AFTER - WORK

Libro, talleres y cenas al atardecer

El libro Frutos nativos de Uruguay es una joyita. Ideal para regalar (o regalarse) y descubrir el trabajo de la chef Laura Rosano en su granja agroecológica Ibirá-Pitá.

Ibirá-pitá. El  libro reúne el trabajo de Rosano en su granja agroecológica. (Foto: Gentileza Laura Rosano)
Ibirá-pitá. El libro reúne el trabajo de Rosano en su granja agroecológica. (Foto: Gentileza Laura Rosano)

SILVANA NICOLA - [email protected]

«Incluye recetas y fotografías de la chacra, un proyecto que empecé con mi esposo (Alejandro Arcauz) y, a tres años de su fallecimiento, es una especie de homenaje a él», contó Rosano.

Con edición de la propia autora, el trabajo representará a Uruguay en el concurso mundial The Gourmand World Cookbook Awards. El resultado se conocerá en abril y en caso de ser ganadora podrá recibir su reconocimiento en Yantai (China) durante los días 26 y 27 de mayo.

Entre los frutos nativos que dan vida a este recetario ($ 1.200) figuran el guaviyú, la pitanga, el arazá y el butiá, pero también se incluye información sobre hongos y hierbas silvestres comestibles. Compartir sus experiencias, valorizar ingredientes autóctonos y fomentar la identidad gastronómica son algunas de las vertientes del trabajo que realiza Rosano con sus hijos en Ibirá-Pitá y con una red de productores agroecológicos.

Recetario

Está en Mercado Ferrando, Club del Pan y Ecomercado. También puede solicitarse por e-mail y se envía a todo el país.

En su establecimiento de San Luis (Canelones) además de plantar frutos nativos, Rosano realiza cursos y talleres y es sede de eventos, como los bautizados «Paseos y cenas al atardecer». El menú de mañana sábado incluye gazpacho de sandía, ensaladas, quinoa, kale y remolachas asadas, criollita con porotos negros, pollo de granja al escabeche con vinagre de guayabo, cordero braseado en pastel de boniato, focaccia de cebollas y cherry y pan de campo. El postre será helado de guayabo y habrá aguas saborizadas, cerveza artesanal de la casa y vino.

Los paseos y cenas tienen cantidad de comensales limitadísima y es necesario reservar lugar con bastante anticipación. Lo bueno es que se repiten cada tanto y el proyecto puede disfrutarse durante todo el año, agendando recorridas en grupos. Para visitar Ibirá-Pitá, disfrutar de una cena o comprar el libro (que se envía al Interior) basta con escribir a [email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)