NEGOCIOS

Marfrig lanza nueva marca dirigida al rubro gastronómico

El grupo brasileño se alía con Dicasold y crea "Tacuarembó Steakhouse" para llegar a restaurantes, hoteles y servicios de catering

Proyecto. Vitabar y Secco prevén atender a 1.100 clientes para mediados de año. Foto: Francisco Flores.
Proyecto. Vitabar y Secco prevén atender a 1.100 clientes para mediados de año. Foto: Francisco Flores.

Bajo el nombre «Tacuarembó Steakhouse», la multinacional de origen brasileño Marfrig sale al mercado con un nuevo servicio dirigido al rubro gastronómico. Para asegurarse que la propuesta alcance —en una primera instancia— a restaurantes, hoteles y servicios de catering, unió fuerzas con la distribuidora uruguaya Dicasold.

Además de cortes vacunos de calidad premium e insumos elaborados en base a proteína animal que caracterizan a Marfrig, la oferta abarcará incluso productos de pollo y pescado. El concepto detrás de esta solución integral se basa en el formato One Stop Shop, que Marfrig aplica en Brasil. La alianza con Dicasold para atender al sector gastronómico local marca el primer paso de Marfrig en ese segmento fuera de Brasil.

«Esto es un desafío que irrumpe en el mercado uruguayo (...), es atender el segmento de food service con un producto diferenciado y llevar al mercado una marca (Tacuarembó) que es reconocida a nivel internacional y conocida localmente, pero que hasta ahora no había tenido esa decisión de penetrar en el mercado», explicó Marcelo Secco, Chief Operating Officer (COO) de Marfrig.

Para el director de Dicasold, Javier Vitabar, esta unión implica una complementación en sus servicios que incluye productos secos, enfriados y congelados. La compañía opera con marcas como Bauducco, Aviko, SanCor y Talar. «Tenemos marcas reconocidas en el mercado, pero con los productos en base a la proteína animal desarrollamos un músculo en la distribución que permite consolidar en un camión la mayor cantidad de productos y maximizar la eficiencia en el abastecimiento», resaltó Vitabar.

El servicio contempla expandirse más allá de los alimentos. «Si bien nuestro core business está sobre la plataforma de alimentos, tenemos una fuerte estrategia de llevar también la solución integral a productos non food, como papel para envasar, vasos, café, cafeteras», enumeró.

En una primera etapa, Tacuarembó Steakhouse atenderá a hoteles, restaurantes y servicios de catering, para luego ir por los comercios minoristas y los supermercados. Los ejecutivos estiman que para mediados de año llegarán a 1.100 clientes, mientras que para fines de 2018 prevén abastecer a un total de 3.500 empresas en el país.

Secco y Vitabar coincidieron al destacar las posibilidades de expansión del negocio en Uruguay a la luz de la dinámica de crecimiento del comercio en general, la llegada progresiva de cadenas internacionales (de comida rápida) y, a su vez, la ausencia de «proveedores integrales» en food service.

Calidad

La producción de cortes seleccionados y de alta calidad con el sello Tacuarembó Steakhouse provendrá de las cuatro plantas que Marfrig opera en Uruguay, entre ellas, Frigorífico Tacuarembó. A estas se suma una fábrica arrendada de productos enlatados y un feedlot. El grupo, que diariamente faena 3.600 bovinos, es el líder en el país en procesamiento vacuno. Esa capacidad le permite asegurar el abasto de productos en términos de cantidad a la vez que mantiene la calidad, dijo Secco.

«El producto hay que tenerlo y tenerlo con el mismo estándar. Lo que queremos es trasladar esa experiencia de soporte (a nivel internacional) a este canal», remarcó el COO de Marfrig.

El desarrollo de la nueva marca traerá un trabajo de comunicación masiva, por ejemplo, en los puntos de venta con el objetivo de que los consumidores finales identifiquen la marca y la asocien con productos premium. La idea es que «cuando la gente vaya a un restaurante o a un hotel diga ‘esta es la carne de Tacuarembó Steakhouse’», remató Secco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º