After Work

Recetas de panes para ir a la cocina

Alejandro Sequeira y Martín Sommaruga son los autores de Panes y masas en Uruguay, un libro de Ediciones de la Plaza.

Pan
Recetario. El libro incluye recetas de panes tradicionales y no tanto de otros países. 

«Hacer pan no es complicado, tampoco un capricho gourmet, es cultura», puntualiza Alejandro Sequeira. «Quisimos contagiar lo que nos gusta hacer, elaborar pan en casa», agrega Martín Sommaruga. Ambos son los responsables de Panes y masas en Uruguay, trabajo que lleva el sello de calidad de Ediciones de la Plaza ($ 1.390).

Los autores comparten su oficio como diseñadores gráficos, pero -por suerte para los lectores- también su pasión por elaborar alimentos. En este trabajo maridan recetas, responden interrogantes y también homenajean a reconocidos hacedores de pan.

Gonzalo Zubirí, Pablo Gerequiz, Garní, Juan Erguiz, Laura Rosano, Renato Martinelli, Valeria Irazoque, Adrián Orio, Marcelo Cerminara, Aparna Soni, Virginia Olij y Agustina Rodríguez participan con «recetas invitadas».

«Sumamos a panaderos que admiramos y que nos enriquecieron un recetario que incluye panes tradicionales de Uruguay, pero también de otros lugares», remarca Sommaruga al referirse a preparaciones de países distantes como Japón, Suecia o Ucrania.

Pan de masa madre
Pan de masa madre. La publicación es tanto para quienes ya conocen como hacer este tipo de panes como para principiantes. 

Los autores incluyen también «algunas» preguntas frecuentes, cuyas respuestas enseñan sobre instrumentos, nutrientes, fermentaciones, horneados y un largo etcétera. Parecen cuestiones simples, pero cada receta está pensada y diagramada para fomentar el llevar las manos a la masa e incursionar en la cocina.

«Este es un libro inclusivo y masa madre compatible», asegura Sequeira y subraya que contempla tanto a quienes nunca se animaron a preparar panes como a quienes ya tienen experiencia en su elaboración.

Los afines a la masa madre cuentan con un capítulo especial, con un paso a paso que enseña desde a iniciarla con mezcla de harinas y agua de frutas o con harina blanca.

Las ilustraciones y fotos hacen que este trabajo sea un libro objeto que es posible se venda como pan caliente. A quienes cocinen, los autores solicitan que envíen fotos y, además, desean a sus seguidores buen apetito.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados