RR.HH.

Libro de Gabriel Paradiso muestra cómo subir el "telón de silencio" que frena a las empresas

El experto argentino en recursos humanos disertará el jueves en Montevideo sobre su libro "Feedback consciente" en una actividad organizada por Adpugh

Gabriel Paradiso brindará un taller organizado por Adpugh. Foto: Gentileza Gabriel Paradiso.
Gabriel Paradiso brindará un taller organizado por Adpugh. Foto: Gentileza Gabriel Paradiso.

"Liderar sin feedback es como manejar en la ruta sin mirar el espejo retrovisor», sentencia Gabriel Paradiso, experto argentino en liderazgo y director de la consultora Umana. El problema es que la definición pasa de la teoría a la realidad de las empresas. «Hay como un ‘telón de silencio’ en el medio (entre el líder y su equipo). Hay conversaciones pendientes», sostiene Paradiso, quien aborda el tema en su último libro, Feedback consciente.

El especialista presentará su nuevo material y brindará un taller al respecto este jueves en el WTC en un evento organizado por la Asociación de Profesionales Uruguayos en Gestión Humana (Adpugh).

En el libro, Paradiso presenta una investigación centrada en la falta de «ida y vuelta» del jefe con su gente, un proceso que el líder ha «procrastinado» más de la cuenta. Ese déficit lastra a la organización en tanto «los colaboradores deben tener claro qué esperamos de ellos, qué objetivos tienen por delante, pero también cómo les ha ido», explicó el consultor argentino.

En su análisis, establece que el mundo hoy «necesita de ‘líderes comunicadores’ a lo largo y ancho de cada organización y no todos están trabajando en este sentido. Podemos hacer una gran evaluación del desempeño pero si luego no damos un buen feedback, el proceso se desmorona, la gente se desmotiva y las mejoras no aparecen».

La escasa o nula retroalimentación perjudica a la empresa en varios niveles: desde falta de fluidez y agilidad en la toma de decisiones, brechas entre el desempeño esperado y el logrado, pérdida de foco en las necesidades de clientes internos y externos, problemas de comunicación entre áreas, caída del nivel de confianza entre líderes y colaboradores. «Todo esto sumado, impacta en el clima laboral», alertó Paradiso.

Gabriel Paradiso, experto en recursos humanos. Foto: Gentileza ADPUGH.
La retroalimentación debe ser mucho más natural, espontánea y continua que antes, dice Paradiso. Foto: Gentileza ADPUGH.

En períodos de crisis, incertidumbre y cambios como los que atraviesan hoy las empresas, el feedback cobra mayor importancia. Aquí «los líderes deben mostrar más sus dotes comunicacionales y por tanto, dar y recibir feedback permanente», señaló el experto. «En un mundo con tantos desafíos adaptativos, de cambio de creencias y caída de paradigmas, un buen camino es estar conectados con la gente», remarcó.

Un factor que se suma a las tareas del líder es gestionar a una nueva generación de trabajadores. La renovación le exige a los jefes una mayor apertura y flexibilidad al diálogo, alineada a lo que los jóvenes esperan, es decir, participar de una cultura de red y no de jerarquías. Por tanto, la retroalimentación debe ser «mucho más natural, espontánea y continua» que antes, afirmó Paradiso. «Igualmente, debe haber momentos formales de feedback, ya que no todo puede ser espontáneo».

"A CONFIAR"

A lo largo de 300 páginas, el libro aporta información sobre el proceso de feedback desde el rol de líderes, facilitadores y coaches. No solo eso, también presenta un «mapa» para favorecer la comunicación, a través de un modelo que llama «A CONFIAR». El acrónimo engloba una serie de pautas: «Analizar la situación», «Crear contexto emocional», «establecer los Objetivos del feedback», «Normas básicas de escucha y comunicación», «Focalizar en los objetivos de la reunión», «Interactuar empáticamente», «Acciones acordadas para el plan de mejoras» y «consecución de Resultados».

El proceso —agrega Paradiso— debe recorrerse en base a buenas reseñas, sinceridad, mensajes claros y directos, pero sin perder la empatía y el respeto. El camino no es sencillo, pero vale la pena transitarlo; «el feedback permite humanizar aún más a las organizaciones», finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados