MARKETING DEPORTIVO

Estrellas del deporte hacen su pitch en Wall Street

Atletas ofician de vendedores en torno a startups que quieren salir a la bolsa

Serena Williams, Shaquille O'Neal, Steffi Graf y Andre Agassi, Payton Manning
Referentes. Serena Williams, Shaquille O'Neal, Steffi Graf y Andre Agassi, Payton Manning.

Madison Avenue sabe desde hace mucho tiempo que los atletas pueden vender casi cualquier cosa. Desde refrescos hasta zapatillas y seguros, los consumidores compran con entusiasmo lo que sea que esté lanzando su estrella favorita empapada de sudor.

Ahora, un número creciente de atletas de renombre está llevando su talento a Wall Street. Los mariscales de campo ganadores del Super Bowl como Patrick Mahomes y Eli Manning, la campeona de tenis Serena Williams y el miembro del Salón de la Fama de la NBA Shaquille O’Neal son solo algunas de las estrellas que hacen cola para vender SPAC, las llamadas «compañías de cheques en blanco» que están ganando popularidad como una forma alternativa para que startups, a menudo con ganancias escasas o nulas, se hagan públicas.

Pero no solo están ahí para atraer dólares; los atletas brindan un poder de estrella que puede ser un activo crucial cuando las SPAC (compañías de adquisición de propósito especial) están cortejando a empresas para un acuerdo de fusión.

«Algunos atletas tienen un cierto peso que les da la capacidad de generar exposición y crear entusiasmo, ya sea en el mundo de los deportes o en el mundo de las finanzas, y por eso creo que esa es la motivación fundamental detrás de muchas de ellas», dijo Ryan Nece, exjugador de la NFL. Ahora es socio gerente de la firma de inversión Next Play Capital, a la que han contactado para iniciar un SPAC pero no tiene planes de hacerlo, aún.

Las SPAC están en una carrera contrarreloj desde el momento en que ponen sus acciones para una oferta pública inicial (OPI). Por lo general, tienen solo dos años para cerrar un trato para una empresa objetivo, o deben devolver el dinero recaudado de los inversores. Los atletas pueden ser socios útiles al intentar cerrar un trato.

La quinta parte de las SPAC lanzadas desde principios del año pasado está relacionada al deporte o a atletas famosos

En 2020, 256 SPAC se hicieron públicas, recolectando US$ 83.000 millones de inversores, según el proveedor de datos Dealogic. En lo que va de 2021, 300 SPAC salieron a bolsa y recaudaron US$ 93.000 millones.

Cerca de una quinta parte de las SPAC lanzadas desde principios del año pasado involucraron a una figura deportiva o se enfocaron en adquirir un negocio relacionado con el deporte, según la publicación Sportico.

Hubo un acuerdo de financiamiento de US$ 300 millones para completar la fusión de NewHold Investment, una SPAC, con Evolv Technology. Incluía varios fondos de cobertura, pero también varios atletas famosos, como la poderosa pareja del tenis Steffi Graf y Andre Agassi y el futuro mariscal de campo del Salón de la Fama, Peyton Manning. Los patrocinadores de NewHold esperan que agregar poder de estrella al acuerdo ayudará a atraer clientes para su tecnología de detección de multitudes, que está dirigida a estadios y escuelas.

A menudo, se puede agregar un atleta a la junta directiva o al comité asesor de una SPAC a bajo costo para el grupo de administración que lo dirige. Los directores son compensados​ con acciones, y algunos puestos de la junta asesora no se pagan hasta que se llega a un acuerdo.

En lo que va de 2021, 300 SPAC salieron a bolsa y recaudaron US$ 93.000 millones

Pero algunos atletas no se contentan con solo agregar sus nombres a la SPAC de otra persona. Colin Kaepernick, el exmariscal de campo de los 49ers de San Francisco que está tratando de recaudar US$ 287 millones para una SPAC con enfoque en la justicia social, y Alex Rodríguez, exjugador de los Yankees de Nueva York y CEO de su SPAC, Slam Corp, son ejemplos de esto. Rodríguez puede formar parte del directorio de cualquier empresa que adquiera.

La firma de inversiones Forest Road fue el punto de entrada para O’Neal, que ya era un inversor allí cuando se contactó con su CEO, Zachary Tarica, para involucrarse en su negocio de SPAC. O’Neal fue asesor en su primera SPAC, que el mes pasado anunció planes para comprar Beachbody, una empresa de fitness digital, a US$ 2.900 millones. Ahora es asesor de una segunda SPAC forestal.

Kevin Mayer, un exejecutivo de Walt Disney y TikTok y asesor en ambas SPAC, describió a O’Neal como «un verdadero hombre de negocios», aunque advirtió contra la inversión en una empresa solo porque una celebridad está involucrada. «Deberían mirar la totalidad de la inversión», cerró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados