MARKETING DEPORTIVO

Los Marlins le rayan toda la cancha al estadio de fútbol de David Beckham

El equipo de baseball de Miami puso casi un sinfín de condiciones para la construcción de un estadio de fútbol en un terreno lindero.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La colectividad latina y la cercanía a áreas céntricas favorecen la ubicación. Foto: La Nación / GDA.

Hace tiempo que sueñan con un estadio de fútbol en Miami. El mercado creciente americano, más la influencia latina lo hacen un negocio suculento. Semanas atrás, se presentó un proyecto para construir un estadio de fútbol en la explanada lindera del estadio de baseball de los Marlins. Es una ubicación privilegiada por la colectividad latina de la zona, la cercanía a áreas céntricas y pobladas, al aeropuerto y a dos autopistas. Los Marlins estaban dispuestos a conversar sobre eso pero pusieron un sinfín de condiciones (casi un abecedario):

a) El estadio de fútbol no puede vender sus derechos del naming del estadio hasta que lo haga el de los Marlins.

b) El nombre del estadio de fútbol no puede tener conflicto con el vendido por los Marlins.

c) La publicidad exterior del estadio de fútbol no puede tener conflictos con el de los Marlins.

d) Si los Marlins eligen un nuevo sponsor que tiene conflicto con un sponsor del de fútbol, éste no se podrá renovar.

e) La iluminación del estadio de fútbol no puede molestar ni afectar de ningún modo el de los Marlins.

f) El diseño arquitectónico del estadio de fútbol debe ser acorde al de los Marlins.

g) Los Marlins deben revisar todos los planos, especificaciones y contratos del estadio de fútbol antes de las fases de construcción o contractuales.

h) La construcción del estadio de fútbol no puede interferir con ningún evento o juego en el estadio de los Marlins, hasta dos horas antes del inicio del evento/juego.

i) Los Marlins tienen privilegio a elegir las fechas y horarios.

j) Los partidos/eventos del estadio de fútbol no pueden ocurrir dentro de un lapso de cuatro horas antes o después de otro en el estadio de los Marlins.

k) Los partidos/eventos del estadio de fútbol no pueden establecerse dentro de la fechas del 15 de marzo y 15 de noviembre (baseball season) hasta que los Marlins decidan sus fechas.

l) El precio del estacionamiento del estadio de fútbol no puede ser inferior al de los Marlins.

m) La agencia de ticketing del estadio de fútbol no puede tener conflicto con la de los Marlins.

n) Los locales comerciales dentro del estadio de fútbol (gastronómicos y souvenirs) no pueden tener conflicto con los Marlins.

o) Los puestos de fast food del estadio de fútbol no pueden estar abiertos cuando el estadio no esté en uso (ergo: chau a los restaurantes temáticos).

p) El estadio de fútbol no puede tener puestos de comida o souvenirs tres horas antes o una hora después del partido/evento de los Marlins.

El soccer cada vez talla más fuerte en EE.UU. Nadie imaginaba esto cuando Pelé se retiró en el Cosmos en 1977. La noticia ahora es que hubo acuerdo y, en breve, David Beckham anuncia la obra de su estadio en Miami. Un pequeño detalle: Como condición Beckham puso que la tierra la adquiera el municipio de Miami-Dade, para no tener que pagar el Property Tax.

Eso se resuelve en las próximas semanas y listo el pollo.

* Periodista especializado en empresas y marketing deportivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados