MARKETING DEPORTIVO

El "10" del Manchester United es víctima del odio en redes y marcas se solidarizan

Joven ícono de la filantropía, Marcus Rashford fue centro de ataques racistas tras fallar un penal en la final de la Eurocopa

Un mural dedicado a Rashford fue vandalizado luego de que fallara un penal contra Italia.
Decenas de hinchas se congregaron frente a un mural dedicado a Rashford para brindarle su apoyo. (Foto: AFP)

Un penal fallado en la decisiva tanda contra Italia en la reciente final de la Eurocopa expuso a Marcus Rashford a las manifestaciones racistas de hinchas ingleses disgustados por la derrota de su selección en su casa contra los azzurri.

El disparo del delantero de la Selección de Inglaterra y del Manchester United se estrelló en el poste izquierdo y los de sus compañeros de equipo Jadon Sancho y Bukayo Saka fueron contenidos por el arquero Gianluigi Donnarumma. De inmediato, los tres jugadores fueron víctimas de discriminación en redes sociales y un mural dedicado a Rashford en Manchester fue vandalizado con pintadas insultantes.

El episodio ameritó la condena de la Asociación del Fútbol y del primer ministro británico, Boris Johnson. Decenas de hinchas se congregaron hace algunos días frente al mural agraviado para tributarle su apoyo al jugador.

Rashford cayó al infierno luego de estar en el cielo. Al margen de su ascendente carrera deportiva, el jugador de 23 años también descolla fuera de la cancha con su trabajo de filantropía, el cual le mereció la Orden del Imperio Británico en octubre del año pasado. El delantero es un destacado activista en la lucha contra la pobreza alimentaria infantil.

El año pasado, en plena pandemia de coronavirus, el «10» del United inició una campaña para crear un sistema de comidas escolares gratuitas durante las vacaciones de verano. Finalmente, el planteo encontró eco en el gobierno y 1,3 millones de niños fueron asistidos.

Rashford también ayudó el año pasado a recaudar más de £ 20 millones (US$ 27 millones) a través de la organización benéfica FareShare, que financió miles de comidas entregadas a centros juveniles, entidades benéficas y grupos comunitarios.

Con la casa de moda Burberry comenzó una iniciativa internacional también centrada en ayudar a los niños y jóvenes en contextos vulnerables. A cambio, el futbolista ha aceptado posar para la campaña otoño-invierno 2020 de la marca.

Los esfuerzos del «10» llegan incluso al campo editorial, donde ya debutó como autor de una serie de libros para niños.

La buena imagen del delantero lo está convirtiendo en una personalidad atractiva para las marcas. El mes pasado renovó su acuerdo con Nike, la marca deportiva que lo patrocina desde los 11 años. Rashford también es embajador de McDonald’s y ha colaborado con el gigante EA en la promoción de su popular videojuego «FIFA». A su vez, el joven tiene emprendimientos inmobiliarios en su país.

Marcus Rashford en una foto tomada en setiembre del año pasado en el estadio londinense de Wembley. Foto: Reuters
Marcus Rashford en una foto tomada en setiembre del año pasado en el estadio londinense de Wembley. Foto: Reuters

Voces de repudio

La situación vivida por Rashford, Sancho y Saka motivó a varias empresas a alzar la voz en señal de rechazo a los ataques racistas y de solidaridad con los futbolistas.

Mars, KFC, L’Oréal y GSK, entre otras, firmaron una carta abierta condenando la «falta de acción adecuada» de parte de Facebook, Instagram, Twitter y Snapchat tras el ataque a los jugadores por parte de usuarios de esas redes sociales.

Mars, KFC, L'Oréal y GSK, entre otras marcas, protestaron por la "falta de acción adecuada" de Facebook y sus demás plataformas ante los ataques racistas a los jugadores

Las denuncias de racismo en el fútbol inglés se han acumulado en los últimos meses y han tenido un efecto directo sobre las marcas.
Los jugadores del Liverpool Trent Alexander-Arnold, Naby Keïta, Sadio Mané, y Tyrone Mings (Aston Villa) denunciaron ataques racistas en abril. Esto desembocó en una protesta a fin de ese mes en la que los clubes de fútbol profesional de Inglaterra suspendieron su actividad en redes sociales durante cuatro días en protesta por los «continuos abusos discriminatorios» que reciben los futbolistas. Marcas como Nike, Adidas, Puma, Barclays y Cazoo se involucraron en la protesta.

En 2020, más de 90 anunciantes importantes retiraron su pauta publicitaria de Facebook como parte de la campaña «Stop Hate for Profit», que exigió a la red social que implemente medidas más estrictas en torno al contenido racista y de odio en su plataforma.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados