Negocios

Medicamentos de cannabis uruguayos quieren dar el salto

La empresa Medicplast proyecta exportar Epifractán a países de la región

Epifractán. El medicamento, que comenzó a venderse sobre fines del año pasado, está aprobado como tratamiento para la epilepsia refractaria, entre otras patologías.
Epifractán. El medicamento, que comenzó a venderse sobre fines del año pasado, está aprobado como tratamiento para la epilepsia refractaria, entre otras patologías.

A casi siete meses de su salida al mercado, Epifractán, el primer medicamento en base a cannabis, va por consolidarse en la plaza local y ya se proyecta fuera de fronteras.

«Hay muchísimo interés, y ya estamos en contacto y firmando contratos con laboratorios importantes de países de Sudamérica para poder exportar», adelantó Armando Blankleider, director de Medicplast.

La compañía, fundada en 1988, se dedica a la producción, importación y venta de productos médicos descartables, especialidades farmacéuticas y cosméticos, entre otros. Desde hace un par de años comenzó a desarrollar el medicamento en base a aceite de cannabidiol (conocido por sus siglas CBD) y en diciembre pasado recibió la habilitación del MSP para su venta al público. «Somos el primer laboratorio en el mundo que registró en un Ministerio de Salud Pública el medicamento», resaltó Blankleider.

En junio, la FDA (Administración de Alimentos y Drogas) de EE.UU. habilitó a la compañía GW Pharmaceuticals a iniciar la comercialización del Epidiolex, un tratamiento derivado del cannabis para los casos de epilepsia infantil. Se estima que el producto apunta a un mercado de US$ 1.200 millones al año.

Blankleider se excusó de revelar cifras respecto al mercado local pero comentó que el Epifractán ha logrado ya vender «miles» de unidades. El producto —que se vende con receta médica profesional (de color blanco)— cuesta unos US$ 170 al público en su presentación de 30 ml con un concentrado de 5% de CBD.

Blankleider. Enfatizó la diferencia de calidad y controles entre los medicamentos en base a cannabis y los preparados caseros que se venden en puestos ambulantes.
Blankleider. Enfatizó la diferencia de calidad y controles entre los medicamentos en base a cannabis y los preparados caseros que se venden en puestos ambulantes.

La línea de medicamentos significa una «facturación importante y con tendencia a crecer, sobre todo por el lado de la exportación», amplió.

Esta posibilidad depende en parte de la legislación que cada país aplica respecto al uso de este tipo de productos. Blankleider está convencido de que se trata de «un camino que no tiene retorno».

Hoy, su empresa recibe llamados desde Argentina de pacientes (o sus familias) consultando sobre el producto. En Brasil, algunos médicos han comenzado a recetar el Epifractán, ya que está avalado por parte de la Anvisa (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria).

Diferencias.

Aprobado por el MSP para el tratamiento de la epilepsia refractaria, el Epifractán también tiene aplicación ante patologías como esclerosis lateral, ameotrófica, neuralgias, artrosis, artritis y fibromialgia, entre otras.

Blankleider remarca que el producto es un medicamento, a diferencia de los preparados de elaboración casera que se venden en puestos ambulantes.

"El cannabidiol no tiene efectos psicoactivos y por tanto no genera los efectos secundarios producidos por el THC", asegura Medicplast en su página web. 

«Acá se está asegurando un estándar de calidad: todos los lotes son iguales, la materia prima es estable, tiene la concentración indicada, no tiene sobre-composición de THC», distinguió. «El cannabidiol no tiene efectos psicoactivos y por tanto no genera los efectos secundarios producidos por el THC», subraya Medicplast en su sitio oficial.

El Epifractán resulta de un proceso de elaboración sometido a máximos controles internos y externos, destacó Edelma Ros, directora técnica de Medicplast. El acento en la calidad está puesto desde el inicio, es que la firma trabaja con un laboratorio suizo que se encarga de la selección del cannabis con fines médicos.

Además del Epifractán, la empresa desarrolló una crema cosmética de aplicación cutánea. 

Actualmente, Medicplast elabora Epifractán con concentrados de CBD de 2% y 5%. «También desarrollamos CannabiPiel, una crema cosmética para vía cutánea, de excelente calidad», agregó Ros.

Con la venta en marcha —básicamente en farmacias; aún el Epifractán no está incorporado al Formulario de Tratamiento Médico que manejan las mutualistas—, el desafío para la empresa es vencer el «prejuicio» de quienes desconocen el CBD y piensan que genera el mismo efecto que el consumo de marihuana o no saben de sus beneficios para el tratamiento de enfermedades. Por esa razón, Medicplast está difundiendo el potencial de esta terapia a través de publicaciones y congresos médicos, concluyó Blankleider.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)