Informe

Hinchas uruguayos «driblean» compras para la Copa América

Tras el Mundial y ante el enlentecimiento de la economía local, los consumidores están menos eufóricos a la hora de gastar por «la celeste» en rubros como electrodomésticos, TV cable y viajes

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Promociones. Las marcas y las tiendas apuestan a los descuentos y planes de financiación para elevar las ventas. (Foto: Ariel Colmegna)

Los hinchas están con la cabeza en otra cosa. Uruguay debuta en seis días ante Jamaica en la Copa América de Chile, torneo del que es el vigente campeón y en el que ha escrito buena parte de su gloria deportiva, pero la cita —normalmente un catalizador de ventas— aún no despierta grandes pasiones y con ello, el ritmo comercial generado en la antesala es bajo.

La falta de clima de Copa se palpa en la calle; los locales aún no lucen adornados con el celeste de la selección y en las oficinas y talleres se habla más de las definiciones del Campeonato Uruguayo o la Champions League. Pero también la economía juega en la cabeza y el bolsillo de los futboleros.

En un escenario menos favorable, los consumidores muestran una menor predisposición a la compra de bienes durables (entre ellos los electrodomésticos), indicador que cayó 16,4% en abril respecto a marzo, según el Índice de Confianza del Consumidor, elaborado por la Universidad Católica y Equipos Consultores.

Ni siquiera el entusiasmo previo por ver a «la celeste» ha desencadenado ventas significativas de televisores, artículos que viven una zafra comercial gracias a los grandes eventos deportivos. Así, la fiebre mundialista en el mercado local suele disparar las ventas un 15% o 20% y, sobre todo, impulsa a los fanáticos a anticipar la compra de un nuevo aparato.

En el contexto actual, «la venta está un poco más retraída pero estamos apostando a que con la Copa América se dinamice un poco», dijo Marcelo Zador, gerente comercial de Barraca Europa. El dólar al alza ha enlentecido las ventas este año, aunque sin llegar a una crisis, aclaran en el sector.

La respuesta a esta modorra exige agudizar el ingenio a través de planes de financiación en pesos y en dólares y de descuentos asociados a tarjetas, entre otras acciones promocionales. «Si la gente llora, hay que ponerse a vender pañuelos», graficó Zador.

Motociclo apuesta a impulsar sus ventas basado en un agresivo plan de promociones que en televisores llega hasta el 50% de descuento. Estos beneficios «son mucho más fuertes que los del Mundial», comparó el director de la cadena, Fabián Rozenblum.

Para el empresario, el público todavía no se «enganchó» a la Copa aunque relativizó la falta de afluencia de compradores ante la costumbre del uruguayo de «dejar todo para último momento».

En tanto, las tiendas saludan el nuevo perfil de comprador —amante de pantallas más grandes y con tecnología smart (con conexión a Internet)—, porque ofrece un filón para crecer a través del recambio de TV y porque «si bien estamos perdiendo ventas en cantidad de unidades, se compensa por el lado del gasto en tecnología y tamaño de los equipos», dijo Marcelo Bessio, gerente comercial de Multi Ahorro Hogar. La firma, que ve en la Copa el principal evento comercial del año, ofrece descuentos de hasta 30% con las tarjetas del banco Santander.

Las empresas de televisión para abonados también acusan el golpe. Si bien la expectativa es que la demanda de nuevos servicios y de paquetes HD aumente a medida que se acerque la competencia, «nuestro sector no es ajeno a las retracciones del mercado de consumo. Más allá de que el fútbol es sin dudas un dinamizador (mucho más cuando hablamos de la selección), vemos que aún la Copa América no ha logrado traccionar en ventas todo lo que esperábamos», admitió Pablo Moratorio, gerente comercial de Montecable.

De cara al evento, la empresa proyecta cerrar un 10% por encima del ritmo habitual de ventas.

En TCC, la previa de la Copa ha traído un incremento del 30%, estimó Camilo Dalmaso, jefe de producto de la compañía. El ejecutivo consideró que aunque «se registra una leve desaceleración del consumo en el rubro, la Copa América se presenta como un evento clave para cerrar el año con niveles comerciales altos».

Al igual que para el Mundial de Brasil, el interés de los consumidores se centra en los paquetes HD por lo que las compañías tienen distintas promociones para ese servicio. Sin embargo, para la Copa América hay menos solicitudes que para Brasil 2014, no solo porque el Mundial es el evento que despierta más pasiones y gatilla más gastos entre los hinchas, sino también porque queda una menor porción de público por captar tras el proceso de digitalización del mercado realizado a fines del año pasado, analizó Moratorio.

Te sigo a todas partes.

Alentar a la celeste in situ es un sueño para muchos fanáticos. Empero, la demanda para viajar a Chile está «muy alejada» respecto a lo que fue para el Mundial de Brasil, un destino mejor valorado por los uruguayos por su cercanía, locación y clima, todo ello potenciado por el marco de la Copa del Mundo, dijo Alejandra Martínez, de Jorge Martínez & Asociados.

Las ventas son básicamente a hinchas, a diferencia del Mundial cuando viajaban grupos de amigos y familias. «Creo que esta Copa tiene el interés justo, tal vez el mes de año y la locación que nos tocó (el balneario La Serena) hace que no mueva las masas como un Mundial», recalcó Martínez.

La agencia ofrece viajar a ver el partido contra Argentina en vuelo directo, con tres noches de alojamiento, traslados y entrada, a US$ 1.600 por persona en base doble. Otra opción incluye pasaje, estadía por seis noches y entradas para los partidos contra Argentina y Paraguay, a US$ 2.300.

En tanto, algunos hinchas están armando su periplo «a medida» a través de Internet, para abaratar costos. La combinación de hospedaje y transporte para ver los partidos en La Serena implica un desembolso básico algo superior a los US$ 500, a lo que hay que sumar el costo de la entrada (unos US$ 600 para ver el clásico contra Argentina), informaron en la agencia online Despegar. «Si comparamos las cifras de ventas con respecto al Mundial, para la Copa América aumentó en un 20% aproximadamente la demanda de turistas uruguayos que desean asistir a los partidos en Chile», analizó el informante.

La compañía prevé que los números mejoren si los resultados en la cancha son favorables a «la celeste». «Es un clásico que a medida que una selección pasa a las instancias finales se suma mucha gente para alentar, que compra lo que sea para estar presente», concluyeron.

El merchandising deportivo espera vivir una zafra.

Una vez comience a rodar la pelota en Chile, las ventas de merchandising de Uruguay empezarán a repuntar. Al menos así lo esperan en Rincón del Hincha. Rogelio Ramírez, director de la tienda, señaló que los clientes ya consultan por las camisetas, buzos, camperas, gorros y jarras de Uruguay. Ramírez proyecta que el torneo permitirá igualar las ventas de esos artículos a las de Nacional o Peñarol, usualmente un 50% más altas. Aunque existe cierta desaceleración en su categoría, la Copa reactivará las ventas, aventuró. «Para pagar, la gente aprovecha que siempre hay promociones; lo que más le importa es tener el producto para identificarse con el equipo», remató.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)