NEGOCIOS

La impresión 3D se abre paso en la joyería y la odontología

La demanda de impresoras creció 60% desde 2018, dice la empresa Vacodir

Mario Goldman. La caída de precios de los equipos y la simplificación de procesos impulsan este crecimiento, explicó.
Mario Goldman. La caída de precios de los equipos y la simplificación de procesos impulsan este crecimiento, explicó.

La impresión 3D está trascendiendo el hobby o la mera curiosidad individual para hacer realidad proyectos de distinta complejidad para toda clase de empresas: en 3D se fabrican piezas industriales, pero también casas y hasta tejidos humanos. «Esto no tiene límites», confirmó Mario Goldman, ingeniero civil e CEO de Vacodir, empresa dedicada a la distribución exclusiva de impresoras 3D en Uruguay y Paraguay. La compañía nació hace 20 años en el área de la impresión 2D con tecnología LED para, con el tiempo, avanzar al novedoso campo del 3D.

Mientras en el mundo esta tecnología gana adeptos entre empresas manufactureras que necesitan producir a gran escala, la ausencia de clientes de ese porte en Uruguay obliga a pensar en otros rubros. Y según Goldman, la estrategia —sumada a la caída de patentes y por ende de los precios de los equipos— viene dando resultado. Desde 2018 la demanda de impresoras 3D ha crecido un 60%, y así como la UTEC y el Polo Tecnológico e Industrial del Cerro «aparecieron universidades, polos logísticos y empresas privadas comprando», enumeró.

A nivel empresarial, la joyería fina y bisutería es uno de los sectores que está promoviendo el uso del 3D en sus procesos (para el prototipado de piezas).

Diseñadores de joyas así como también fabricantes de alhajas al por mayor están engrosando la clientela. «Y siempre hay interesados por efecto contagio», agregó Goldman.

"Esto es una Cuarta Revolución Industrial donde lo importante es la personalización del producto y el rápido prototipado", explicó Goldman

Las clínicas odontológicas son otro motor de crecimiento. Vacodir tiene allí clientes en Montevideo y el interior del país. A ello se suma el trabajo con el laboratorio Odonto Radiología Integral, uno de los más grandes del país, destacó Goldman. Una de las formas de aplicación del 3D pasa por escanear la dentadura del paciente y crear a partir de la imagen generada moldes exactos para guías quirúrgicas y placas miorelajantes, entre otras opciones.

Como factor común, en ambos rubros ven la impresión 3D como una solución ventajosa. «Esto es una Cuarta Revolución Industrial donde lo importante es la personalización del producto y el rápido prototipado», evaluó Goldman. Además, la inversión en torno a los equipos se ha ido abaratando. Por ejemplo, las impresoras 3D profesionales que usan resina y que antes costaban varias decenas de miles de dólares, hoy se venden en el mercado a precios que van entre US$ 3.500 y US$ 10.000.

Evangelizar

Anillos. Con la tecnología 3D se pueden producir piezas con mayor rapidez y precisión en comparación con el trabajo más artesanal del orfebre.
Anillos. Con la tecnología 3D se pueden producir piezas con mayor rapidez y precisión en comparación con el trabajo más artesanal del orfebre.

A pesar del crecimiento en la demanda de impresoras 3D, todavía las empresas del sector lidian con algunas barreras que frenan su avance. «Los más afines a adoptar esto son los jóvenes, pero no siempre tienen recursos suficientes para acceder» a los equipos más profesionales, analizó Goldman.

Por otro lado, es necesario seguir «evangelizando» —con visitas a potenciales clientes, eventos y difusión en medios digitales— a empresas sobre esta tecnología. Para actualizarse de los últimos adelantos en la impresión 3D, los directivos de Vacodir concurren a ferias y fábricas en el exterior.

De esas experiencias, Goldman rescata las posibilidades de desarrollo en campos como la medicina, donde ya se imprimen copias de prótesis, piezas de órtesis, e incluso órganos y tejidos. «Casi no hay nada en lo que no puedas aplicar 3D», concluyó.

Grandes marcas se suman a la tendencia

En los últimos años, grandes empresas de tecnología se han incorporado al mundo 3D. «Vemos que HP, Xerox, todas estas marcas están entrando en el negocio, porque nadie se quiere quedar atrás en esto», señaló Goldman, CEO de Vacodir. Sin embargo, explicó que otros jugadores llevan la ventaja como precursores en el desarrollo de impresoras con esta tecnología, y mencionó a marcas con las que trabaja su empresa como Raise 3D, XYZprinting, Zmorph, BCN 3D, entre otras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados