INNOVACIÓN

Kodak, la empresa ícono de la fotografía, ahora producirá medicamentos

Obtuvo un préstamo del gobierno por US$ 765 millones que es cuestionado por algunos analistas; el nuevo negocio le permitirá generar 360 empleos directos y 1.200 indirectos

Kodak. Foto: AFP.
Kodak llego a acogerse a la ley de quiebras en enero de 2012, pero luego logró reacomodar sus números . Foto: AFP.

La legendaria marca de fotografía Eastman Kodak incursionará en el negocio de la fabricación farmacéutica en medio de la pandemia de coronavirus, usando un préstamo del gobierno de US$ 765 millones.

El préstamo de la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de EE.UU. (DFC) financiará la creación de Kodak Pharmaceuticals, que «producirá componentes farmaceúticos cruciales que han sido identificados como esenciales pero han caído en una escasez nacional crónica», dijo la agencia en un comunicado.

La acción se disparó

La cotización de las acciones de Kodak en la Bolsa de Nueva York se dispararon tras el anuncio de la DFC. La fuerte suba del precio provocó que el valor de mercado de la empresa se situara en unos US$ 347 millones al cierre del martes, cuando el lunes estaba cercana a US$ 115 millones.

La empresa, que firmó el martes una «carta de interés» con la DFC, producirá «hasta 25% de ingredientes farmacéuticos activos utilizados en productos farmacéuticos genéricos no biológicos y no antibacterianos».

Kodak, que supo ser un gigante de la fotografía y cuyo negocio tuvo dificultades los últimos años por la llegada de los teléfonos móviles, ampliará sus instalaciones en Rochester, Nueva York y St. Paul, Minnesota. Informó que el nuevo negocio farmacéutico se apoyará en 360 empleos directos y 1.200 indirectos.

«Al aprovechar nuestra vasta infraestructura, nuestra profunda experiencia en la fabricación de productos químicos y nuestra herencia de innovación y calidad, Kodak desempeñará un papel fundamental en el retorno de una cadena de suministro farmacéutico estadounidense fiable», dijo el presidente ejecutivo de Kodak, Jim Continenza.

Kodak. Foto: AFP.
El préstamo que obtuvo Kodak del gobierno deberá pagarse en 25 años. Foto: AFP.

La dependencia de EE.UU.

«Recuperaremos los empleos y haremos de EE.UU. el principal fabricante y proveedor médico del mundo», dijo el presidente Donald Trump, quien anunció el préstamo millonario a Kodak con el objetivo de ayudar a acelerar la producción nacional de medicamentos y reducir la dependencia de EE.UU. de terceros países como China e India. El préstamo de Kodak tiene términos similares a un préstamo comercial y deberá pagarse en 25 años, según explicó el presidente de la compañía, Jim Continenza.

El préstamo de DFC es el primero que se hace luego de que en mayo el presidente Donald Trump firmara una orden ejecutiva destinada a fomentar la producción nacional de los materiales necesarios para la lucha contra el COVID-19.

Mientras los estadounidenses consumen cerca de 40% de los componentes usados para hacer productos farmacéuticos genéricos en el mundo, solo 10% de estos fueron hechos dentro del país, según indicó la DFC. «Estamos complacidos en apoyar a Kodak en esta nueva y audaz empresa», dijo el director de DFC, Adam Boehler. «Nuestra colaboración con esta icónica empresa estadounidense promoverá la salud y la seguridad en nuestro país y alrededor del mundo».

Algunos analistas han recibido la noticia con cierto desconcierto puesto que la lógica habría sugerido llegar a este tipo de acuerdos con empresas farmacéuticas ya consolidadas en el campo de los medicamentos genéricos, con estructura y capacidad suficiente, como Amneal Pharmaceuticals, Mylan o Teva Pharma.

El mecanismo utilizado por la administración Trump, bajo la ley de Defensa, ya fue utilizado para demandar a Ford y General Motors que produjesen material esencial para combatir la pandemia como mascarillas, respiradores y ventiladores. 

Lejos de la bancarrota

La compañía ha transitado años muy difíciles. Tras desplomarse un 90% en la bolsa por el cambio a las cámaras digitales, Kodak se declaró en bancarrota en enero de 2012. A finales de 2013 se despidió formalmente de su proceso de quiebra con una reorganización que centró sus servicios en tecnologías de impresión digital de alta velocidad y el envasado flexible de bienes de consumo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados