REGIÓN

«Quiero reflotar la marca Casa Tía»

Carlos de Narváez dice que el regreso de la cadena de tiendas dependerá de la apertura económica.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
De Narváez. Sus abuelos impusieron la casa de almacenes en la década del 40. (Foto: La Nación / GDA

El desarrollador inmobiliario Carlos de Narváezplanea reflotar la marca Casa Tía —que perteneció a su familia hasta fines de la década del ‘90— y confirmó la llegada al país de las emblemáticas tiendas colombianas Juan Valdez, cuyo café esta semana también desembarcó en Brasil.

Casa Tía nació a mediados del siglo pasado en la República Checa y llegó a Argentina de la mano de la familia Steuer —los abuelos de Carlos de Narváez— en la década del 40. En 1999, la cadena fue adquirida por el fondo de inversión The Exxel Group por US$ 630 millones. Los nuevos dueños al poco tiempo decidieron reemplazar a la marca por Norte, que a su vez terminó en manos de Carrefour.

Quince años después el regreso de Casa Tía al mercado argentino se podría concretar de la mano de Al Río, el megaproyecto inmobiliario de 16 hectáreas que lidera Carlos de Narváez con su empresa Ribera Desarrollos, en Vicente López (Buenos Aires).

En Al Río el empresario lleva invertidos US$ 230 millones y proyecta para los próximos tres años desembolsar US$ 250 millones más. «Ya tenemos tres torres de viviendas terminadas, que suman 187 unidades, de los cuales el 95% están vendidas y tenemos 80 departamentos que ya están habitados. El próximo paso es avanzar con el concepto de Al Río ‘Smart City’, para dar a los usuarios servicios centralizados como la telefonía o seguridad. Además estamos lanzando nuevas oficinas, que van a estar terminadas en marzo, En total son 44 unidades que prácticamente ya se vendieron todas.

—¿Cuándo es la inauguración del centro comercial que funcionará dentro de Al Río?

—Estamos avanzando con la primera etapa, con la apertura del Cubo que funcionará como un centro de eventos. Además, Kansas inaugura en unos días. Y en marzo llega un restaurante de Aldo’s y el primer local de la cadena de cafeterías Juan Valdez. Es una marca muy fuerte para nosotros porque hace muchísimos años mi papá, que era el cónsul de Colombia, había traído la marca a la Argentina. Y también estamos en conversaciones con dos compañías automotrices para que traigan una propuesta gastronómica al proyecto. Y tenemos confirmada la apertura de una sede de la Universidad del Siglo XXI.

—¿Analizan volver al negocio de los supermercados o las tiendas minoristas?

—Me encantaría. Con el shopping tengo el proyecto de reflotar Casa Tía, que es una marca que recompré hace unos años. Creo que el nombre de Casa Tía todavía tiene vigencia, porque la gente la conoce, pero también sé que a medida que pasa el tiempo eso se puede ir perdiendo. Igualmente, el regreso de Casa Tía va a depender del proceso de apertura económica. Son propuestas que necesitan una economía más abierta y competitiva. Y estoy convencido que con el paso del tiempo va a llegar un cambio en la economía en este sentido, aunque también hay otros temas que como empresario me preocupan más. (La Nación / GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados