Negocios

Para Diego Forlán es clave estar siempre "en estado de alerta para lo que se viene"

El futbolista fue uno de los speakers principales del Aiva Latam Conference, llevado a cabo entre el 21 y el 22 de mayo en Enjoy Punta del Este y que convocó a más de 200 asesores de negocios de varias partes del mundo

Diego Forlan, Aiva Latam Conference
Público. Forlán contó su historia y cómo se prepara profesionalmente frente a más de 200 asesores de inversión de varias partes del mundo. (Foto: Ricardo Figueredo)

"Después de que ganaba un premio no me quedaba con el gran festejo, sino que lo veía como un deber cumplido y trataba de no relajarme, porque sabía que esto en realidad seguía después de ese momento. Si decía ‘listo, salí campeón, goleador, es fácil’, no era cierto. Nada es fácil, sobre todo hoy donde la dinámica es muy rápida y si no estás actualizándote quedás afuera del mercado", reflexionó el futbolista uruguayo Diego Forlán, ante una platea que lo escuchaba atentamente y en silencio.

La reflexión habla de su preparación como futbolista, pero puede aplicarse a cómo hay que actuar profesionalmente en cualquier otro ámbito de negocios, reflexionó Forlán quien se presentó en el Aiva Latam Conference, que conmemoró el 25° aniversario de la compañía financiera el 21 y 22 de mayo en Enjoy Punta del Este.

Forlán habló frente a más de 200 personas relacionadas al ámbito financiero a las que aconsejó «no confiarse si son buenos en lo que hacen», sino trabajar «más duro» en sus debilidades y sobre todo «siempre dar lo mejor».

Diego Forlan, Aiva Latam Conference
Diego Forlán. Estar en estado de alerta, entrenando, es lo que hace que no te quedes, aseguró. (Foto: Ricardo Figueredo) 

«Como en otras profesiones, es difícil llegar a este tipo de empresas grandes. No hay nada gratis en la vida, todo es sacrificio y trabajo. Siempre me preparé, estoy como en estado de alerta sobre lo que se viene, quiero ese nerviosismo aunque me entrene, porque eso hace que no te quedes», reflexionó.

A modo de ejemplo, citó sus inicios en baby fútbol, donde se destacó como goleador y era consciente de que tenía condiciones y era bueno. Pero eso no fue suficiente para cuando a sus 13 o 14 años llegó a las inferiores de Peñarol. «Tenía condiciones, pero no un físico tan grande como otros compañeros y al comenzar a competir con gente de todas partes del Uruguay ya no destacaba. De pasar de ser figura y estar en selecciones de baby fútbol de la liga, a estar en Peñarol y ni formar parte de los partidos de fin de semana. Son frustraciones, pero me decía ‘no me olvidé de jugar al fútbol’ sino que había otro factor que no me daba resultado, que era el físico». Entonces, decidió dejar Peñarol y pasó a Danubio.

Forlán reconoce que ese problema lo llevó a plantearse por momentos dejar el fútbol, pero logró «encontrar fuerza, ver otros caminos y buscar un cambio para no quedar desactualizado y seguir disfrutando de practicar este deporte».

Así, a sus 17 años quedó libre y decidió seguir su carrera en Argentina. Su madre aceptó, pero le puso como condición que tomara el liceo. Entonces Forlán decidió potenciar su debilidad y comenzó a ir a un gimnasio para «hacer pesas y recuperar musculatura» , algo que en esos momentos era «mal visto porque se decía que los futbolistas quedaban duros». «Tenía miedo porque estaba tratando de imponer algo en el fútbol que no era lo normal». Para contrarrestar, cada día que «hacía pesas» dominaba una pelota de fútbol o tenis entre 500 y 1.000 veces en el patio de su casa.

Del Manchester United al Atlético de Madrid

Su afán por jugar y dar más lo llevó a tomar riesgos para crecer. Así, dejó la «comodidad» del Manchester United en Inglaterra para desembarcar en el Villarreal español. «Fue una decisión difícil. En Inglaterra jugaba, pero quería más. En Manchester no me sentía jugador, aunque podría haberme quedado 20 años. Entraba, hacía goles importantes que daban títulos, pero quería aportar mucho más, quería sentirme más importante», recordó.

Diego Forlán, Aiva Latam Conference
Desafío. Cuando llegó al Atlético de Madrid, no era el equipo ganador que era ahora, recordó. (Foto: Ricardo Figueredo)

Ir por más lo llevó a tomar otra decisión relevante es su carrera que no tuvo buenos resultados: pasar al Inter de Milán, en el fútbol italiano. Pese a no haber logrado brillar allí como jugador, Forlán se mostró conforme porque fue una decisión estudiada y la preparación fue la misma que en cualquier otro club. «Hice lo mismo que en otros equipos, estaba convencido de que era la mejor opción, pero no me fue bien, tuve muchas lesiones. Lo importante es que no me arrepiento porque lo hice a conciencia y esa etapa es parte de lo que soy ahora», remarcó.

De hecho, el mismo convencimiento lo llevó al Atlético de Madrid. «Aún no era el equipo que pelea copas como lo es hoy, pero fui convencido de que me iba a ir bien en un equipo que le iba mal. Logramos varios títulos, y fue el puntapié para lo que es el equipo hoy. Creo que disfrutar de lo que uno hace es la clave en el fútbol o en cualquier otro ámbito o industria. No hay que quedarse en un lugar por quedarse, hay que hacer las cosas de la mejor manera posible, conocerse y buscar hacer lo mejor lo que uno hace. Al final, lo más importante es llegar a tu casa y dormir bien», finalizó el futbolista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)