NEGOCIOS

Las empresas del agro anticipan retracción del negocio para este año

El 47% de las compañías espera una caída, según el Monitor de Opción Consultores

Campo. El sector cree que la demanda de mano de obra se mantendrá estable.
Campo. El sector cree que la demanda de mano de obra se mantendrá estable. (Foto: AFP)

La producción del campo agricultura y ganadería— es señalada como uno de los sectores que ha logrado resistir los embates de la crisis que trajo la pandemia de coronavirus a la economía uruguaya. Sin embargo, las empresas agropecuarias son pesimistas y estiman en su mayoría que habrá una retracción de sus negocios, de acuerdo al Monitor de Sectores Productivos de Opción Consultores.

Para el análisis fue relevada la opinión de los principales ejecutivos de 15 empresas del sector a través de encuestas telefónicas y vía web realizadas en julio pasado.

De acuerdo al estudio, el 47% de los encuestados manifestó perspectivas negativas en cuanto a su crecimiento para los próximos 12 meses. Un 33% espera una retracción mayor al 6% de su negocio, mientras que otro 14% estimó la caída entre 1% y 6%.

«Los motivos que explican esta percepción son la caída de la demanda y la competencia con los mercados globales», sostiene el Monitor.

En tanto, un 20% de los encuestados dijo que espera una estabilidad en el sector, y el 34% restante se mostró optimista y cree que crecerá.

La situación negativa que avizoran las empresas en cuanto a su desempeño próximo no invita a pensar en un crecimiento de las contrataciones de personal o de las inversiones.

El 47% de los encuestados del sector considera que las condiciones de rentabilidad son "malas o muy malas".

Según la opinión del 67% de los consultados, la demanda de mano de obra se mantendrá estable, un 27% entiende que disminuirá y 6% arriesgó que aumentará.

En cuanto a las expectativas sobre los proyectos de inversión un 53% manifestó una visión neutra, mientras que un 40% prevé una caída y un 7% anticipa un crecimiento.

Al ser consultados sobre las condiciones de rentabilidad, la mayoría de las empresarios consultados las evaluaron negativamente. El 47% de los encuestados del sector considera que son «malas o muy malas». Sin embargo, el dato marca una mejora con respecto a 2019, cuando alcanzó el 57%, detalla el Monitor.

Los principales desafíos para mejorar este indicador pasan por bajar los costos tributarios y gastos fijos, atender la caída de la demanda y mejorar la productividad, entre otros factores mencionados.

La rentabilidad, por otra parte, es un aspecto al que deberían ajustarse las políticas laborales, según dijeron los empresarios al analizar ese punto. El 53% de las empresas evaluó las políticas laborales en forma neutra, un 27% las catalogó como negativas y el 20% restante las consideró de forma positiva, resume el informe.

«Las políticas económicas en las que se enmarca el sector son consideradas neutras por más de la mitad de los encuestados» (67%), agrega. Además, se ve un «notorio descenso» de la visión negativa al considerar esta variable, ya que pasó del 71% en 2019 a un 7% este año.

Gestión

Al examinar sus procesos internos, las empresas indicaron que el área de gestión de calidad es la de mayor desarrollo, en contraste con las de información e investigación de mercado y clientes, así como la de planificación de comunicación, que resultaron las peor consideradas.

Finalmente, el estudio señala que los empresarios destacaron a la planificación estratégica, la planificación financiera y la gestión comercial y de ventas como los sectores de mayor sensibilidad para el desarrollo futuro de las empresas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados