MARKETING DEPORTIVO

La publicidad virtual, el "remedio" para las vacías tribunas de la liga española

La competencia se reanudará a puertas cerradas por el coronavirus y para llenar las gradas utilizará avisos de marcas y tuits de hinchas

Estadios desiertos. Solo un contingente de hasta 197 personas pueden ingresar a los estadios.
Estadios desiertos. Solo un contingente de hasta 197 personas pueden ingresar a los estadios. (Foto: EFE)

En un par de semanas y luego de tres meses de pausa por el coronavirus, se reiniciará LaLiga en España. Pero la reanudación del fútbol de Primera División será con poco brillo: las tribunas estarán vacías y apenas un contingente de 197 personas —entre futbolistas, árbitros, dirigentes, fotógrafos y camarógrafos— será habilitado a presenciar los partidos in situ. Aunque impopulares, las medidas procuran asegurar el distanciamiento físico como barrera para frenar el contagio.

Bajo un criterio similar recomenzó la Bundesliga el pasado sábado 16. La imagen de las tribunas desiertas y el silencio atronador apenas interrumpido por las voces de los jugadores y las arengas de los técnicos, le han quitado entusiasmo a lo que usualmente era una fiesta colorida y multitudinaria.

Para matizar esa pálida expresión y de paso contentar a los sponsors, LaLiga prevé mostrar publicidad virtual y mensajes en Twitter de los fanáticos en la imagen de las tribunas.

«Las veces que se han visto partidos a puerta cerrada suena el eco, queda una visión de la grada vacía horrorosa. Estamos trabajando temas bastante modernos, imaginativos», comentó a principios de mes el presidente de LaLiga, Javier Tebas, durante una videoconferencia del Instituto Iberoamericano de Derecho Deportivo, según reportaron los medios españoles.

El plan es exhibir en las gradas la imagen sobreimpresa de los logos de los patrocinadores del torneo, de los clubes y los escudos de los equipos, aunque cuidando que la intervención no sea una molestia para los espectadores, aclaró Tebas.

«También habrá alguna otra cuestión interesante, como que una parte de la publicidad virtual que tenga la grada serán mensajes en Twitter que vayan llegando durante el partido», abundó el directivo.

Las transmisiones podrían incluir nuevos planos, al no haber público

Ante la falta del público, La Bundesliga está poblando las tribunas con hinchas de cartón. El juego entre Borussia Mönchengladbach y Bayer Leverkusen del pasado fin de semana tuvo 13.000 «espectadores». Los fanáticos recortados son obra del grupo de animación Fanprojekt Mönchengladbach, que cobra 19 euros por silueta.

La transmisión de los partidos es otro aspecto de LaLiga que tendrá cambios. «Al no haber público, las realizaciones no tienen por qué ser el mismo plano máster desde el mismo sitio, o los planos de las bandas, detrás de los arcos o los córners... Habrá nuevas visiones con diferentes posiciones de las cámaras», indicó Tebas.

Para revitalizar las tribunas, LaLiga trabaja con EA Sports, firma desarrolladora de videojuegos (entre ellos la saga FIFA), para encontrar una respuesta que rompa con el incómodo silencio en los estadios.

«Al igual que han llegado a nuestras vidas las videoconferencias durante esta crisis, ahora estamos aprendiendo otras cuestiones de realidad virtual, publicidad virtual, mensajes de Twitter... Y a lo mejor algunas de estas cuestiones se quedan en nuestras retransmisiones», señaló Tebas.

Javier Tebas, presidente de La Liga. Foto: Efe.
Javier Tebas, presidente de La Liga. Foto: Efe.

Boletería cerrada

La ausencia de hinchas en los estadios afecta la escenografía del fútbol, pero además las arcas de los clubes.

LaLiga encargó un estudio a comienzos de la crisis sanitaria en el que se proyectaba una pérdida de 130 millones de euros si el campeonato se terminaba de disputar a puertas cerradas. En Alemania, la cifra ronda los 90 millones de euros.

Del total estimado para LaLiga, 88 millones corresponden a la venta de abonos y 41 millones a la colocación de entradas a través de las boleterías. Si se suman otros conceptos de comercialización —como la venta de los restaurantes y las tiendas situados en los estadios en los días de partido— la pérdida alcanza a 300 millones de euros.

LaLiga perdería hasta 300 millones de euros por jugar a puertas cerradas

El impacto de jugar a puertas cerradas varía según el tamaño del club. Los equipos menos poderosos basan sus ingresos en la venta de derechos de televisión, pero en el caso de las instituciones como Real Madrid o Barcelona, tener el estadio vacío puede significar una caída de entre una quinta parte y un tercio de sus ingresos, por contar con coliseos más grandes, taquillas más abultadas y más recaudación por las localidades VIP o las áreas de hospitalidad, dijo a EFE el experto en patrocinio Carlos Cantó, consejero delegado de SPSG Consulting.

Al margen de quién gane el campeonato, por el coronavirus todos los equipos perdieron la «liga» de los negocios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados