FUMAYA

Un giro innovador de 180° con foco en la atención al cliente

Nuevas tendencias llegan a Uruguay en la exhibición y venta de equipamientos para industrias y oficinas.

Fumaya
Mauro Aliskevich, director de Fumaya.

Mucho se habla de que en toda crisis surgen oportunidades de negocios, que hay que saber aprovechar. Este es el caso particular de Fumaya, una empresa familiar uruguaya con 90 años de trayectoria que asumió los nuevos retos con decisión de cambio. En este tiempo de pandemia aceleró la puesta en marcha de un plan estratégico anteriormente concebido y aprobado, desde el cambio innovador bajo el impulso de las nuevas tecnologías de la era digital y tomando como referencia la atención al cliente como punto de referencia obligado. Así desembarcó en sus nuevas y modernas oficinas frente al Club de Golf del Uruguay y con vistas hacia el Río de la Plata.

Sin perder su linaje ni sus valores que cimentaron su reconocido prestigio de seriedad, calidad y responsabilidad, hoy la empresa piensa y actúa con las dinámicas propias de una startup. Calidad del producto, capacidad profesional de respuesta a las distintas necesidades y excelencia del servicio hoy siguen siendo el común denominador en la estrategia de Fumaya, aunque adaptada a estos tiempos nuevos.

«Hace 90 años la empresa fue fundada por mi bisabuelo y hoy la cuarta generación sigue apostando a la innovación para acompañar las nuevas tendencias que existen en equipamientos paa oficinas e industrias», comentó su director Mauro Aliskevich.

ERA DIGITAL

Esta época de pandemia no sólo ha fortalecido una decisión ya tomada, sino que ha desencadenado cambios profundos, que han significado un giro de 180° en el modelo de exhibición y venta de las distintas líneas de equipamientos de Fumaya. La era digital pasó a ocupar un lugar protagónico en la actividad cotidiana de la firma, a partir de un evolucionado sitio web orientado a facilitar el comercio electrónico y donde hay un seguimiento a cada inquietud planteada, con el objetivo de lograr la satisfacción del cliente.

«Las ventas online registraron desde marzo un crecimiento exponencial a nivel del cliente online y siguen mostrando una tendencia al alza, lo cual marca un cambio de hábito que llegó para quedarse», destacó Aliskevich.

Para Fumaya, quedó en el pasado aquello de pasar frente a una vidriera y entrar a comprar una silla. Desde su plataforma de la web, actualmente ofrece todas las alternativas que busca cada cliente. «Ya no se entra al show room para visualizar, elegir o comprar una silla; voy al lugar si realmente quiero probar el producto. Antes de marzo el 80% quería probar la silla; ahora, a raíz de la pandemia, la gente aprendió a comprar sin probar y, en el caso, de Fumaya se aceptan devoluciones sin hacer problemas ni plantear observaciones», dijo Aliskevich.

Con los productos en stock, los plazos de entregas son de 72 horas hábiles en Montevideo y además son sin costo. Para el interior del país, no hay costo hasta la agencia que elige cada cliente.

SHOWROOM

En tanto, el sector corporativo es la segunda unidad de negocios de Fumaya. Y es allí donde la empresa apuntó todas sus baterías hacia un atractivo showroom y una atención personalizada que marca la diferencia. «Para la mayor comodidad del cliente corporativo, se puede agendar una hora previa a la visita, inclusive nuestro equipo de profesionales arquitectos puede asesorar y realizar un boceto digital para previsualizar con un render cada proyecto», explicó el director de Fumaya.

Los clientes corporativos, que representan el 85% de las ventas de Fumaya, encuentran en las nuevas oficinas otra dinámica para su atención presencial. Alli todo está pensado para dar soluciones a medida y atender las inquietudes hasta el más mínimo detalle. En esa línea estratégica, es que hay una sala de reuniones donde los clientes corporativos pueden intercambiar ideas y enfoques con los arquitectos proyectistas, que están asistidos por pantallas digitales táctiles.

«Hemos puesto en práctica un nuevo concepto que se denomina a nivel global ‘showroom viviente’ y que comenzamos a aplicar con grandes resultados desde esta experiencia interactiva enriquecedora de nuestra atención presencial», concluyó Aliskevich.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados