Tendencias

General Assembly y Digital House, ¿la alternativa a la universidad?

Con foco en la agilidad de sus programas y la práctica durante sus cursos, estos dos jugadores internacionales pisan fuerte en la formación de habilidades laborales 

Formación. La universidad tradicional están reformulando programas y adaptando su oferta a la vez que surgen nuevas opciones educativas.
Formación. La universidad tradicional está reformulando programas y adaptando su oferta a la vez que surgen nuevas opciones educativas.

Hoy las universidades producen profesionales que no tienen las habilidades y las herramientas para trabajar en lo que las empresas necesitan», afirmó Martín Guerra, director de la empresa de inversión privada Incapital. Lo dijo en el cierre del ciclo Encuentros del Futuro, donde El País invitó a duplas de expertos a dialogar sobre los retos por delante en un tono constructivo.

«A un hijo le diría: ‘No vayas a ninguna universidad. No hagas una carrera universitaria, vas a perder el tiempo. Buscá hacer cosas cortas’. Trataría por ejemplo de observar el menú de General Assembly o en Argentina está Digital House. Y que a partir de ahí vaya incorporando conocimientos sobre inteligencia artificial, matemática, diseño, mundo digital, sistemas…».

Martín Guerra, InCapital
Martín GuerraDirector de InCapital

Esta fue una de las coincidencias con Macarena Botta, emprendedora serial y cofundadora de Sinergia Cowork. Si bien las universidades siguen reformulando sus programas y adaptando su oferta, ¿cuáles son las innovadoras alternativas a las carreras de grado que Guerra recomienda, como General Assembly y Digital House?

«Soy economista y hay un montón de conocimientos de economía que no usé nunca y probablemente ni me acuerdo. Quizás me hubiese gustado aprender otro tipo de cosas mucho más prácticas que las puedo combinar de manera distinta en otros desafíos».

Macarena Botta
Macarena Botta Emprendedora

General Assembly fue una las pioneras en la transformación de la propuesta educativa en EE.UU. Surgió en 2011 en Nueva York y hoy tiene 20 campus en seis países, ofrece cursos online y presenciales. Sus fundadores incluyen al heredero Adam Pritzker (heredero de la cadena de hoteles Hyatt).

La institución se especializa en las habilidades laborales más demandadas (con mayor foco en ciencia de datos, diseño, negocios y tecnología). Los precios varían según si el curso es inmersivo u online. Por ejemplo, el de 12 semanas a en data science a tiempo completo en Atlanta (de 10 a 18 horas) son US$ 15.950; el de marketing digital en ese mismo campus en modalidad part-time (10 semanas, dos horas por día) o intensiva (una semana, de 10 a 18 horas) cuesta US$ 3.950 y se puede cursar online. En el área de computación, la institución cuenta con Dash, una plataforma gratuita que enseña fundamentos básicos de desarrollo web en pocas horas.

Los ingresos de General Assembly en 2017 fueron de unos US$ 100 millones, según informó Adecco, la multinacional de RR.HH. que la adquirió el pasado abril por US$ 412,5 millones.

General Assembly, originaria de EE.UU., se especializa en las habilidades laborales más demandadas, con mayor foco en ciencia de datos, diseño, negocios y tecnología.

Digital House, instalada en Argentina, es una escuela dedicada a la formación en programación en nuevas tecnologías de manera práctica, rápida e intensiva. 

Lo que revela la adquisición es la concepción de que los títulos de grado con cursos de cuatro o más años ya no aseguran profesionales competentes durante toda su trayectoria laboral.

En agosto, el portal de empleo Glassdoor enumeró a 15 compañías que ya no exigen tener estudios de grado para contratar. El listado incluye a algunas como Google (donde el peso de los empleados sin educación universitaria ha crecido), EY, Penguin Random House, Apple, IBM y Bank of America.

En Argentina, Digital House es una escuela que enseña a programar en nuevas tecnologías de manera práctica, rápida e intensiva. Pese a su corta vida, ya captó US$ 20 millones de The Rise Fund, el fondo de inversión de US$ 2.000 millones lanzado por la firma global de activos alternativos TPG, que tiene entre sus fundadores al cantante Bono y a figuras como Pierre Omidyar (fundador de eBay), Reid Hoffman (creador de LinkedIn) y el magnate inglés Richard Branson en su consejo directivo. Ese fue el primer desembolso del fondo de inversión en América Latina, que hace poco invirtió también en la fintech uruguaya Bankingly).

Por aquel entonces, Digital House había formado en dos años a más de 2.500 estudiantes, con su oferta de programas educativos y cursos intensivos (en carreras de desarrollo de software, data science, inteligencia artificial y marketing digital).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)