EMPRENDEDORES

«Invierto en misionarios y no en mercenarios de startups»

Para Marvin Liao, socio de la aceleradora 500 Startups, una compañía creada solo para venderse no tiene futuro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Déficit. Marvin Liao considera que el nivel de los emprendimientos locales como "no bueno". (Foto: Ricardo Figueredo)

Escucha en promedio, entre 15 y 50 presentaciones de emprendedores por semana en Silicon Valley. La semana pasada el número llegó a 80. Con estos antecedentes no es raro que Marvin Liao, socio de Micro Venture Capital y de la aceleradora 500 Startups, tenga la vara muy alta a la hora de medir dónde invertir.

En parte por ello definió al nivel de los emprendimientos locales como «no bueno». Para el experto, la falta de una fuerte competencia interna y de buenas presentaciones son algunas de las causas que explican ese déficit. Sin embargo, auguró buenas oportunidades en la región para quienes comienzan su negocio, «sobre todo los jóvenes que quieren controlar lo que están haciendo».

Liao llegó a Uruguay para asisitir al Punta Tech Meetup 2017, el foro anual que reúne a empresarios, emprendedores e inversores del área tecnológica local y regional. Lo tuvo como uno de los puntos fuertes del evento Investor Speed Dating, realizado el domingo, y fue el speaker que cerró la edición el lunes.

A continuación, un resumen de la entrevista con El Empresario.

—¿Cómo encuentra a América Latina para emprender?

—Hay buenas oportunidades en la región, sobre todo para los jóvenes que quieren tener el control de lo que están haciendo, trabajar en lo que realmente les interesa. Y, probablemente, será la única solución ante realidades como la de las grandes organizaciones, que están despidiendo personas. No creo que sean emprendedores porque es divertido sino porque en parte no tienen otra opción.

—¿Qué experiencia se lleva del Investor Speed Dating?

—Yo no llegué con grandes expectativas y se confirmaron porque no hay una gran cultura emprendedora como en EE.UU.

—¿Qué es lo que falta?

—Hacer buenas presentaciones, eso es crítico. Hay que hacer el pitch muy natural. A mí me tomó unos cinco años entender la diferencia entre presentar una empresa y hacerlo en forma natural. Los emprendedores de EE.UU. hacen buenas presentaciones, les sale natural y no sé por qué. Pero es muy importante porque si no me comunicas muy bien qué haces no me vas a atraer. Yo veo en promedio entre 15 y 50 empresas por semana y si no haces una buena presentación estás dando un hándicap muy alto a tus competidores.

—¿Qué tiene que tener un emprendedor para convencerlo de invertir?

—Es una combinación de factores. El fundador debe ser muy inteligente y ser un misionario y no un mercenario. Los mercenarios fundan una empresa para hacer dinero. Un misionario tiene convicciones, valores y un propósito. Por supuesto que tiene hacer dinero pero tiene que brindar algo más, hacer la diferencia en la sociedad, resolver un problema. ¡Un mercenario quiere hacer dinero en tres años y eso nunca pasa! Además debe tener un buen equipo y llegada al mercado.

—¿Cuáles son las principales causas para el fracaso de una startup?

—No hay una razón en especial sino varias. Por ejemplo, no entender el mercado. Algunas hacen un desarrollo muy bueno pero no tienen la audiencia para venderle.

—¿Está mirando algún área en particular para invertir?

—No estoy mirando un lugar ni un sector para invertir en particular, puede ser fintech, salud, entre otros.

—Si hoy tuviera que crear una empresa, ¿qué haría primero?

—En ese caso sería un nómade digital. Me mudaría a un país probablemente de Europa del Este o Asia, porque allí es más fácil y más barato para vivir. Me dedicaría al e-commerce o a hacer contenido para sitios web, sería consultor en áreas de las que conozco.

«La competencia fortalece empresas»

—¿Cómo define al ecosistema emprendedor regional?

—Comparado con el de Silicon Valley está entre 10 y 15 años atrasado. Falta infraestructura, dinero de inversionistas. Y a los emprendedores les falta la experiencia y el conocimiento de un mercado competitivo como el de EE.UU. La competencia es lo que vuelve fuertes a las empresas, les enseña a identificar los factores de riesgo y a prepararse mejor. En EE.UU. saben que si no son buenos quedan afuera. Acá, la gran mayoría no hacen sus deberes y se ven intimidados cuando el nivel es alto, dicen «no puedo competir» y se rinden. En Silicon Valley conseguir inversión es más que tener una idea brillante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)