Sustentabilidad

La fórmula del chocolate responsable

Mondelez invertirá US$ 400: para que 200.000 productores de cacao cultiven en forma sustentable.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Whitney. Contó su experiencia como voluntario por dos semanas en Ghana. (Gentileza Mondelez)

Hacia 2022, todo el cacao que utilizará Mondelez provendrá de productores que cultiven la materia prima en forma sustentable y que vivan en una comunidad con planes de acción de mejora social.

El gigante del chocolate —que maneja entre otras marcas a Milka, Cadbury y Toblerone— se embarcó en 2012 en un plan que decidió llamar "Cocoa Life" y en el que invertirá US$ 400 millones para alcanzar a unos 200.000 productores.

Bajo la consigna "sin cacao no hay chocolate y sin productores no hay cacao", la propuesta se centra en mejorar cinco aspectos de los productores de Costa de Marfil (responsable de un 30% de la producción mundial de cacao), Ghana, Indonesia, India, Brasil y República Dominicana, aseguró Peter Whitney, gerente de activación de categoría que participó activamente en el programa durante dos semanas en Ghana.

En agricultura, la apuesta es mejorar el ingreso neto y aumentar la productividad. Whitney entiende que es posible duplicar el rinde de los árboles. "Un 40% de la producción se pierde por diferentes afecciones y se puede mejorar utilizando las técnicas correctas", dijo a El Empresario durante su visita a Uruguay.

También se trabaja para disminuir las brechas de salario entre hombres y mujeres, que hoy llegan a 70% en Costa de Marfil y entre 30% y 40% en Ghana, aseguró.

Además, se trabaja en las comunidades para elevar la participación de toma de decisiones de mujeres, para que incorporen otros ingresos además del cacao y disminuir así la vulnerabilidad ante fluctuaciones de producción. También trabaja con la juventud en reducir la mano de obra infantil y aumentar la presencia de jóvenes y en medioambiente con el uso sostenible de los recursos y mejorar la conservación de bosques.

Para garantizar transparencia, el plan se implementa a través de los gobiernos, organizaciones no gubernamentales, el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, entre otras organizaciones. A su vez, un equipo de investigación de la Universidad de Harvard mide, evalúa y verifica con métricas que el plan se lleve a cabo y logre los resultados ya estipulados por la compañía.

Entre algunas acciones implementadas, se asesoró a productores para que logren préstamos en mejores condiciones o que obtengan mejores cifras en sus negociaciones con los compradores. También se donaron bicicletas a los niños para que vayan a la escuela, linternas solares para que puedan estudiar de noche, se crearon más de 50 clubes de lecturas, se brindan oportunidades de carrera para los jóvenes en el sector cacao y se propicia la producción sustentable, para que los árboles crezcan en su hábitat natural y que duren más tiempo.

Los resultados no tardaron en llegar. En los últimos dos años se incrementó un 20% la cosecha de cacao, un 200% el ingreso de algunos hogares y un 80% de los desarrollos apoyados por el gobierno. También se colocó a las mujeres en el centro de las comunidades.

En 2014, Cocoa Life alcanzó a unos 38.000 agricultores de 500 comunidades de Ghana, Costa de Marfil e Indonesia. Por otra parte, se iniciaron dos programas en Brasil y próximamente se pondrán en marcha en República Dominicana, concluyó Whitney.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)