EMPRESAS

Inversión de US$ 150.000 para crear la primera planta de fósforo líquido

Flagro, la primera fábrica de su tipo en el país, está ubicada en el departamento de Colonia y podrá llegar a producir 6.000 toneladas

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Visión. Los inversores apostaron por un producto que ya es tendencia en el sector agrícola internacional. (Foto: Gentileza Flagro)

Los suelos uruguayos ya no dependerán solo de las importaciones para nutrirse de fósforo líquido, ya que en Colonia se creará la primera planta que lo producirá en el país. Detrás de esta inversión, que asciende a unos US$ 150.000, está el productor agropecuario Jorge Cardini quien, con más de 40 años en el sector, decidió asociarse con el argentino Lisandro Dorbessan para crear la empresa Flagro.

La idea y la asociación de estos empresarios no es casual. Cardini hace tres años que importa el producto desde Argentina y lo comercializa en Uruguay. Y Dorbessan es hijo del creador de la fórmula. «En estos tres años lo fui probando en diferentes campos en Uruguay. He aplicado más de 18 tanques de 30.000 litros en distintos lugares con buenos resultados», comentó Cardini.

A diferencia del fertilizante en grano, el líquido cuenta con varias ventajas, entre ellas, su eficiencia. «Hemos desarrollado una solución que es absorbida por el cultivo directamente y no contamina el suelo», destacó el empresario.

También cuenta con ventajas operativas y de logística, remarcó el socio uruguayo. «Es más fácil manejar líquidos que sólidos. Por ejemplo, los sólidos son importados, llegan al puerto, van al campo a un depósito, etcétera. Tienen una serie de pasos que implican pérdidas. En cambio, el líquido directamente se riega con una fumigadora del tipo ‘mosquito’ que puede abarcar 300 hectáreas por día. Además, libera a la sembradora del uso del fertilizante y así da espacio para sembrar más».

Los socios decidieron ubicar la planta en un local de una explanta textil, en el kilómetro 181.200 de la Ruta 21, en el departamento de Colonia. Desde el inicio, pensaron en una planta altamente tecnificada y robotizada que abarcara todo el proceso de producción. Se apostó tanto a la incorporación de tecnología local y, para todo lo relacionado a la computadora y software, se recurrió a proveedores de Argentina y Alemania.

El plan, según Cardini, es «minimizar los errores humanos». Por ello, la fábrica cuenta con sensores electrónicos y es manejada por una computadora. «Solo es necesario ingresar la fórmula y listo», indicó. La tecnología abarca todo el proceso hasta el llenado de los recipientes.

En producción.

La planta comenzó a elaborar los primeros litros en agosto. La capacidad total de producción actual es de 2.000 toneladas, pero puede llegar a las 6.000 toneladas anuales, que la empresa espera alcanzar en unos tres años, tiempo en el que los inversores también estiman recuperar la inversión del proyecto.

«Las 2.000 toneladas representan solo un 0,4% del total del fósforo que utiliza Uruguay. En lo que queda del año estimamos llegar a vender 1.000 toneladas, porque comienza la zafra y ya cerramos negocios por 300.000 litros», estimó Cardini.

En la actualidad, la empresa tiene clientes en varios puntos del país que utilizan el fósforo líquido en cultivos tan variados como arroz, papa, maíz, trigo, cebada y soja.

La apuesta es generar un cambio de hábito en cada vez más productores locales para que confíen en este sistema. «El uruguayo es muy conservador y quiere ver resultados antes de cambiar una técnica. La idea es sustituir el total de este producto que se importa actualmente», apuntó Cardini.

A su juicio, el uso de este producto se impondrá en el corto plazo. «Ya se utiliza en EE.UU., incluso las fábricas grandes de maquinarias agrícolas ya hacen sus sembradoras preparadas para fertilizantes líquidos y no para granulados», remarcó el empresario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)