MUNDO

El gran negocio de la flor del Día de Muertos en México

El cempasúchil le deja a la región de Puebla unos US$ 43,5 millones al año

Volumen. Por año se cosechan cerca de 15.500 toneladas de flores que representa un 21,43% de la producción de todo el país.
Volumen. Por año se cosechan cerca de 15.500 toneladas de flores que representa un 21,43% de la producción de todo el país.

Plantada una vez al año y recolectada cuatro meses después, la flor de cempasúchil, de un brillante naranja, es un modo de vida para miles de pobladores del central estado de Puebla y corona las ofrendas del Día de Muertos en México.

Por su color y por su olor peculiar, el cempasúchil es un símbolo de las ofrendas para los muertos y ayudan a guiar las almas rumbo a estos festejos que llegan a su máxima expresión el 1° y 2 de noviembre.

En el municipio de Atlixco, de unos 100.000 habitantes, el cultivo de esta flor se convierte en una prioridad durante la temporada, y dicha planta se distribuye luego a buena parte de México. Su nombre, de origen prehispánico se compone de los vocablos en náhuatl «cempohualli», que significa «veinte», y Xóchitl, que significa «flor». Existen más de 30 variedades y colores, sin embargo, para el uso que se le da en el mes de noviembre se utiliza la color naranja.

Los trabajadores comienzan las jornadas desde primera hora. Armando Lucas, tiene 17 años y creció presenciando la actividad que realizan sus padres, quienes tienen 20 años de trabajo en la tradicional corta de flor.

Por su color y olor peculiar es una ofrenda especial para los muertos

Sus primeros años de vida fueron entre plantas, sol y jugando en las tierras de cultivo y aprendió el oficio para ayudar económicamente a su familia. «Realizo la jornada igual que mis padres, a todos nos ayuda el dinero que ganamos en esta temporada porque lo utilizamos para la comida y para los gastos de la escuela», dijo.

En entrevista con Efe, Modesta Delgado Juárez, productora de flor de cempasúchil, compartió que tiene 46 años dedicándose a esta actividad que, además de darle un sustento, le ayuda y la hace sentir bien porque «ayuda» a los difuntos a que visiten sus casas para recordarlos y honrados como si estuvieran en vida.

Pétalos de alto valor

Puebla se ha convertido en el mayor productor de cempasúchil debido a que alrededor de 50 municipios de los 217 con los que cuenta la región se dedica a la producción y cosecha anual, logrando que en las 32 entidades de México se pueda consumir este producto en las mejores condiciones.
Cuenta con una superficie de 1.705 hectáreas de cosecha, que se traduce en 15.522 toneladas de flor recolectada en 15 municipios de la región. Ello representa el 21,43% de la producción a nivel nacional y deja más 830 millones de pesos (US$ 43,5 millones).

El volumen de negocio es tal que se hacen contrataciones temporales, con la finalidad de agilizar los procesos.

«Vienen a Atlixco a hacer mercado con nuestra flor, ya que esta flor es en la única temporada en la que se da. Todo el año hay de todas las flores como la rosa o la gladiola u otra. Pero esta solo es en la temporada de Día de Muertos», indicó Delgado Juárez.

Expresó que sus compradores vienen de los estados de Veracruz, Oaxaca, Guerrero, Morelos, la Ciudad de México, Toluca, Hidalgo, Tamaulipas y Zacatecas, entre otros.

Hizo referencia de que esta flor es la que se pone en las ofrendas para invitar a entrar a las casa a los seres queridos que ya murieron.

Explicó que según marca la tradición el día 28 octubre llegan las almas de las personas que perdieron la vida en accidente o muerte repentina, los días 30 y 31 de octubre llegan las almas de las niñas y niños, así como el día 1° de noviembre llegan las almas adultas y el 2 de noviembre se realizan las bendiciones y entrega de ofrendas en el panteón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)