INFORME

Empresas locales van tras la pista de la innovación

Es una de las principales trabas para el desarrollo de las compañías, según un estudio de Opción Consultores; cargos como gerentes de innovación son muy recientes y su implementación escasa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Recursos. La contratación de personal idóneo crece, aunque lentamente, en Uruguay. (Foto: Shuttersotck)

A nivel empresarial, ser innovador es adaptarse lo más rápido posible a las tendencias pero teniendo en cuenta siempre la capacidad comercial y de negocio. El concepto proviene de Marcelo Blanco, cofundador de la tecnológica Xseed, una software factory que apostó por fortalecer la innovación en su empresa con la incorporación de un gerente de innovación.

La inquietud de Blanco es la que siente la gran mayoría de las empresas en Uruguay pero que pocas concretan. Según reveló la edición especial del Monitor de Sectores Productivo de Opción Consultores, que reunió la visión de 141 empresarios durante 2016, «la gestión de la innovación» fue una de las áreas menos desarrolladas a la interna de las empresas y de las que más preocupa a los ejecutivos a la hora de pensar en el desarrollo de sus negocios. Por ejemplo, los empresarios consultados mencionaron mayoritariamente la «Calidad e Innovación» como el principal desafío en el área de Marketing y Ventas.

El diagnóstico marca una tendencia. Según la última «Encuesta de Actividades de Innovación en la industria manufacturera y servicios seleccionados (2010-2012)» de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) se notó una disminución de actividad de innovación frente al período anterior (2007-2009). Entre 2010 y 2012 un 24% de las empresas realizó alguna acción vinculada a la innovación frente a un 28% registrado en el período anterior. Y uno de los puntos que disminuyó entonces fue los recursos destinados a estas actividades (tanto en inversión como en capital humano).

La contratación del personal adecuado es una de las soluciones a este nudo y desde 2010, la ANII tiene una herramienta que permite la contratación de profesionales con perfil innovador. En concreto, la Agencia financia hasta un 65% de los sueldos durante un período máximo de dos años (con topes de $ 45.000 si es doctorado y $ 65.000 si es un pos doctorado).

«El espíritu es que se contraten recursos humanos altamente calificados, como puede ser un gerente de innovación, que propicie el ámbito para que la innovación suceda ya sean en productos, servicios y procesos internos», detalló Ximena Camaño, subgerente de operaciones de la ANII.

Bajo perfil

Desde su lanzamiento, esta iniciativa de la ANII ha financiado la contratación de 34 personas con diferentes perfiles de innovación, de los cuáles dos son propiamente gerentes. Según Camaño, en el último año se presentaron más empresas para impulsar la innovación pero aún la demanda es baja.

Para Carola Saavedra, jefa del centro de gestión tecnológica de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), una de las causas por la cual las empresas no acceden a las herramientas que fomentan la innovación es la «desconexión» entre oferta y demanda. «Desconocen que existen o no conocen quién las provee. Falta un eslabón», consideró. Es por ello que hace dos años la CIU creó el Centro de Extensionismo Industrial (CEI), un proyecto junto al Ministerio de Industria y la Universidad de la República para hacer diagnósticos en empresas sobre este tema y proponer planes de acción de acuerdo a las necesidades», apuntó.

Las consultoras son testigos de esa ausencia en la búsqueda de gerentes de innovación. KPMG, Advice y PwC Uruguay no han recibido solicitudes, mientras que CPA Ferrere recién este año trabajó en la incorporación de dos profesionales.

Gonzalo Icasuriaga, socio y responsable de consultoría estratégica y capital humano de esa firma, reconoce que hay empresas que ya tienen el cargo de responsable, gerente o director de innovación, pero «siguen siendo muy pocas». «Existen en algunas multinacionales, o nacionales grandes, en las áreas de tecnología o en áreas industriales de alta tecnología. Se los llama también responsables de I+D+I (Investigación, Desarrollo e Innovación)», indicó.

Aquellas que apelan al gerente de innovación o especialista en la temática no solo buscan que desarrollen un nuevo producto o servicio sino que el plan es más ambicios y prentenden crear una cultura de innovación en la empresa. «En todos los casos, los responsables de innovación tienen un rol fundamental tanto en la conducción de los procesos como en la administración, priorización y seguimiento de los proyectos de investigación/innovación en cartera», dijo.

En tanto, en KPMG si bien no han contratado gerentes de innovación, reconocen que hay una demanda creciente de personas con este perfil en empresas menos conservadoras y más predispuestas a innovar tanto en sus productos como en sus procesos. «Es que si el terreno no está preparado puede ser una traba para el ingreso de este tipo de trabajadores», apuntó María Laura Volpi, supervisora en el área de consultoría en capital humano de KPMG. «Las compañías deben tener espacio para el ensayo y error y algunas locales no están preparadas para eso aún. Estas personas son innovadoras en todo sentido, hasta en sus vidas y necesitan que les den desafíos todo el tiempo, sentir que pueden aportar a la empresa y eso en ámbitos más conservadores no se da», aseguró.

Más que tecnología

Una de las compañías que recurrió a la herramienta de la ANII es Xseed. Hace un mes incorporó un gerente de innovación y si bien el subsidio de la Agencia es por años el plan es mantenerlo por tiempo indeterminado, aseguró Blanco.

«La idea es no perderle pisada a las tendencias mundiales tanto en lo tecnológico como en lo comercial. Entonces, su papel será encontrar las tecnologías que son tendencias globales (que por lo que vemos pueden ser realidad aumentada y realidad virtual), principalmente en nuestros mercados (EE.UU. y Centroamérica) y sobre todo descubrir si son viables como negocio», remarcó. A la hora de definir el perfil, Blanco recordó que, además de los profundos conocimientos de tecnología y de mercado, hicieron énfasis en que incluyera el perfil de líder y que lograra detectar qué recursos humanos se necesitan para llevar adelante los proyectos de innovación en la empresa», detalló.

Además del rubro tecnológico, otras industrias apuestan a este perfil. Estuario del Plata, empresa que se dedica a producir caviar en Uruguay, también optó por incorporar una gerenta de innovación como forma de impulsar su negocio. El plan es innovar en tres áreas claves: reproducción, nutrición y certificación, indicó el gerente general, Facundo Márquez.

En este caso, el perfil requerido puso énfasis en el vínculo con la acuicultura. Como en Uruguay no está desarrollado apelaron al mercado chileno. «Contratamos a una uruguaya que trabajó más de 20 años en esta industria en Chile».

«Para el área de reproducción su conocimiento hizo la diferencia porque conocía una universidad de República Checa que trabaja temas innovadores en este tema y ahora estamos en un intercambio de profesionales con ellos. También lidera un proyecto que acercó la Comisión Sectorial de Investigación Científica (CSIC) en conjunto con una universidad en Francia sobre determinación temprana del sexo de los esturiones mediante marcadores moleculares. Finalmente, es responsable de lograr la certificación de caviar orgánico, para lo cual está investigando cómo lograr una alimentación con comida orgánica que sea viable como negocio», explicó.

Márquez aseguró que en su caso, contar con la gerenta de innovación hace la diferencia. «Es responsable de organizar y estandarizar la información, compararla y darle un resultado. Nosotros podríamos tener la información pero diseminada y sin analizar». A tal punto, que una vez concluido el apoyo de la ANII, no solo proyectan continuar con el cargo sino que el plan es crear un área de innovación en la empresa. «Necesitamos diferenciarnos de otros productores del mundo. Uruguay tiene un mercado potencial muy importante porque tenemos condiciones pero no sabemos cómo explotarlo, y eso lo puede hacer una persona con este conocimiento», finalizó Márquez.

Cuando el CV habla de la innovación del candidato

Quien posee un perfil innovador en el trabajo es porque lo posee también en su diario vivir. Así es que María Laura Volpi, de KPMG, identifica a las personas que pueden llegar a cubrir un puesto relacionado con innovación en empresas. «El innovador es aquel que vive su vida de otra manera y eso lo traslada a una empresa», sentenció.

Y esta es una competencia que KPMG evalúa a la par de cualquier otra y muchas veces se detecta desde el momento cero de la búsqueda, en las presentaciones de los currículum vitae. «La forma de presentar la información marca el perfil porque ahí ya se aprecia la experiencia de innovar en su vida que normalmente tiene relación con la habilidad de comunicación», amplió. «Nos llegó un caso donde el candidato utilizó colores y muchas herramientas de diseño para presentar la información de modo que fuera divertido de leer, y no era un diseñador. Y si bien se trata de un perfil que se cumple mayormente entre jóvenes, no es excluyente», resaltó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)