder Judicial está en aumento, aunque nuestra intervención se puede dar luego de dos años de proceso judicial», indicó.

«Existe un enlentecimiento de la actividad empresarial que, con el tiempo, determina una posible ruptura de la cadena de pagos en algún momento», estimó el rematador.

Assad dijo que «muchas empresas han cerrado sus puertas» en los últimos años, mientras que «hay otras que están analizando cerrar porque a mediano o largo plazo los empresarios estiman que van a dejar de ser rentables y no se quieren endeudar o bien han tomado un crédito que no pueden hacer frente».

INMUEBLES

Sobre los inmuebles rematados judicialmente, Assad dijo que «se consiguen buenos negocios, sobre todo, antes de cada feria judicial y próximo a los feriados».

Con respecto a los valores de los inmuebles, sostuvo que «se puede estar un 20% arriba del mercado —cuando la propiedad es de mayor categoría a la oferta promedio publicada en el Gallito por ejemplo— hasta alcanzar un 30% abajo».

La tónica de las propiedades rematadas «está dada por la constante valorización del metro cuadrado, por el aumento de los costos en la industria de la construcción y a la vez la inversión en inmuebles está muy asociada a la seguridad».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)