EN ACCIÓN

«El primer año de gobierno avanzamos; es el momento de apretar el acelerar»

La Confederación de Cámaras Empresariales hace un balance del primer año de gestión del gobierno

Juan Martínez
Juan Martínez, presidente de la Confederación de Cámaras Empresariales (CCE).

.«¿Qué se debe hacer para tener un país mejor?» es la pregunta que cada mañana inspira a Juan Martínez, el nuevo presidente de la Confederación de Cámaras Empresariales (CCE) que reúne a 27 entidades representativas de distintos sectores de actividad del país. «La pandemia es una urgencia sanitaria importante que llegó de forma inesperada, pero es preciso atender otros asuntos que también son fundamentales para el futuro del país», sostuvo el dirigente empresarial.

Con la aprobación de la Ley de Urgencia Consideración y del presupuesto nacional quinquenal, la coalición de gobierno ya definió una hoja de ruta.

«Se estableció una regla fiscal para alcanzar un equilibrio en el gasto público, hay una fuerte apuesta a la eficiencia del Estado, ajustes tributarios a la baja y se busca mejorar la competitividad con las tarifas públicas, así como el decreto que limita ocupaciones de lugares de trabajo de acuerdo con la OIT. Son todos temas alentadores, como la proyectada reforma de la seguridad social donde el objetivo es hacer sostenible el sistema previsional», destacó Martínez.

Sin embargo, el presidente de la CCE señala que aún la agenda presenta varios asuntos pendientes, como la rebaja del IRPF, la reestructura del Imesi, la flexibilización de las relaciones laborales y varias cuestiones que hacen a la inversión en infraestructura. También reclama el combate al informalismo, que hoy supera el 20% de la economía.

MALLA ORO

Para el sector empresarial, Uruguay debe mirar hacia afuera para crecer. «El comercio exterior es un puntal de desarrollo del país y donde hay un debe importante del acutal gobierno, en esa búsqueda por flexibilizar el Mercosur para recorrer los acuerdos bilaterales como ya hizo Argentina o Paraguay, basta recordar su vínculo con Taiwán», sostuvo.

Es cierto que Uruguay no puede negociar «de igual a igual» con países con economías más grandes y poderosas. Sin embargo, el manejo de la pandemia, junto a una historia de estabilidad son una buena carta de presentación. «Uruguay tiene prestigio internacional y se ha ganado el respeto de la comunidad internacional que permiten alcanzar logros y fortalecer vínculos», dijo Martínez.

También coincidió con el presidente Luis Lacalle Pou en que el agro es «el malla oro» de la reactivación, aunque es preciso apuntalar la actividad. «En ese campo todavía se puede hacer mucho para lograr nuevos mercados para colocar más granos, lácteos, lana o pensar en ampliar la cuota Hilton para nuestra carne vacuna, además de profundizar las relaciones comerciales con China pese a que allí Uruguay está cerrando consulados», indicó Martínez. En la exportación de servicios globales y la actividad logística también hay oportunidades de mayor crecimiento, dijo.

«Crear una mesa de trabajo entre el Ministerio de Economía, Cancillería y el sector privado sería fundamental para ijmpulsar el desarrollo del país, porque sin exportaciones no hay crecimiento sostenible», enfatizó Martínez.

EDUCACIÓN

La enseñana también está entre las prioridades del sector empresarial. «Acá hay un largo camino por recorrer si entendemos que estamos ante una cadena de valor», dijo Martínez para agregar: «Si queremos producir bienes y servicios de calidad para exportar al mundo en forma competitiva, debemos tener personas bien capacitadas y bien remuneradas, donde las relaciones laborales respondan a ese mundo dinámico, recordando que las tareas rutinarias se van a ir sustituyendo por la automatización de los procesos».

La educación, según Martinez, debe formar «ciudadanos creativos, innovadores, con pensamiento crítico, emprendedores; que tengan la capacidad suficiente para optimizar la inserción laboral, permitiendo generar una cadena de valor eficiente y competitiva. En definitiva una reforma educacional orientada al desarrollo económico y social del país».

El presidente de la CCE concluye que «en el primer año de gobierno hemos avanzado, no obstante, aún queda una camino a recorrer que no debe dilatarse en el tiempo. Es el momento de apretar el acelerador».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados