MARKETING DEPORTIVO

Con Neymar como su nuevo talismán, el PSG busca ganar más que títulos

La llegada del crack brasileño potenciará la imagen del club parisino en la cancha de los negocios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pase. El fichaje del astro brasileño le costó US$ 264 millones a la entidad francesa. (Reuters)

Como acostumbra, Neymar dejó al mundo del fútbol con la boca abierta. Solo que esta vez no se debe a sus regates y goles espectaculares sino al astronómico precio de su pase al PSG francés por 222 millones de euros (US$ 264 millones).

Más allá de las razones deportivas que desencadenaron el nuevo pase más caro de la historia del fútbol, surge un claro ganador en esta trama y ése, además del propio Neymar, es la tesorería del PSG.

Ni bien se exhibieron al público las camisetas del equipo con el «10» y el nombre «Neymar Jr» en la espalda, una horda de fanáticos se agolpó a las puertas de la tienda oficial del club en busca de su modelo. El precio de 150 euros por la casaca no aplacó la euforia de los hinchas.

Contar entre sus filas con uno de los futbolistas más populares del mundo impulsará las ventas del PSG, no solo de camisetas, sino de todo su merchandising, los abonos para la temporada, y se presume ya con que el valor de las entradas para ver al equipo parisino se incrementarán más temprano que tarde. Con semejante activo, es esperable incluso que el club pueda pedir más dinero a los patrocinadores, dada la exposición que les garantiza la presencia del talentoso delantero.

El PSG hoy tiene acuerdos comerciales con Nike (sponsor técnico) y las empresas qataríes Qnb (banca), Ooredoo (telecomunicaciones) y Emirates (línea aérea). La procedencia de estas marcas que aparecen en la camiseta azul, se corresponde con el origen de la fuente de los millonarios recursos del PSG. La institución es administrada y financiada por el fondo de inversión Qatar Investment Authority (QIA), con intereses en la industria del petróleo y el gas natural.

Para algunos analistas económicos, la jugada del PSG de traer a Neymar no deja de ser riesgosa. Presumiblemente no en el plano deportivo, pero sí desde el punto de vista del retorno de la inversión. ¿Será capaz Neymar de pagar fuera de la cancha tamaña inversión?, es la pregunta que surge con la calculadora en la mano.

Según el reporte «Football Money League» de la consultora global Deloitte, el PSG obtuvo ingresos de 520 millones de euros en la temporada 2015-16. Si, por ejemplo, la mitad de cualquier crecimiento de los ingresos del PSG gracias a Neymar fueran directamente a sus resultados, el club necesitaría aumentar la facturación en casi 150 millones de euros, un 30%, para justificar el desembolso, más de tres veces la última tasa de crecimiento.

Cuando menos la recuperación de la inversión comenzó el mismo viernes 4 con la venta de camisetas. En el primer día, el club facturó 1 millón de euros.

Romance con las redes

Clic va, clic viene, el impacto del fichaje comenzó a hacerse evidente en redes sociales incluso antes de volverse oficial.

En Facebook, el número de usuarios que dieron «Me gusta» a la página del PSG aumentó en más de 200.000 internautas, lo que elevó la cifra de seguidores a 31 millones.

En Twitter, según datos recogidos por la página especializada Social Blade, el club ganó más de 150.000 seguidores en dos semanas, sumando un total de 4,9 millones de «followers».

Pero es Instagram donde el aumento está siendo más significativo, con más de 300.000 nuevos seguidores desde el 26 de julio.

Neymar por sí mismo es un fenómeno del social media; cuenta en total con 31 millones de seguidores en Twitter, otros 60 millones en Facebook y más de 79 millones en Instagram.

¿El nuevo Beckham?

La explicación para estos números es la alta popularidad del brasileño, que a la vez ha sabido bruñir su desparpajo en beneficio de las marcas. Nike, Gillette, Panasonic, Volkswagen, Beats Electronics y Red Bull, entre otras, le pagan US$ 22 millones al «10» del PSG por aparecer junto a ellas, dice Forbes.

Aunque no tiene la «pinta» del exmediocampista inglés David Beckham, uno de los mejores deportistas en el negocio de explotar su imagen, Neymar se perfila como un digno sucesor, de acuerdo a los expertos en marketing.

Como dijo el consultor argentino Guillermo Ricaldoni, en ocasión del pase de Neymar a Barcelona, «no será Beckham, quizás sea aún más pero por otros caminos». Exuda «una rebeldía positiva, un atractivo físico más cercano a la comunidad latina, el origen brasileño con los atributos de alegría y felicidad, y entiende perfecto el sport business». (En base a agencias)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)