ENTREVISTA

María Martinelli: "Damos soluciones antes, durante y después del fallecimiento"

La directora de la empresa familiar, fundada por su abuelo, dialogó con El Empresario sobre la diversificación de los servicios fúnebres, que hasta incluyen homenajes para recordar seres queridos

María Martinelli, directora de Martinelli. Foto: Leonardo Mainé.
Uno a Uno con María Martinelli

Hace tres décadas María Martinelli se sumó a la empresa familiar que inició su bisabuelo como una «cochería» y con las siguientes generaciones impulsó el concepto de salas velatorias y de cementerios privados. Dejó la carrera de Notariado atrás y se dedicó de lleno a la firma que hoy tiene cuatro unidades de negocio: Servicios fúnebres, Previsora Martinelli, Cementerio Parque y Crematorio Privado. La empresa que dirige está abierta 24 horas todos los días del año. Viajar y estudiar son una constante para Martinelli, que busca dar soluciones a las familias antes, durante y después de los fallecimientos. Martinelli (52) está casada, tiene mellizas de 16. En su tiempo libre disfruta estar con su familia, leer y tomar fotografías.

¿Cómo se incorporó a la empresa?

Estoy hace 30 años en Martinelli. Empecé a venir algunas horas cuando estudiaba Notariado; al recibirme me di cuenta que quería estar acá y lo hablé con mi padre. Estoy muy agradecida a lo que estudié, pero mi sangre me tiraba. Cuando ingresé a la empresa quería marcar tarjeta y papá me dijo que no. Al tiempo me di cuenta el porqué de su negativa: no tendría horario: estamos abiertos 24 horas, nuestra puerta es giratoria y esto es full time.

¿Cuándo surge Martinelli como empresa fúnebre?

Empezó en 1882 como una cochería, alquilaba choferes y carruajes. Tras el cambio de tracción a sangre por motor, se detectó la necesidad de sumar el servicio de ambulancias. Ahí se dieron cuenta que podían brindarle a las familias un lugar donde podían ir cuando fallecía un familiar y crearon La Uruguaya, una empresa fúnebre que había nacido como cochería.

EL DATO

160

Colaboradores integran la empresa. El promedio de edad de sus funcionarios es de 46 años y la participación de las mujeres en la organización alcanza el 40% de su staff.

Ofrecían atención, pero el hábito aún era velar en domicilios particulares.

Sí, se velaba en casas y Martinelli brindaba la atención. En eso mi abuelo fue pionero, alrededor del año 1935 creó las primeras salas velatorias fuera de los hogares. De a poco, las familias se fueron adaptando a despedir al ser querido fuera del ámbito doméstico.

¿Cuántos servicios realizan por mes? ¿Hay en hogares?

En promedio hacemos 280 servicios mensuales, uno por mes es en hogares. Del total, 25% opta luego por la cremación.

¿Cuáles son las unidades de negocio de Martinelli hoy?

Son cuatro: Servicios fúnebres, Previsora Martinelli, Cementerio Parque y Crematorio Privado Martinelli. Estos dos últimos brindan servicios a todas las familias uruguayas. Nuestro cementerio está abierto a todas las creencias y religiones. Por ejemplo, tenemos un sector orientado hacia la Meca.

María Martinelli, directora de Martinelli. Foto: Leonardo Mainé.
"La inserción de la mujer en esta empresa es muy importante", dijo Martinelli. Foto: Leonardo Mainé.

¿Cuando comenzó a dejar su impronta en la empresa?

Me di cuenta que con determinados cambios podía aportar. No sabía si mi padre estaba preparado para escucharme, pero comprobé que sí. La inserción de la mujer en esta organización es muy importante en el área de atención a las familias, en el asesoramiento, en el ponerse en el lugar de la otra persona. Comprobé que la sensibilidad, la empatía, la disponibilidad para escuchar al cliente, la vocación de servicio eran importantes. Siempre le agradecí a mi padre esa oportunidad y también a los colegas de otras empresas que me ayudaron.

¿Qué proyecto la marcó más?

Hace como 25-30 años, cuando surgieron los cementerios-parque, empezamos a hablar sobre la posibilidad de tener un cementerio privado. Viajamos al exterior para ver de qué se trataban y qué diferencia tenían con los cementerios tradicionales. Apoyar a mi padre en concretar esa idea y sentir su apoyo fue importante.

¿Qué significó la creación del Cementerio Parque?

Mi padre, que era un emprendedor nato, decía que le dejaría esa inversión a sus nietos. Y tenía razón, porque el parque de 23 hectáreas requirió un esfuerzo muy grande y fue un hito importante que se inauguró -a sugerencia de una colaboradora- el 7 de junio de 1999, el día de su cumpleaños.

El parque nos dio la posibilidad de darle más soluciones a las familias uruguayas, a todas, no solo a quienes acuden a Martinelli. Entre sus servicios ofrece sectores familiares, jardines privados, jardines familiares y varios sectores para urnas cinerarias denominado «Jardín de las Lavandas». Está abierto a todos y lo mismo sucede con el Crematorio Privado que inauguramos en 2013. Allí la Sala In Memoriam ofrece entorno y atención adecuados, incluso para asesorarse en la elección de urnas para cenizas según tengan como destino tierra, mar o domicilio.

María Martinelli, directora de Martinelli. Foto: Leonardo Mainé.
"Hablar de la muerte sigue siendo un tabú", dijo Martinelli. Foto: Leonardo Mainé.

¿Cómo deciden qué servicios sumar?

Viajamos, asistimos a congresos y, sobre todo, escuchamos a quienes vienen para comprender qué necesitan; eso es parte del legado y la filosofía de esta empresa. En 2010 empezamos a comunicar un mensaje honesto: queremos que las familias tengan resuelto el tema, para que cuando llegue el momento puedan estar con sus afectos, no en decisiones y trámites. Hablar de la muerte sigue siendo un tabú.

¿Recomienda que se hable del asunto?

Sí. No debería ser un tema recurrente, pero si lográramos hablar sobre qué hacer cuando llegue ese momento, todo sería mejor. La muerte forma parte de la vida. Se planifica un casamiento, se espera un niño con un baby shower, se organiza un cumpleaños de 15... podría enumerar muchas instancias; la muerte es otra etapa que las familias tienen que pasar. Es el momento de la despedida, de homenajear a la persona. Por más que encontremos soluciones rápidas o acortemos los velorios, no vamos a dejar de pasar por el duelo, un duelo que se procesa distinto según las personas, creencias, edades; puede darse enseguida o en años posteriores. Nuestra misión es darle a las familias una solución en servicios fúnebres que brinde tranquilidad y seguridad antes, durante y después del fallecimiento de un ser querido.

¿Qué servicios ofrecen para después de un fallecimiento?

Empezamos a realizar charlas de duelo con expertos para que las familias tuvieran herramientas para afrontar distintas situaciones. Eso era algo que habíamos visto en el exterior y lo adaptamos acá. Esta iniciativa hoy está abierta a todo y se realiza en varios momentos del año: día de la madre, del padre, de los difuntos... En estas fechas hacemos las ceremonias de Cometas al cielo, El árbol de la vida, El mural de las memorias, el encendido de velas y también la celebración de misas.

María Martinelli, directora de Martinelli. Foto: Leonardo Mainé.
"Un servicio básico (si no hay nada contratado) requiere unos $ 60.000",  dijo Martinelli. Foto: L. Mainé.

¿Se buscan sus servicios a partir de alguna edad?

Lamentablemente para la muerte no hay ninguna edad. Sabemos que, en general, las personas empiezan a pensar el tema en el entorno de los 40 años, quizás porque ya tienen hijos o sus padres están mayores. El uruguayo está acostumbrado a prevenir situaciones. Por eso hay emergencias médicas móviles, servicio de acompañantes, entre otros.

¿Cuánto dinero se necesita para pagar un servicio si no se tiene nada contratado?

Un servicio básico requiere unos $ 60.000. Varía según las ofrendas florales, los coches, cuál será el destino, si va a un nicho, a un cementerio privado o no, al parque, si optará por una cremación. Después hay una etapa posterior que es qué se hará con las cenizas. Las familias hoy no lo están pensando y deberían hacerlo.

RECUADRO

"La primera ambulancia privada fue de Martinelli"

La empresa comenzó con el negocio de carruajes. ¿Cómo fueron los inicios?
Martinelli tiene 137 años. Fue creada por mi bisabuelo, Ángel Martinelli Bernasconi. Él era el cochero del general (Julio) Roca y al casarse con Juanita Viacava se instalaron en Montevideo. Gracias a una recomendación de la Casa Rosada de Argentina fue contratado por Presidencia como personal de confianza. Se desempeñó como chofer de Presidencia -en aquel entonces de carros tirados a caballo- y en paralelo formó una familia grande (12 hijos) con la que compró un local donde tenía carruajes y caballos que alquilaba para paseos. Mi abuelo, Rogelio Martinelli Viacava, se incorporó al negocio e hizo el cambio de tracción a sangre a motor. Aparecieron los coches y en 1930 la primera ambulancia de una organización privada fue de Martinelli. La empresa brindaba servicios de carruajes, ambulancias, coches a motor. Las delegaciones y personalidades de diversos países (presidentes, actores o misses) nos alquilaban autos con chofer. Además, teníamos un Packard que se usaba para casamientos.

¿Cuánta gente trabaja en Martinelli?

Hoy somos 160 personas. Hacemos una selección importante y capacitamos a todos para atender a las familias en momentos de gran sensibilidad. En el 2013 hicimos una reorganización de la empresa, tanto en lo organizacional como en lo edilicio, donde invertimos US$ 1,5 millones. Veíamos que cuando una familia venía requería distintas soluciones: servicio fúnebre, cementerio parque, cremación, la de previsora. Siempre venían a Canelones 1450 y de acá los derivábamos. Con el cambio concentramos todo en esa sede y reorganizamos nuestra estructura. Actualizamos salas de atención, sumamos salas preferenciales que permiten poner música de fondo, contar con servicio de catering y realizar ceremonias vía internet, que permite a los familiares que están en el exterior acceder a la sala. Sumamos prestaciones, pero recordamos nuestras raíces. Conservamos parte del mostrador de roble de la época de mi abuelo y una gigantografía que recuerda nuestra historia. Conocer nuestras raíces es importante para proyectarnos a futuro.

María Martinelli, directora de Martinelli. Foto: Leonardo Mainé.
María Martinelli posa junto a la gigantografía que recuerda la historia de su empresa. Foto: L. Mainé.

¿Qué tendencias se vienen en el sector?

La International Cemetery, Cremation & Funeral Association (ICCFA) tiene una universidad en Memphis donde participantes de todo el mundo estudian de forma intensiva temas vinculados a nuestro negocio. En 2017 comencé a asistir a una maestría por una cuestión de desafío personal. Ya cursé Liderazgo y Administración, Atención a las familias y este año participé en Homenajes de despedida con coordinación de servicios fúnebres. Los homenajes son lo que se viene y uno de los proyectos que presenté en el aula lo implementaremos acá, donde también se pueden hacer ceremonias con familia o amigos para recordar a alguien. El homenaje requiere de una preparación, pero ya está ocurriendo cuando la familia trae una foto, piensa en elegir música de fondo, trae algún instrumento musical. En Martinelli trabajamos con las emociones y los sentidos, siempre somos muy respetuosos al dar nuestros servicios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados