LaCroix lidia con números rojos y acusación de que contiene "veneno para cucarachas"

Las ventas de esta marca de agua saborizada cayeron en el tercer trimestre y que sus ganancias bajaron casi 40%, a US$ 24,8 millones; ese mal desempeño fue atribuido por la compañía a una "injusticia"

LaCroix. El agua saborizada de moda fue blanco de críticas e incluso de una demanda. Foto: Difusión.
LaCroix. El agua saborizada de moda fue blanco de críticas e incluso de una demanda. Foto: Difusión.

El último comunicado de prensa del fabricante de agua saborizada LaCroix fue más estrafalario de lo habitual, lo cual ya es mucho decir para una compañía cuyas declaraciones públicas suelen incluir signos de exclamación, adjetivos floridos y fuentes coloridas.

A última hora del jueves 7, la compañía que la comercializa, National Beverage Corp, informó que sus ventas en el tercer trimestre habían caído y que sus ganancias habían bajado casi 40%, a US$ 24,8 millones.

Los débiles resultados corporativos no son inusuales en Wall Street. Por lo general, van acompañados de una jerga donde los ejecutivos citan «vientos en contra del mercado» o «fuerzas competitivas».

Nick Caporella, director ejecutivo de National Beverage, tomó una ruta diferente el jueves. Atribuyó el mal desempeño a una «injusticia». En un comunicado de prensa, dijo que National Beverage estaba «realmente arrepentida por estos resultados» y que «la negligencia, la mala administración o los hechos fortuitos lamentables no fueron las razones». «Gran parte de esto fue el resultado de la injusticia», agregó, sin explicaciones adicionales.

Un vocero de la empresa, Rod Liddle, intentó aclararlo el viernes. Dijo que Caporella se estaba refiriendo a una demanda presentada por un cliente contra la compañía en octubre en el condado de Cook, Illinois. Esa demanda sostiene que LaCroix, catalogada como 100% «natural», tiene ingredientes artificiales, incluido uno utilizado por los exterminadores.

«Sin resultados de prueba válidos, alguien presenta una queja y dice que una marca tiene ingredientes como insecticida para cucarachas, eso es una injusticia», dijo Liddle. «Uno es culpable sin que haya sido probado, sin el debido proceso».

En otra parte del comunicado emitido el jueves, Caporella describió la dificultad de dirigir una empresa. «Administrar una marca no es tan diferente de cuidar a alguien que se vuelve discapacitado», dijo. «Las marcas no ven ni oyen, por lo que están a merced de sus propietarios o proveedores de salud que deben preservar la dignidad y el carácter especial que la marca ejemplifica».

Las acciones de National Beverage, que cotizan bajo el símbolo FIZZ, bajaron más del 14% el viernes. La empresa, que había ganado popularidad entre las aguas minerales saborizadas, se ha enfrentado a una nueva competencia de los productos de PepsiCo y Coca-Cola, los jugadores dominantes de la industria de los refrescos.

Laurent Grandet, analista de Guggenheim Securities, dijo en una nota a los clientes el viernes que hay «pocas esperanzas de que la marca pueda recuperarse». «Muchos consumidores que bebían LaCroix han descubierto que otras marcas ofrecen sustitutos aceptables y que la marca no tiene mucho que la distinga de la competencia», sentenció.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)