RANKING MERCO DE REPUTACIÓN CORPORATIVA

Las 5 empresas con mejor reputación cuentan cómo afrontaron la pandemia y salieron fortalecidas

Mercado Libre, Itaú, Conaprole, Antel y Santander lideran el ranking Merco y revelaron sus estrategias para mantenerse operativas y cuidar a sus trabajadores.

Nuevo escenario. Las empresas tuvieron que adaptarse a cambios forzosos.
Nuevo escenario. Las empresas tuvieron que adaptarse a cambios forzosos.

Mercado Libre, Banco Itaú, Conaprole, Antel y Santander son las cinco empresas que lideran el ranking de reputación de Merco. En un año atípico, mantenerse operativos, atender las necesidades de sus públicos y sus equipos resultó clave para seguir adelante.

Por su core (e-commerce y pagos digitales) Mercado Libre afrontó el desafío de estar operativo en plena aceleración digital de los negocios. Contar con un trabajo «coordinado» le permitió en menos de un mes dar respuesta al incremento de los envíos. «Teníamos la responsabilidad de ser protagonistas en la pandemia y ser una pieza clave en la solución. Capacitamos más de 2.000 emprendedores en Uruguay, dimos facilidades a ONG en nuestras plataformas, dimos de baja miles publicaciones de barbijos y alcohol en gel con precios por encima del laudo.

Esto nos acercó a nuestros usuarios», comentó Rafael Hermida, gerente general de Mercado Libre.

En el caso de Conaprole, la meta en esta coyuntura ha consistido en estar más cerca de su cadena productiva y de su equipo. En ese camino, apeló a su espíritu cooperativo para mantener un rol social activo de solidaridad con los más afectados, para estar cerca de las autoridades y para brindar rápidamente soluciones, otorgar a clientes facilidades crediticias y mantener los puestos de trabajo con complementos de seguros de paro, indicó su gerente general, Gabriel Valdés. «El COVID era algo para lo que nadie estaba preparado y era importante que los valores solidarios cooperativos se mantuvieran más firmes que nunca», aseguró.

Con versatilidad y flexibilidad. Así superó Santander los obstáculos de este año, aseguró Federico Lamaison, gerente de Marketing y Comunicación Corporativa del banco. «Nuestra operativa se mantuvo activa en todos sus servicios y productos, a través de todos los canales de atención, digitales y presencial. Facilitamos a nuestros clientes extensiones y reestructuraciones en el pago de créditos, ofrecimos líneas de crédito a tasa cero para múltiples centros de salud; creamos el Fondo Solidario Juntos, entre otras acciones», enumeró. A su juicio, la pandemia ratificó el camino del banco en términos de rendimiento digital «sin perder el trato personalizado, cercano, centrado en el cliente».

En una línea similar se expresó Carlos Ham, gerente de Banca Minorista y Marketing de Itaú. «Si bien el futuro es incierto, tenemos que adaptarnos y ser flexibles para estar preparados para lo que se pueda venir», sostuvo. En estos meses, la empresa puso su energía en el cuidado de los colaboradores (en home office) y en asegurar la continuidad operativa; así, a la vez que potenció sus canales digitales creó procesos remotos más simples. Además, difirió cuotas de préstamos que vencían en los primeros meses de la pandemia al 80% de los clientes Personas Físicas y PYME, trasladándolos al final del préstamo sin cobrar intereses, entre otras acciones.

En tanto, para Antel, única empresa púbica en el top five, mantenerse operativa en la coyuntura significó una «responsabilidad» por su «obligación empresarial y social». El trabajo estuvo focalizado en colaborar con instituciones y clientes, generar planes acordes a las necesidades, adecuar el acceso a trámites y asegurar la integridad de la infraestructura en un momento de alta demanda. «Queda el aprendizaje de poder adaptarnos, ajustar nuestros planes a la realidad y ser flexibles en función del contexto y los requerimientos de los clientes», dijo Mario García, el gerente de marketing.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados