negocios

Nettuno invierte US$ 500.000 y pone fichas al autolavado de vehículos

La firma ya instaló equipos en 10 estaciones de Montevideo y la Costa Este del país. 

Socios. Alejandro Hounie, Miguel San Germán y Felipe Hounie. (Foto: Francisco Flores)
Socios. Alejandro Hounie, Miguel San Germán y Felipe Hounie. (Foto: Francisco Flores)

El lavado de autos en las estaciones de servicio es una tarea que suele recaer en los pisteros, que al estar muchas veces sobrecargados con el despacho de combustible no siempre pueden cumplir con la rapidez que el cliente espera. Pensando en brindar este servicio de una forma ágil y a un precio razonable, dos emprendedores iniciaron hace unos meses la empresa Nettuno, dedicada a la venta, instalación y service de máquinas de autolavado de automóviles.

El proyecto, liderado por Felipe Hounie (24) y Miguel San Germán (29) —y que tiene el apoyo del inversor y mentor Alejandro Hounie (52, exgerente general de Bimbo y Motor Haus)—, ya tiene sus equipos instalados en 10 estaciones repartidas entre Montevideo, Costa de Oro, Maldonado y Punta del Este.

La idea le surgió a San Germán en Italia (donde vivió seis años) luego de ver una propuesta similar en ese mercado. A su regreso al país, se asoció con los Hounie para desarrollar el negocio. Aquí comprobaron que el lavado resulta problemático para las estaciones en términos de «organización y gestión» y que era solo un servicio extra, sin ser «para nada rentable en comparación a lo que ofrecemos hoy en día», valoró Felipe Hounie.

El servicio de Nettuno se expende a través de máquinas (importadas de Italia) que permiten al usuario hacer por sí mismo el lavado del auto al alimentar el equipo con fichas (cada una cuesta $ 50 y dura 110 segundos). «El cliente puede elegir qué monto gastar para lavar su vehículo. Desde $ 50 por una ficha hasta realizar el lavado completo con cinco fichas y además el aspirado (en total por $ 300)», estimó Hounie.

Cada ficha cuesta $ 50; el servicio completo requiere desembolsar $ 300

Las máquinas abarcan distintas funciones: lava llantas, espuma activa (producto que actúa en seco sobre la suciedad del auto), cera, y enjuague final con ósmosis (no necesita secado).

En promedio, se utilizan tres fichas para el autolavado y una para el aspirado, con una media de 15 minutos por el servicio.

La inversión más baja en tiempo y dinero es una ventaja a favor de Nettuno, aseguraron los emprendedores. Compararon que el lavado a mano toma habitualmente 45 minutos, y que el costo del servicio realizado por los pisteros supera los $ 400. El ahorro en el uso de recursos es otra ventaja, agregaron: mientras las máquinas utilizan 40 litros de agua por lavado completo, el tradicional emplea entre 150 y 200. Y, a nivel energético, los equipos de Nettuno logran un ahorro del 80% con respecto al del lavado tradicional.

Las máquinas de autolavado permiten acceder al servicio las 24 horas, los 365 días del año y sin necesidad de contar con personal, sumó Alejandro Hounie. Si el usuario desea que el lavado lo realice el pistero, la estación cobrará un costo adicional al valor de las fichas. El valor mínimo de una máquina es de unos  US$ 30.000, señaló Hounie.

Mayor Escala

Inicialmente, el proyecto exigió una inversión «propia» de  US$ 500.000, dijeron los emprendedores, quienes apuntan a crecer «en un 100%» para 2019.

A mediano plazo, el plan de Nettuno es masificar su presencia en estaciones de servicio dentro de las regiones donde ya se encuentra operando, esto es, Montevideo, que concentra la mitad de la población, y regiones turísticas como los balnearios de la Costa de Oro, Maldonado y Punta del Este.

Los emprendedores están evaluando distintos formatos para escalar el proyecto, por ejemplo, a través de franquicias. Tras este inicio auspicioso, los socios apuntan a seguir creciendo. Para Alejandro Hounie, «el negocio está probado».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados