Informe

La medicina, un socio que añade valor a la oferta turística

Es un público gasta hasta cuatro veces más que el turista tradicional, se aloja como mínimo cinco días de hotel, usa más y mejores servicios. En congresos, es responsable de 24% de los eventos

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Turistas. A diferencia de los tradicionales, éstos gastan US$ 114 por día.

No parecen tener nada en común, pero cuando la medicina se une al turismo se puede convertir en un buen socio de negocios. Ya sea por los tratamientos o los congresos que trae aparejados, el ámbito de la salud es uno de los más lucrativos tanto por la cantidad de días de hospedaje, como por la cantidad y calidad de servicios que utiliza.

En el mundo, el denominado turismo de salud abarca estética, odontología, cirugías, cardiovascular, pérdida de peso, entre otros, y está en pleno crecimiento, a un ritmo entre 15% y 20%, según datos de la fundación Patients Beyond Borders. El fundamento está en la tendencia al envejecimiento de la población y al aumento del poder adquisitivo, que supera la disponibilidad de los recursos sanitarios en países desarrollados. Esa coyuntura lleva a los usuarios a buscar servicios más económicos fuera de fronteras.

Según la fundación, solo en EE.UU., en 2014 cerca de 1,2 millones de personas viajaron al extranjero en busca de atención médica. En total, se trata de un mercado mundial valuado entre US$ 38.500 millones y US$ 55.000 millones (una cifra que se asemeja a la del Producto Interno Bruto uruguayo). Este nicho mueve cerca de 11 millones de pacientes por el mundo, dispuestos a gastar entre US$ 3.500 y US$ 5.000 por visita en promedio, incluyendo costos relacionados con el punto de vista médico, transporte local, estancia hospitalaria y alojamientos.

Y en Uruguay, también busca su lugar. El año pasado llegaron al país cerca de 13.800 personas con esta finalidad, según datos del Ministerio de Turismo (Mintur). Si bien no es significativo en el total (2,8 millones de turistas), la tendencia es creciente.

Aunque el país compite con grandes como Brasil, uno de los referentes mundiales en cirugía estética, el destino se vuelve atractivo por los costos de sus tratamientos y los alojamientos y servicios más bajos que en la región.

Para Horacio Sardeña, director del Radisson Victoria Plaza, existe la posibilidad de explotar este turismo. «Creo que hay chances para que esto se lleve adelante, Uruguay tiene medicina de gran calidad y a costos menores. Pero no hay un servicio integral que incluya hotel y servicio médico como en EE.UU. Esto debe ser una propuesta que venga desde el médico o la clínica», dijo.

Un caso particular es el del hotel Regency Way, creado hace un año con el objetivo de captar público de salud, sobre todo proveniente del Interior. Eso llevó a su emplazamiento en Parque Batlle, donde se encuentra casi un 70% de los centros sanitarios de la capital, dijo Juan Manuel Dibar, director del hotel. «El objetivo no se cumplió aún, solo un 5% de los huéspedes vienen por este motivo, pero la apuesta es crecer a futuro», indicó.

En este sentido, muchas acciones de promoción se hacen en las clínicas. «Se promocionan los servicios como las habitaciones con kitchenette, rampas y puertas de acceso más anchas para las sillas de ruedas, las cocheras propias, y realizamos descuentos por estadías prolongadas», apuntó.

A Dibar este sector le atrae no solo porque es un público dispuesto a gastar más que el resto, sino porque tracciona a otras personas, «como a quienes llegan a visitarlos cuando están en tratamientos o por nacimientos. En total, todos se quedan entre siete y 15 días cuando el turista tradicional usa tres días», señaló.

Congresos.

La medicina también es protagonista en el área de congresos. Es el rubro que más eventos genera y más personas mueve en el país. En 2014 representó un 24% del total de actividades, según datos aportados por la Asociación Uruguaya de Organizadores de Congresos, Ferias, Exposiciones y Afines (Audoca), aunque lejos está del 38% que significó a fines de la década de 1990, indicó Adriana Bentos, secretaria de la asociación.

En 2014 hubo 160 congresos declarados de interés turístico por el Mintur. Paola Bianchi, encargada de Turismo de Reuniones de esa cartera, explicó que 36 de 110 congresos evaluados fueron de medicina. En este rubro, Uruguay ocupa el lugar 12° en América Latina y convocó unas 15.500 personas en 2014, 11.900 uruguayos y 3.655 extranjeros, provenientes de América Latina, EE.UU. y Europa.

En promedio, los congresos atraen a 500 personas pero pueden llegar a 2.000, que utilizan más servicios que el turista tradicional. Por ejemplo, Bianchi indicó que en 2014 se quedaron en promedio unos cinco días y cada uno gastó entre tres y cuatro veces más que un turista convencional, cerca de US$ 114 por día.

Es que, generalmente, optan por hoteles de 4 y 5 estrellas y los servicios que usan son de ese tipo, acotó Bentos. «Incluso, en caso de tener algún tiempo libre, lo dedican a pasear, comer y siempre con la misma categoría de gasto», remarcó.

El Radisson Victoria Plaza fue sede de unos 20 congresos de medicina en 2014 (un 25% del total de congresos que se llevan a cabo en el hotel), y recibió cerca de 8.000 personas entre marzo y noviembre.

Para este año se espera la misma cantidad de eventos y personas, estimó el director del hotel, para quien los congresos de medicina son muy importantes porque representan un 10% del total de los ingresos. «El público de congreso gasta más, porque ya viene con la financiación. Además, se trata de un turista que pasa todo el día en el hotel, usa todos los servicios, almuerza en el lugar, después sigue en el evento, y durante la noche, luego de una larga jornada, tal vez usa el spa y pida el room service porque están cansados y deciden no salir», ejemplificó.

Tal vez por esta razón es que el sector de congresos cuenta con herramientas para promocionarse. Por ejemplo, descuenta el IVA y eso lo hace más económico que otros países. Además, el Mintur ofrece como herramienta de promoción, el fondo «SOS Eventos» diseñado para asistir en forma parcial con información o financiación a los operadores que viajan al exterior para conseguir sedes de congresos y eventos.

Desde la Audoca también se busca impulsar el programa «Embajadores», para que los representantes de Uruguay promuevan la imagen país como organizador de eventos.

En cuanto a infraestructura, la inclusión del Antel Arena y del Centro de Convención de Punta del Este completará la oferta y cubrirá las necesidades del país, concluyó la representante de Audoca.

Cuando no todo es morir en la capital.

A diferencia de otros rubros de congresos, la medicina tiene la particularidad de que, si bien la actividad se concentra en Montevideo, replica eventos en el interior del país. Así, después de la capital, algunos departamentos ya están posicionando dentro del mapa como Punta del Este (Maldonado), Colonia, Paysandú, Salto, Tacuarembó, Flores y Florida, dijo Adirana Bentos, de Audoca. De todas formas, en detrimento de esta tendencia, la ejecutiva alertó por la falta de capacitación de personal para ofrecer servicios acordes, porque «se trata de un público que participa de eventos en muchas partes del mundo y es muy exigente. Ese es nuestro objetivo ahora», apuntó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)