consumo

Los "mimos" que las aerolíneas ofrecen a sus clientes VIP

La espera es más corta y confortable, el viaje más placentero y hasta hay traslados en limusina. En Air France, estos clientes representan un 10% del total pero más de 25% de la facturación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Compañías. Apuestan a mayo confort para seducir a pasajeros premium. Foto: Google Images.

Son pocos pero valiosos. Los clientes VIP de las aerolíneas representan poco espacio en el avión pero mucho en las arcas de las compañías. Esos viajeros deciden gastar un poco más para tener «pasaporte» de acceso a salas exclusivas en aeropuertos, menor tiempo de espera en el check in, prioridad en listas de espera, ofertas y promociones especiales, rápido acceso en controles de seguridad, entrega de equipaje diferenciado y servicios diferenciales a bordo.

En la llegada a Madrid en las salas VIP de Iberia pueden tomar una ducha, desayunar o utilizar el Business Center antes de dirigirse a una reunión y así maximizar el tiempo. Al regreso, también disponen en la terminal T4 de Barajas, la sala VIP Velázquez, donde, a los servicios nombrados, se suma un buffet de platos calientes, un Rincón del Vino asesorado por un sommelier y hasta un restaurante para cenar antes de la salida del vuelo.

En el vuelo, el viajero encuentra butacas-cama con función de masaje, pantalla táctil individual con un sistema de entretenimiento, menús diseñados por cuatro chefs españoles con ocho estrellas Michelín y vinos de reconocidas denominaciones de origen.

Air France, en tanto, planea invertir unos 300 millones de euros para remodelar sus cabinas de primera clase y ejecutiva, indicó Carlos Balseiro, represente de la empresa en Uruguay. «Incluye butacas más amplias, con acceso total al pasillo, mamparas que aseguran la privacidad, asientos que giran 180 grados, entre otros servicios», explicó. En esta aerolínea, el cliente VIP representa un 10% de los asientos, pero un 25% de los ingresos del negocio, destacó. Tanto Air France como Iberia ofrecen traslados en limusinas en los aeropuertos.

La propuesta Premium Business de Lan Tam, según su página web, incluye modernos asientos ubicados a 1,9 metros de distancia entre sí y una pantalla de alta resolución de 15,4 pulgadas con sistema de audio-video. Y el menú de comidas no es menor. Los platos son elaborados especialmente por chefs e incorporan productos naturales característicos de la región sudamericana. Para acompañar, la empresa cuenta con una selección de vinos regionales, elaborada por el master sommelier Héctor Vergara.

La propuesta de American Airlines va en el mismo sentido, cómodos asientos, servicios de calidad de entretenimiento (auriculares Bose QuietComfort 15 Acoustic Noise Cancelling) como gastronómicos, con menús cuidadosamente seleccionados. En sus aviones, los asientos para este sector de pasajeros no solo se pueden ajustar casi completamente, sino que memorizan la posición favorita del pasajero.

La comodidad incluye un estuche personal con productos para la salud y confort, un edredón acolchado, ropa de cama y pijama. En las clases Premium cuentan con una tablet Samsung Galaxy Tab, incluso en algunos vuelos se ofrece WiFi.

En tanto, la carta de vinos es elegida por el reconocido enólogo de American, Ken Chase, quien selecciona los vinos prestando atención a las diferencias étnicas, culturales y de estación de cada destino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)