MARKETING

La nueva identidad visual de Gallito y su isologo «áureo»

El estudio de software y diseño IUGO cambió la marca e interfaces del libro de los clasificados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Medeiros. Lideró el cambio de "ecosistema visual". (Foto: Fernando Ponzetto)

El Gallito Luis cambió el domingo pasado «la voz» con la que habla a sus usuarios. Esa transformación de la identidad visual del libro de avisos clasificados y de su portal digital también supuso que la famosa mascota se convirtiera en una abstracción, para quedar inmortalizada en un nuevo isologo. El desafiante trabajo de rebranding fue llevado a cabo por el estudio de software y diseño IUGO.

«Me gusta definirlo como un cambio de ecosistema visual», dijo Alfonso Medeiros, director de Arte de IUGO. Es que además del cambio en el isotipo, la papelería y la fuente con la que se expresa esta publicación, también se realizó un cambio en las interfases digitales de gallito.com para aggiornar la experiencia del usuario que interactúa con el sitio web.

IUGO ya había hecho trabajos para más de 50 marcas, pero este fue su proyecto de mayores dimensiones, a partir de un brief que recibió en abril del año pasado. «El puntapié era actualizar al Gallito Luis. Había que actualizarlo para acercarse un poco más al usuario de hoy en día, a las nuevas generaciones, con una imagen más simbólica y sencilla de leer», destacó Medeiros.

Con la premisa de «mantener algo del gallo y dar a entender que seguía estando pero renovado», empezó a bocetar las ideas que se le venían a la cabeza. Al principio, pensó en hacer un «gallito más nuevo», con un estilo de ilustración más actual y plano, pero «dentro de unos años cuando cambiaran las modas de ilustración habría que hacer otro», reflexionó Medeiros. Así que optó por un isologo abstracto: «Elevamos el Gallito Luis a un estado simbólico, icónico». Algo similar hizo la tecnológica Apple cuando cambió radicalmente su isotipo original, que mostraba a Isaac Newton debajo de un árbol con una manzana en la mano. Hoy, los usuarios asocian a la firma con esa fruta totalmente plana y con un mordisco.

Técnica más que arte.

«El diseño es para solucionarle un problema al cliente, no para hacerle un arte». Esa postura, que Medeiros reconoce como controversial, también permeó en este proyecto.

IUGO se propuso que el nuevo isologo de Gallito tuviera «elementos construidos sobre una grilla muy matemática y técnicamente correcta» y para eso definió la estructura basándose en la «proporción áurea» o «número de oro» (1,618).

Para crear obras con una armonía «divina», desde tiempos muy remotos el arte, la arquitectura y la música han tomado esa relación, que se encuentra muy presente en la naturaleza; por ejemplo, equivale a la distancia entre el ombligo y la planta de los pies de una persona, respecto de su estatura.

El estudio de diseño buscó traducir la proporción áurea a las relaciones de distancias y tamaños entre el isotipo y logotipo de Gallito, así como entre los elementos que los componen.

Otras empresas de renombre, como Twitter, utilizan esta proporción en sus logos. «Es un número que está metido en la gente y asegura que la composición sea muy armoniosa», remarcó Medeiros.

Folclore en fuente y color

El nuevo logo se compone de cinco aspas, que representan los cinco negocios que abarca la marca (vehículos, inmuebles, trabajo, productos y servicios) y mantienen la paleta de colores de la cola de la mascota original. Cyan, amarillo, magenta y las mezclas primarias que surgen de éstos (naranja y verde) «representan la victoria del Gallito Luis sobre la competencia de la época: ser el primer diario a color en Uruguay», resaltó el diseñador.

Por fuera de esa colorimetría principal, solo se utilizarán versiones negativas del logo (blancas y negras) para aplicaciones muy específicas. «Se busca utilizar la aplicación primaria siempre que se puede», remarcó Medeiros.

En el logotipo (que se homogeneizó en la palabra «gallito»), IUGO también buscó identificar a la marca con el folclore local. Para ellos, eligió una fuente uruguaya, Rambla, creada por el diseñador Martín Sommaruga. «Es una fuente muy moderna y a la vez tiene un trazo muy humano. No me servía que fuera geométrica con círculos perfectos, porque no iba con la idea del gallito, del animal. Fue la mejor opción por lejos», resaltó Medeiros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)