ENTREVISTA

Norberto Zejerman: "La domótica valoriza
las propiedades"

El director de Domotec dice que la automatización de funciones pesa en la decisión de compra de los inmuebles, y adelanta las tecnologías que volverán más "inteligentes" los hogares 

Norberto Zejerman, director de Domotec
VEA EL VIDEO. Uno a Uno
con Norberto Zejerman

Nació en Montevideo, tiene 55 años. Es ingeniero industrial por la UdelaR. En 1994 dejó la seguridad de un empleo público para cofundar Domotec, firma dedicada a proveer soluciones de domótica a hogares y empresas. Desarrollar su propia tecnología le da independencia, dice, y le ha permitido crear productos con los que apunta a futuro hacer negocios en el exterior. Admite que aunque los clientes locales conocen el concepto de domótica, aún falta derribar el prejuicio de que «no es para mí» y bajar los precios para masificarlo. El comando por voz, la inteligencia artificial y el 5G guiarán el negocio, asegura. Está casado y tiene dos hijas. En su tiempo libre estudia teatro, ve cine y construye modelos de aviones.

Cuando comenzó la empresa, el mercado de la domótica estaba poco desarrollado. ¿Qué lo decidió a emprender?

La domótica todavía está en sus principios. Pero, más o menos por esa época comenzaron grandes obras en Uruguay —el hotel Victoria Plaza, el Montevideo Shopping— que naturalmente requieren de algún sistema de control que los automatice. Entonces, empezamos a trabajar en ese camino. Al comienzo hacíamos lo que hace el común de la gente que trabaja en tecnología: importar equipos (de control para grandes edificios) y tratar de armar un combo para hacerlo funcionar. En un momento, los tres socios pensamos si estas tecnologías tendrían aplicación en el hogar.

Domotec se volvió un caso de estudio académico en torno a la decisión de seguir o no con la empresa en 1999. ¿Qué recuerda del episodio?

Los socios nos separamos —en buenos términos— porque no se llegaba a puerto. Y en determinado momento dije: «Quiero hacer una pruebita más, ¿tienen algún inconveniente? Me dijeron que no y me quedé con los «despojos» (risas). A partir de ahí empecé a trazar un camino un poco distinto. Sentía que no podíamos depender de lo que viniera de afuera. Y empecé a visualizar también que la distancia entre el cliente final y el fabricante se iba a acortar con el tiempo. Entendí que había que darle una impronta propia al sistema de domótica. Por otra parte, el objetivo era que la herramienta fuera fácil de utilizar para el que no es fanático de la tecnología, que no llevara mucho tiempo explicarle cómo funciona. Así empezamos a diseñar un sistema con una interfaz de uso que fuera gráfica. Ese fue el inicio de una solución propia.

¿Qué ventajas tiene desarrollar su propia tecnología?

Logramos dos cosas fundamentales: primero, crear un módulo de control con conexión Wi-Fi (que opera sobre luces y cortinado, entre otras funciones) que es multivoltaje; lo desarrollamos no solo para el mercado local sino también pensando en el exterior. Nos permite además brindar soluciones en domótica, pero también para cualquier otro desafío que requiera tecnología. Hace que no tengamos límites con respecto a lo que podemos integrar, porque sabemos cómo hacerlo con nuestro sistema. Además, podemos customizar la plataforma gráfica. Tuvimos la posibilidad de exponer el módulo en varias ferias en EE.UU., Europa y Asia y empezó a surgir interés de parte de empresas de maquinaria para monitorear cierto tipo de funcionalidades en forma remota y sin necesidad de agregar un gran hardware; en medicina hemos tenido contactos muy interesantes para el desarrollo conjunto de prestaciones, también (puede aplicar) para el monitoreo del estado de cierto sistema que necesitás saber que está activo en todo momento. Pienso que este desarrollo nos abrirá muchas puertas.

Con la domótica te das cuenta del tiempo que perdés haciendo tareas rutinarias que podían ser simplificadas"

Norberto Zejerman, director de Domotec
Norberto Zejerman

¿Qué soluciones de domótica tienen actualmente?

La domótica tiene tres pilares: el confort, la economía y la seguridad. El orden varía según quién se aproxima a estas tecnologías. La seguridad pesa mucho, el poder involucrar no solo las alarmas o las cámaras tradicionales. Una plataforma que además permite controlar desde persianas hasta luces hace que la seguridad quede muy reforzada y sea muy difícil darse cuenta si una casa está vacía o no, porque el sistema levanta las persianas, apaga y prende luces como lo haría normalmente (una persona). Eso, más allá de que podés resolver problemas usuales como no estar en tu casa y que suene la alarma. Entonces más allá de la distorsión, si querés saber qué está pasando tenés que tener todos los elementos y el sistema los integra. Podés hacer cosas que disuadan. Podés superponer las cámaras en los mismos lugares donde están pasando las cosas. También permite controlar la temperatura. Todo esto nos empezó a brindar una cantidad de posibilidades. Primero fue solo una interfaz de uso, pero en los últimos dos años trabajamos para que también fuera de configuración de «escenas». Se configura añadiendo acciones porque, y esto es muy importante, la domótica no captura el funcionamiento de la casa, es «alguien» a quien le decís que haga algo, va y lo hace. Nada más. Programar escenas se volvió algo muy sencillo y lo interesante es que las podés programar en tu casa o de manera remota.

¿Qué tan familiarizado está el cliente final con el concepto?

En los primeros cinco o 10 años tenías que introducir el concepto, era una frontera bastante difícil, entonces llevó mucha charla, ir a los lugares. Hoy la palabra domótica existe en el concierto de la gente y eso ya es un paso muy importante. Falta derribar el concepto de «quizás no es para mí». Una vez que experimentás las facilidades que esto te da, te das cuenta del tiempo que perdés haciendo tareas rutinarias que podían ser simplificadas. También importa que vienen bajando los precios.

¿Cuánto cuesta instalar una solución de domótica que abarque toda la casa?

Con la aparición del sistema de módulos inalámbricos podés arrancar en valores de entre US$ 1.800 y US$ 2.500, que si hacés la cuenta a lo que es el metro cuadrado es una inversión mínima. Y más allá de eso el cielo es el límite, porque en la domótica no solo se involucra la seguridad y la automatización sino también el confort. El confort pasa por el audio, el cine en casa y otras tecnologías que por su naturaleza son un poco más costosas, pero que a la gente le gustan. Bajo ningún concepto competimos con el retailer de electrónica, hablamos de algo que resuelve problemas interesantes.

Norberto Zejerman, director de Domotec
Zejerman dice que una de las claves del negocio de la domótica es crear soluciones fáciles de usar por quienes no son amantes de la tecnología. 

¿Cómo vienen las ventas?

Es un año un poco bisagra, no solo por las elecciones, pero nos manejamos mucho con el tema inversiones. Hay situaciones particulares que hacen invertir en Uruguay y muchas veces cuando se hace un poco más crítica la venta de inmuebles, diferenciales como la domótica hacen que una propiedad sea más elegible que otra. Hay un dato no menor: la instalación de domótica ronda entre el 3% y el 7% del costo de la obra, pero valoriza la propiedad entre un 10% y un 15% del valor de venta. Entonces, es un elemento que agrega valor. Y un cliente frente a la compra de una propiedad con o sin domótica, va a preferir comprar la que tiene la solución.

Al cliente le llega mucho «ruido» y le hace pensar que está transitando un terreno inseguro. Quienes trabajamos en esto debemos actuar como asesores"

Norberto Zejerman, director de Domotec
Norberto Zejerman

350 

Son los miles de metros cuadrados en los que Domotec ha instalado sus soluciones de domótica desde 1994 a la fecha, entre clientes domésticos y empresariales.

65%

Es el porcentaje de clientes residenciales, el 35% restante corresponde a empresas. La demanda es atendida por un staff fijo de 10 personas a las que se suman otras subcontratadas.

Hay un avance de parte del consumidor, pero ¿qué falta para expandir el mercado?

Esta es una tecnología en desarrollo, entonces no hay una única forma de hacerlo, por lo que todavía para el cliente es muy difícil elegir. Al cliente le llega mucho «ruido» y le hace pensar que está transitando un terreno inseguro. Quienes trabajamos en esto debemos actuar como asesores. Queremos dar la tranquilidad de que si trabajan con gente técnicamente responsable van a llegar a la solución que buscan sin inconvenientes. Tenemos muchos años de experiencia.

La domótica y la interconexión de dispositivos a través de la red puede implicar un riesgo de seguridad. ¿Qué salvaguarda existe frente a eso?

En domótica, y nosotros respetamos eso, todos los mecanismos de acceso remoto tienen que tener protocolos, estándares internacionales de seguridad. Hoy lo que se usa es la encriptación con tecnología militar y triangulación a través de nube de forma tal que el acceso no sea directo. Con eso tenés el nivel de seguridad que tiene casi cualquier banco.

La inteligencia artificial es el camino más notable que van a empezar a tomar la domótica"

Norberto Zejerman, director de Domotec
Norberto Zejerman

¿Cuál será el próximo gran avance en domótica?

Los últimos pasos que estamos dando para llegar a la facilidad de uso y que nos tienen muy contentos por sus resultados, tienen que ver con el comando por voz. Eso empieza a permitir hacer cosas muy interesantes. Inclusive por comando de voz puedo operar a distancia sobre mi casa. Lo pondremos en manos de los clientes probablemente en noviembre o diciembre.

¿Hay algún desarrollo que haya visto en el exterior y quiera replicar en la empresa?

Nosotros manejamos casi todas las tecnologías que están a tope en el mundo. Por ejemplo, hace dos años era una gran novedad poder atender el videoportero en forma remota. Hoy lo hacemos como práctica común. Quizás lo más notable y que todavía no está desarrollado, aunque hay mucha gente trabajando en eso -incluidos nosotros-, es la incorporación de análisis de información dentro del sistema para empezar a crear primeros conceptos de inteligencia (artificial). Por ejemplo, la alarma no es solo un detector de intrusos, porque cuando circulás por tu casa se activan sensores; nuestro sistema te permite vincular el sensor al encendido de las luces, entonces podés pedirle que a partir del atardecer las circulaciones activen la luz al 100%, pero que desde la 1 de la mañana se enciendan un 20% y se apaguen a los tres minutos de no detectar presencia. Si empezamos a vincular la detección de personas con el pronóstico del tiempo también se podría ajustar automáticamente la temperatura de termostatos. Ése es el camino más notable que van a empezar a tomar estas tecnologías.

"Sería interesante hacer pruebas de 5G en Uruguay"

Norberto Zejerman, director de Domotec
El director de Domotec considera que el tamaño pequeño del territorio uruguayo podría facilitar el desarrollo de la tecnología 5G.

El mundo se prepara para la llegada del 5G. ¿Qué impacto tendrá en su negocio?

Ya tuvimos contactos con Antel por la implantación de estas redes. De hecho, cuando desarrollamos el módulo previmos el cambio del microprocesador y del tipo de antena para que se pueda conectar a nuevas tecnologías. Lo que se busca es que en lugar de tener dispositivos que se conecten a la red de la casa, lo hagan a una red universal. Eso tiene un proceso de seguridad y de etapas que hay que atravesar y dependerá más que nada de que los proveedores de chips con esa tecnología los empiecen a hacer accesibles a un valor razonable.

¿Cómo viene posicionado Uruguay en esa carrera?

El problema es que dependemos del establecimiento de las antenas y de las señales. Uruguay es un pionero en eso. Tiene en su pequeño tamaño a veces muchas debilidades pero también grandes fortalezas. La implantación de estas tecnologías podría requerir una inversión más moderada y hacer pruebas. Sería muy interesante utilizar Uruguay como terreno de pruebas para este tipo de tecnologías de forma seria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)