Marketing Deportivo

Cuando gana la empresa que ordena lo desordenado

Firmas se convierten en peldaños base para las nuevas que ingresan al mercado y buscan excelencia o eficiencia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tijuana. En los compromisos oficiales deben utilizar botines color rojo.

El mundo empresarial hay una frase, remanida por cierto, que refiere a estrategias: "El que pega primero, pega dos veces". Muchos responden con otra menos conocida, pero tal vez más eficiente y de más largo aliento: 2Gana el que ordena lo que está desordenado".

Sus pastores la visten con ejemplos como el de McDonald’s, que no fue la primera cadena de fast-food, pero hoy nadie puede ser exitoso si no parte de ese peldaño. Y algo similar sucede con Carrefour o Walmart, que no fueron los primeros supermercados que aparecieron en los pueblos, pero se convirtieron en benchmark para partir desde allí en busca de la excelencia o eficiencia.

Saltando de los servicios a las industrias, años atrás, cuenta la leyenda que Henry Ford salió a romper el mercado de autos ofreciéndole a los consumidores el Ford T del color que quisieran, siempre que fuera negro. Y muchos años después, llama la atención que en los partidos del Mundial de Rugby Inglaterra 2015, los All Blacks le hicieran honor a Ford.

Los neozelandeses y Adidas crearon la gama Blackout de botines, de riguroso negro , que se compone de cuatro modelos diferentes: CrazyQuick Malicia como los que usa Israel Dagg, Predator Incurza como los de Dan Carter, FF80 Pro que tiene Richie McCaw y el adipower Kakari como los de Sam Whitelock.

Pero si uno recurre a la historia se encontrará con un puñado de antecedentes.

En la liga mexicana de fútbol existe un caso particular. El Club Tijuana Xoloitzcuintles de Caliente tiene una política muy estricta sobre el calzado de sus jugadores. Los Xolos tienen como regla que todos los futbolistas de la plantilla usen calzado en color rojo. Así, los futbolistas pintan sus botines con un mismo color (salvo el isologo de la marca); los más afamados tienen la fortuna que las mismas marcas les personalizan sus botas con el color establecido.

El sitio Footy Headlines cuenta que estas historias de botines tienen antecedentes. Por ejemplo, Sir Alex Ferguson obligaba a los juveniles del Manchester United a usar botines negros, mientras que Alemania en el Mundial 2002 tuvo botines Adidas en todos sus jugadores, por una cláusula contractual.

La consecuencia de esta medida, políticamente correcta para los dirigentes del club mexicano, se refleja en los trabajos muy desprolijos de pintura o encintado que se hacen para camuflarlos.

Quién habría dicho que volvería a resurgir la frase de Ford, y quién hubiera pensado que de manera casera y supersticiosa (los Xolos de Tijuana) o programada y meticulosamente desarrollada (los All Blacks) en campos de juego de fútbol o de rugby iban a aparecer los que ordenaran lo desordenado.
*Periodista especializado en empresas y marketing deportivo

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)