AFTER - WORK

La pesca directo de la barca al plato

Más que como restaurante, Maríntimo se define como un "rancho de pescadores"; su propuesta transporta al visitante y lo invita a disfrutar de la naturaleza

Propuesta. Se ubica sobre Rambla Costanera, a la altura del Parque Roosevelt. Foto: Gentileza Maríntimo.
Propuesta. Se ubica sobre Rambla Costanera, a la altura del Parque Roosevelt. Foto: Gentileza Maríntimo.

El rancho de pescadores más antiguo de la Costa de Oro invita a conocer el trabajo de quienes se dedican a la pesca artesanal y también a deleitarse con preparaciones de pescado fresco en Maríntimo, tienda de mar.

En la bajada 7 de la Rambla Costanera, en el límite de Montevideo y Ciudad de la Costa, un rincón paradisíaco transporta al visitante e invita a disfrutar de la naturaleza en un clima tan sencillo como encantador.

«No somos un restaurante, sino un rancho de pescadores», explicó Nicolás Quincke, principal del establecimiento y defensor de la pesca artesanal.

Diariamente los pescadores se hacen a la mar y regresan con la pesca del día. En diferentes horarios llegan barcas con el producto fresco. «Tenemos unas 15 variedades de pescado, según sabemos algunas llegan desde África», relató Quincke.

La comunidad de pescadores ofrece su caza en el restaurante que —con una carta corta y variada— tiene propuestas que van más allá de la pesca y contemplan todos los gustos familiares.

Las milanesas o nuggets de pollo son una de las opciones del menú infantil ($ 190).

La anchoa y la pescadilla de río son muy recomendables. «Las servimos enteras y abiertas, algo que solo puede hacerse con el pescado fresco, como en Maríntimo donde la barca está a la vista», puntualizó Quincke.

La pasta también se hace lugar en el menú y se destacan los ñoquis de salmón y los raviolones de calabaza, que pueden acompañarse con salsa pomodoro; de langostino; de hongos; fileto o cuatro quesos. Estas preparaciones también se entregan a domicilio en la zona.

Boyas, redes, sillones y mesas de pallets, son parte de la decoración del lugar. El precio promedio por comensal ronda los $ 730, pero hay platos desde $ 200. Un lugar sencillo, ideal para disfrutar sin apuro, sobre todo en días de buen clima. Como estar en cualquier pueblito de pescadores de Rocha, pero en pleno Parque Roosevelt.

Horarios

De martes a sábado abre desde las 10 de la manaña hasta la noche; los domingos solo a mediodía y los lunes permanece cerrado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)