el empresario 10 años | RR.HH.

Perfiles para seguirles la pista

Los cambios en la demanda laboral y las perspectivas de desarrollo de los negocios dan pautas sobre en qué áreas de formación y en qué habilidades resulta promisorio volverse especialista

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Despegados. Los empleados que son capaces de interactuar con otras áreas de la organización para encontrar soluciones de negocio son muy bien valorados por los directores. (Foto: Google Images)

Conseguir trabajo no fue un problema en los últimos años, con niveles de desempleo estructural y la tasa de ocupación batiendo récords. Pero el mercado laboral comienza a dar señales de que ese idilio para quienes buscan empleo está llegando a su fin. De ahora en más, los candidatos que se destaquen serán quienes respondan a los perfiles más demandados por las empresas.

Las consultoras de RR.HH. coinciden en que algunos candidatos aún se benefician por la tensión entre oferta y demanda y se mantendrán como los mejor remunerados. Otros se consagraron como valiosos de forma repentina y algunos tantos se están perfilando como promesas de éxito. Con la visión de quienes le toman el pulso al mercado, El Empresario trazó un mapa de los perfiles que se imponen y a los que habrá que seguirle la pista en la próxima década.

Premio «Revelación»

Nadie imaginaba hace 10 años que técnico prevencionista o especialista en logística iban a ser asesores tan requeridos. Fueron impulsados por las políticas del gobierno y de las multinacionales.

La demanda de técnicos prevencionistas en salud y seguridad ocupacional se hizo más notoria luego de que el año pasado se aprobara la ley de responsabilidad penal empresarial. Pero el sector privado ya estaba atrás de este perfil.

«Sin duda incidieron las grandes inversiones como UPM y Montes del Plata, que tenían protocolos de seguridad bien estrictos. Esto, junto a la nueva normativa, exigió que cada tanta cantidad de metros cuadrados o de empleados haya un técnico prevencionista», dijo Federico Kuzel, gerente de consultoría en RR.HH. de KPMG.

La demanda no se acota a las grandes obras. Estos técnicos también son requeridos en ámbitos administrativos u operativos donde puedan existir riesgos para el trabajador. Para ejercer ese puesto es necesario tener el título. La buena noticia es que se trata de una carrera corta, de dos años de duración y con un buen nivel salarial. De acuerdo a la encuesta de remuneraciones de PwC del primer semestre de 2015, un asistente de seguridad laboral gana en promedio $ 46.500 y un jefe, $ 83.000.

En logística ocurre algo similar. Los sueldos de los jefes promedian los $ 93.200 y entre gerentes la cifra asciende a $ 201.500, según la encuesta de PwC. La revelación de los especialistas en el área acompañó el trabajo del gobierno junto a los privados para posicionar a Uruguay como polo logístico.

Esto se reflejó en la oferta educativa, explicaron las gerentas de PwC Geraldine Delfino y Cecilia Rodríguez. La Universidad ORT cuenta con programas de especialización en cadenas de abastecimiento, la Católica (Ucudal) tiene una cátedra de logística, la de Montevideo (UM) el programa ejecutivo de gestión en cadenas de suministro, la UDE dicta la carrera de ingeniería en logística y ofrece un posgrado de especialización y la UTU inició una tecnicatura.

Las «promesas»

Algunos cambios en la demanda surgen por habilidades «blandas» que cada vez son más requeridas y vuelven a algunos perfiles muy prometedores.

Las organizaciones son cada vez menos estructuradas y sus directores ahora valoran «los perfiles más allá de las profesiones». «No interesa si sos psicólogo y no te formaron para manejar números. Tenés que tratar de resolver la tarea hablando con otras áreas, con un economista, por ejemplo. Lo que se valora es que consigas la forma de hacerlo, puedas supervisarlo y entenderlo, para aplicar ese conocimiento al negocio. Problemas hay siempre, importan los resultados», explicó Kuzel.

En otras áreas, es necesaria la reconversión. Maestro y profesor ya figuran entre los 10 técnicos más demandados en Uruguay, de acuerdo al monitor de mercado laboral de Advice. El director de la consultora, Federico Muttoni, aventuró que se necesitarán «maestros más virtuales en línea» y materiales educativos creados por desarrolladores. «Los cursos masivos abiertos en línea ya están operando en lugares como la Universidad de Harvard», ejemplificó.

Por otra parte, PwC advierte que las áreas de RR.HH. de las empresas están recurriendo cada vez más a expertos en mindfulness para atender a las patologías del trabajo con meditación y gimnasia laboral. Esos puestos en general se cubren con profesores de yoga y médicos deportólogos.

Serán recompensados.

En algunas áreas sigue siendo muy difícil cubrir puestos de trabajo porque los perfiles escasean. Es el caso de los ingenieros en todas sus ramas, sobre todo aquellos con perfil comercial, según advierten en PwC. Delfino y Rodríguez estimaron que «sería una buena cosa» que en la carrera se incorporen materias vinculadas al desarrollo de habilidades «blandas» necesarias y conceptos de marketing.

El consejo de padre a hijo de que estudiar una carrera relacionada a la informática es «una buena inversión» sigue confirmándose. «Se requerirán más desarrolladores web y de aplicaciones para teléfonos inteligentes y tabletas, que son cada vez más populares. Las apps exitosas pueden generar una gran cantidad de dinero y no se necesita una gran inversión inicial o grandes locales, solo una idea original», dijo Muttoni, quien también estimó que aumentará la demanda de ingenieros robóticos. «Los drones ya son utilizados por los militares y tienen nuevos usos en lo civil. En Uruguay están comenzando a ser demandados en actividades vinculadas al agro y el entretenimiento», indicó.

Hilando más fino en el sector tecnología, Kuzel mencionó un área que avanza dando zancadas y es de amplia aplicación: business intelligence. «Hay cada vez más información. Su análisis tiene que anticiparse y ser más rápido. El tema ya no es tener la base de datos sino cómo analizarla, hay que tener sistemas que permitan organizarla para poder tomar decisiones de negocio rápido, porque el consumidor y los clientes cambian rápido», explicó. En general, quienes se vuelcan a esta área son ingenieros, estadísticos o economistas. Conocer las tendencias, siempre paga a futuro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados