NEGOCIOS

Prosegur incorpora cámaras que toman temperatura corporal y detectan uso de tapabocas

La multinacional española suma tecnología de punta para prevenir contagio de coronavirus en empresas y lugares masivos

Infrarrojos. A través de sus sensores, la cámara  puede tomar la temperatura a varias personas en simultáneo y con gran precisión.
Infrarrojos. A través de sus sensores, la cámara puede tomar la temperatura a varias personas en simultáneo y con gran precisión. (Foto: Gentileza Prosegur)

Con la pandemia, las empresas han acentuado su preocupación por la seguridad con foco en la salud de los equipos de trabajo. Ante esa necesidad de las organizaciones, en momentos en que por ejemplo muchas están preparando el regreso al trabajo presencial, Prosegur introdujo en el mercado local cámaras térmicas con sensores especiales que permiten detectar la temperatura de las personas así como si llevan o no tapaboca.

«La particularidad que hemos encontrado en este momento para colaborar con la situación (de pandemia) es la posibilidad de adaptar las cámaras térmicas a una necesidad puntual que se está dando», explicó José Bello, director de Prosegur Seguridad.

Si bien las cámaras térmicas son un recurso de larga data en la industria de la seguridad, estos equipos incluyen una serie de ventajas particulares.

La cámara evita realizar controles individuales de temperatura, lo que es un alivio en organizaciones con plantillas masivas o que registran alto tránsito de personas.

En entradas amplias, de entre dos y nueve metros de ancho, las cámaras pueden medir la temperatura en simultáneo de seis a 12 personas

En locaciones de amplia entrada (por ejemplo, de entre dos y nueve metros de ancho) los dispositivos pueden medir la temperatura en simultáneo de entre seis y 12 personas, comentó Bello.

«Lo que hacemos es setear la temperatura que queremos (establecer como parámetro) y ante cualquier persona que esté fuera de ese marco, vamos a tener una señal sonora o lumínica» de advertencia, detalló.

El sensor de radiación infrarroja tiene una alta precisión; el margen de error es de 0,3 ºC.

Por otra parte, la analítica permite incorporar otras funciones, como detectar si la persona lleva mascarilla o no. A partir de este dato, el sistema puede generar una advertencia que derive en la aplicación de un determinado protocolo de acción por parte de Prosegur.

Además, las cámaras pueden integrarse a cualquier sistema de seguridad, destacó Bello.

A los clientes también les interesa controlar el distanciamiento físico en el trabajo, un aspecto que el sistema puede corroborar y para el que incluso puede emitir alertas.

Por efecto del coronavirus, están surgiendo consultas sobre soluciones contactless (equipadas por ejemplo con tecnología de reconocimiento facial) para marcar la entrada y salida de personal, en reemplazo de dispositivos con teclado o lectores de huella dactilar, agregó Bello.

Interesados

José Bello, director de Prosegur Seguridad.
José Bello, director de Prosegur Seguridad. (Foto: Gentileza Prosegur)

Los ministerios de Salud Pública y del Interior recibieron cámaras de este tipo como una donación de Prosegur y el fabricante de los equipos, la tecnológica china Hikvision, uno de los proveedores con los que trabaja la multinacional española, presente en 26 países.

Empresas de salud, energía y retail ya han mostrado interés en el producto, amplió Bello. Las cámaras, por sus características de monitoreo masivo, son especialmente útiles en centros comerciales, terminales de transporte, sanatorios, fábricas y obras en construcción.

Por un lado, las empresas están apelando a este tipo de soluciones para «mantener la continuidad del negocio, tomando todas las precauciones para tener una detección temprana» de situaciones indeseadas. La tecnología infrarroja también es utilizada en tareas de mantenimiento y como apoyo a los sistemas de seguridad, descartando falsas alarmas.

Otra razón para su adopción es la reducción de costos. «El ecosistema está cambiando y todos están tratando de optimizar», señaló Bello. La buena noticia es que el avance tecnológico devuelve desarrollos de avanzada más accesibles.

En su opinión, «la disrupción que significó esta situación nos va a empujar a que tengamos que cambiar muchos de nuestros hábitos».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados