NEGOCIOS

Harold Wiener: "Invierto en las personas, porque es con quienes trabajaré por 10 años"

Por su grupo inversor, Terra Venture Partners, pasan cerca de 1.000 propuestas por año de las cuales solo quedan tres; el uruguayo —radicado en Israel hace años— revela las claves de su negocio

Harold Wiener, inversor uruguayo radicado en Israel, del fondo Terra Capital Partners. Foto: Ricardo Figueredo.
Harold Wiener dio una charla en Montevideo para emprendedores de Endeavor. Foto: Ricardo Figueredo.

Una canilla digital que permite ahorro en el consumo de agua, un sistema de carga inalámbrica para celulares dentro de una habitación sin que sea necesaria ninguna conexión, un panel solar revolucionario más delgado, un tratamiento para la depresión en base a impulsos eléctricos que no hacen daño el cerebro o un asistente digital para personas mayores que vivan solas. Estos son algunos de los desarrollos en los que el uruguayo Harold Wiener, radicado en Israel hace muchos años, invierte a través de su fondo de inversión Terra Venture Partners y que potencia en su incubadora.

Wiener tiene el foco en tecnologías disruptivas que mejoren la vida de las personas en el mundo. «Invertimos en tecnología que haga cambios importantes en campos como energía, agua, alimentación, agricultura, en ayudar a envejecer mejor. Pero no es por la tecnología, sino por lo que ésta pueda hacer», definió, durante una charla que brindó para emprendedores de Endeavor Uruguay.

El inversor visitó Uruguay en el marco de una gira por Latinoamérica en busca de fondos de inversión que le permitan traer sus tecnologías a la región y «tropicalizarlas». «Además, si tengo socios acá que me abran las puertas ahorro tiempo», dijo. Según explicó, la tarea no ha sido fácil debido a que «muchas veces no entienden lo que hago». «Cuando les preocupa más si van a recibir dinero que el proyecto en sí, les digo que no, porque no me interesa tener inversores que no entiendan lo que estoy haciendo», se sinceró.

Sus inversiones cuentan con otra particularidad y es que gran parte del dinero llega desde el gobierno israelí. «Ganamos una licitación mediante la cual cada US$ 100.000 que invertimos con el fondo, nos brindan otros US$ 600.000 que luego se pagan con ventas de la startup más un 3% hasta que se pagan esos US$ 600.000», dijo Wiener. A su entender, ese debería ser el papel de cualquier Estado: «apoyar inversiones de riesgo donde la banca privada no está», reflexionó en diálogo con El Empresario.

Amigos y tiempo

Por su grupo inversor pasan cerca de 1.000 propuestas por año de las cuales solo quedan tres. En esa tarea de cernir para definir en cuáles invertir, el factor con más peso es el equipo de trabajo. «Lo más importante es quiénes están detrás del proyecto, porque es con quienes voy a trabajar de aquí a cinco o 10 años. Me gusta además que sean amigos, no hay mejor manera de emprender que con amigos porque todos van a querer tener éxito. Pero además, es importante que sean expertos en lo que cada uno hace, que tengan una convicción ciega en lo que están haciendo y buena capacidad de storytelling, de saber contar el cuento», detalló.

A su vez, como a Wiener lo obsesiona no perder el tiempo al que considera «lo más valioso que tenemos», a la hora de invertir valora que los emprendedores puedan trabajar en serie, o sea, que desarrollen en paralelo dos productos y no que «prueben uno y después el otro».

«El ejemplo es un proyecto para combatir la migraña. Llegaron con esa idea y comentaron que tenían algo en segundo plano que era estimulación eléctrica sin daño para atacar la depresión. Les dije que me interesan ambos y decidieron que no lo harían así. Se fueron y cuando volvieron lo solucionaron. Requería más dinero y se los di, porque para mí el problema no es el dinero sino el tiempo, que es lo más valioso. Al final la empresa vale más por el proyecto de depresión que por la migraña».

Otro punto que evalúa muy a fondo es el conocimiento del mercado que tienen los emprendedores. Eso se traduce en «saber a quién venderle el producto, cuántos son, cómo, cuánto cuesta ese producto, cómo lo vas a vender y corroborar esto con el mercado», cerró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados