NEGOCIOS

Recursos tecnológicos, la nueva estrategia del negocio de los recitales

Las imágenes en 3D y los hologramas son protagonistas de los espectáculos.

U2. La banda, al igual que Coldplay, Bruno Mars y Ed Sheeran se presentó La Plata.
U2. La banda, al igual que Coldplay, Bruno Mars y Ed Sheeran se presentó La Plata.

Más allá del crecimiento del negocio del streaming y del uso de dispositivos móviles para el consumo de contenidos, los espectáculos en vivo siguen siendo uno de los pilares centrales de la industria de la música a nivel global. Desde conciertos en pequeños teatros hasta grandes festivales internacionales integran el conjunto de espectáculos musicales que, año tras año, buscan renovarse para mantener su público y convocar nuevos seguidores.

A la hora de evaluar tendencias, EE.UU. es un referente. Solo en ese país, según estimaciones de PwC para 2017, la industria de la música moviliza US$ 17.200 millones por año, y un 55% de ese volumen corresponde a los recitales en vivo.

La mayor parte de los ingresos de este rubro, según coinciden en las productoras, se obtienen por la venta de entradas. Si bien las cifras varían según el espectáculo y el artista, se estima que este factor representa el 80% del negocio de los recitales, mientras que el 20% llega por patrocinios o auspicios de marcas que buscan asociar su nombre a grandes festivales o eventos masivos.

La actividad también genera ingresos para los titulares de los estadios o sedes que albergan los shows. Tal es el caso de la provincia de Buenos Aires, que verá ingresos este año por más de US$ 20 millones, por los recitales realizados en el estadio Único de La Plata, que tiene capacidad para 53.000 espectadores y que recibió, entre otros grupos y artistas, a U2, Coldplay, Ed Sheeran y Bruno Mars.

Además de grandes sumas de dinero, los shows en el imponente predio le otorgan al municipio un importante movimiento turístico, que se ve reflejado en sus números de gastronomía, hotelería y transporte. Según datos a los que pudo acceder La Nación, todos estos componentes aportarán, en 2017, más de US$ 20 millones, que se destinan a la Agencia Platense de Recaudación.

En este escenario, los productores y escenógrafos de los grandes recitales apuestan por la tecnología como herramienta para renovar la propuesta de los shows. Elementos de realidad aumentada durante los conciertos, imágenes en 3D y hologramas son algunas de las propuestas que la industria prueba para enriquecer la puesta en escena y hacerla más inmersiva para el público, ampliar la escenografía, simular la participación de artistas en un determinado evento o llevar la experiencia del recital al hogar a través de una pantalla.

El proceso de venta de las entradas de grandes recitales es fundamental. En el contexto económico actual, las productoras buscan anticipar el mayor tiempo posible el anuncio de sus shows, para prolongar el plazo de venta de entradas. Además de permitir mayor planificación para el público, esto permite a los realizadores facturar por anticipado.

Así, se cubren de un posible salto en el tipo de cambio (por lo general, los pagos son dolarizados) y, además, se hacen de fondos frescos para reinvertir en otros productos o activos en los meses previos a un recital.

En este contexto, desde las productoras reconocen que una posibilidad que cambiaría el escenario para la industria es adoptar esquemas de precios flexibles. Hoy, más allá de iniciativas promocionales como preventas, cupos anticipados o los llamados early birds, los valores de las entradas suelen mantenerse sin cambios, independientemente de que falten varios meses o pocos días para un show. La iniciativa que algunos analizan es que, como ocurre con los pasajes de avión, los precios fluctúen dependiendo de la fecha o la demanda que tenga un show.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)