EDITORIAL

Una invitación a apurar el paso

Habrá que esperar 202 años para que se igualen las oportunidades económicas entre ambos géneros (incluido el salario)... o quizás no

A medida que crece la cantidad de menores en el hogar, cae la participación de la mujer en el mercado laboral. Foto: Shutterstock.
Ya 36 empresas adhirieron a la agenda de empoderamiento femenino de ONU. Foto: Shutterstock.

En marcha. El cambio de nombre que elegimos para esta edición del 8 de marzo podría ser solo estético o anecdótico, pero no. «La Empresaria» es una declaración de que es necesario apurar el paso.

En 700 números de este suplemento de negocios (que comenzó a editarse en junio de 2005), no fueron pocas las líderes de empresa que entrevistamos en profundidad (cerca de 90). Aunque la proporción resulte insuficiente, la realidad que muestran las compañías del mercado local hace difícil elevarla sin que los contenidos resulten forzados, antojadizos o irrelevantes.

Más allá de los nobles propósitos de justicia y equidad, hay razones económicas para que las organizaciones pongan el empoderamiento femenino entre sus prioridades. Varios estudios han mostrado en los últimos años que las empresas con mujeres en posiciones de liderazgo tienen mejor desempeño. Según el MSCI World Index, aquellas con mayor participación femenina en las gerencias tienen un retorno de la inversión de 10%, mientras que en las demás es de 7%.

Y las compañías con al menos una mujer en la junta directiva logran una capitalización de mercado un 26% más alta que el resto, de acuerdo con un estudio de Credit Suisse.

Estos datos, que muestran que —como dice ONU Mujeres— «la igualdad de género es un buen negocio», los contamos en diciembre de 2017 en las páginas de El Empresario. Desde entonces, mucha agua pasó debajo del puente.

Ya hay 36 empresas que adhirieron a la agenda de empoderamiento femenino de ONU (los principios WEPs de los que hablamos en esta edición especial, con los que Naciones Unidas está orientando al sector privado). Es una tendencia, pero los resultados no serán inmediatos.

La buena noticia es que estas revisiones de los procesos permiten develar los sesgos (muchas veces no conscientes) que dan ventaja a los hombres en los procesos de selección, en la remuneración o en las oportunidades de crecimiento. Y conocerlos permite trabajar sobre ellos, lo que nos acerca un paso más hacia el horizonte de equidad, que ya de por sí parece lejano: se estima que habrá que esperar por lo menos 202 años para que se igualen las oportunidades económicas entre ambos géneros (incluido el salario), según el último informe de brecha de género del Foro Económico Mundial. Es demasiado tiempo.

En esta edición quisimos inspirar con mujeres que no suelen estar bajo los reflectores. También con las noticias de quienes, tras una larga trayectoria corporativa, pasaron a una nueva etapa. Nos permitimos además buscar historias de uruguayas en lugares recónditos del planeta y otras que recién empiezan el sinuoso recorrido del negocio propio.

De alguna manera, apretamos un poquito el acelerador en el relato, pero se necesita que la realidad acompañe más rápido el discurso porque, como dice el dicho popular, «solos vamos rápido, pero juntos llegamos más lejos».

Tapa Empresario viernes 8 de marzo
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)