NEGOCIOS

Empresas de educación avizoran racha negativa para el sector este año

El 58% de los encuestados por el Monitor de Sectores Productivos,  de Opción Consultores, prevé retracción. La inversión y la mano de obra también irán a la baja, según las instituciones

La desocupación, la situación económica y la pandemia influirán en el nivel de demanda de las instituciones.
La desocupación, la situación económica y la pandemia influirán en el nivel de demanda de las instituciones.

La enseñanza fue una de las áreas más castigadas por la pandemia, tanto para los alumnos como para los docentes e instituciones. Y en un escenario que continúa marcado por la presencia del COVID-19, las empresas del rubro educativo no vislumbran un panorama alentador para el sector de cara a los próximos 12 meses.

El 58% de los encuestados por el Monitor de Sectores Productivos de Opción Consultores estima que el sector sufrirá una retracción, mientras que un 43% espera que se mantenga. Las causas que explican la expectativa negativa son el aumento de la desocupación, la incertidumbre económica, la pandemia, la inflación y la disminución de los ingresos en las familias.

El estudio, que relevó la opinión de ocho empresas del sector educativo entre noviembre y diciembre del 2020, arroja malos augurios también en lo macro. El 87% de los encuestados espera que la situación económica en el país sea «muy mala o mala» este año, mientras que en 2019 solo el 33% manifestaba una previsión semejante.

Todos los actores consultados creen que los proyectos de inversión en el sector se verán retraídos. Esa cifra descendía a 44% en 2019 y a 29% en 2018.

La mitad de los participantes, en tanto, estima que la demanda de mano de obra se reducirá, y un 38% señala que se mantendrá.

Números negativos

Las condiciones de rentabilidad del sector educativo son evaluadas como «muy malas o malas» por el 63% de los sondeados y de forma neutra por el 25%. Apenas un 13% las considera «muy buenas o buenas».

La visión negativa en rentabilidad se elevó respecto a 2019, donde solo el 22% la valoraba como «muy mala o mala».

Los principales motivos que explican el mal desempeño son: pérdida del ingreso del núcleo familiar, disminución del alumnado y aumento de descuentos, menor demanda, corrimiento hacia la educación pública y solicitud de mayores becas.

Entre los desafíos que las empresas del sector deberán afrontar para mejorar su rentabilidad se destacan mantener o aumentar los ingresos, digitalizar la propuesta educativa, potenciar la capacidad de adaptación a los cambios para brindar un servicio a la altura, comunicar mejor los beneficios de la educación privada, ofrecer carreras cortas y de rápida inserción laboral.

La visión desfavorable de las empresas también alcanzó al análisis de las políticas laborales del sector. La mitad de los encuestados hace una valoración negativa de este indicador. En tanto, hay un 38% que las evalúa de forma neutra y solo un 13% lo hace de forma positiva.

Al indagar acerca de cuáles son las mejoras que podrían implementarse, sobresalen la necesidad de cambiar la modalidad de los consejos de salarios y los laudos, mejorar la calidad de vida en el trabajo y el estado edilicio de los centros, flexibilizar la contratación de personal, impedir que caiga el salario real y sistematizar el teletrabajo.

Gestión y desafíos

Al analizar las distintas áreas de la empresa, resultaron las de mayor valoración las de gestión de calidad, planificación estratégica y planificación de comunicación (todas cosecharon un 75%).

En tanto, las que muestran peor desempeño son planificación de marketing e información e investigación de mercado y cliente. Ambas tienen apenas 25% de calificación alta.

A su vez, la gestión de innovación es el área con mayor cantidad de menciones de los encuestados por su sensibilidad respecto al desarrollo futuro de la empresa.

Por otro lado, llegar a los clientes potenciales a un costo razonable, desarrollar nuevos productos digitales para el mercado y conocer más a las familias componen los tres desafíos más importantes que las empresas del sector se trazan en materia de marketing y ventas.

El área de RR.HH. se fija como retos esenciales la adaptabilidad al cambio del teletrabajo, contar con los mejores recursos disponibles y motivar al personal entendiendo que su salario crece a un nivel medio.

Los representantes del sector también dieron su punto de vista sobre las expectativas y hábitos de los consumidores en el mercado educativo. actual. La principal tendencia es la especialización en cursos modernos. Completan el podio los cursos cortos y baratos y el cambio de instituciones por aumento de costos de la educación privada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error