Empresas

Destínico, una agencia virtual que también apuesta al clásico mostrador

Plataforma local de viajes online también tendrá locales para viajeros que no se animan al e-commerce.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Negocios y familia. Vidal (izquierda) y Monzeglio (derecho) son socios en Destínico y además primos.

Una agencia 360°. Con ese concepto sale al ruedo Destinico.com, la primera agencia de viajes online del Uruguay. Pero para cumplir con su premisa de agencia 360°, la empresa no solo apunta a brindar todos los servicios al viajero a través de su plataforma virtual, sino que además contará con oficinas para que los usuarios que aún no se aventuran a armar su viaje por la web, se asesoren y compren en los locales físicos. Por eso, la empresa prevé abrir su primera agencia a mediados de mayo.

«Lo que buscamos es tomar las ventajas de las agencias de viaje online como pueden ser la inmediatez, las herramientas de búsqueda, la practicidad o los precios bajos y conjugarlas con lo mejor de las agencias tradicionales, que es el servicio personalizado y sobre todo humanizado», resumió Bari Monzeglio, técnico en hotelería y uno de los responsables del emprendimiento.

«Creemos que el sector de las agencias de viajes online se encuentra prácticamente monopolizado, sobre todo en Latinoamérica donde un solo player abarca casi la totalidad del mercado», analizó Monzeglio aludiendo al sitio Despegar.com. Y agregó: «En mercados más maduros como Europa y EE.UU. existen varias agencias online de referencia donde los viajeros pueden comparar inventario. Nos parece natural que ese proceso se comience a ver también en esta región, ya que es algo que termina beneficiando al cliente».

En la región, las ventas de viajes online alcanzaron el año pasado los US$ 24 billones, según estimaciones del sitio emarketer.com. Ese monto significó el 31,3% del total de ventas proyectadas para América Latina, unos US$ 77 billones. Para los próximos años, la tendencia de las reservas online irá en aumento.

Ese potencial llevó a que la idea original de Destínico se expandiera de una plataforma de reserva de hoteles a una integral que satisfaga «todas las necesidades del viajero», explicó Ignacio Vidal, especialista en desarrollo de negocios online y socio en Destínico. Además de la relación comercial, Monzeglio y Vidal son primos.

Antes de fundar Destínico, los socios crearon una red de 120 portales dedicados al turismo como forma de captar tráfico de usuarios interesados en viajes. La red genera actualmente un promedio de 1,5 millones de visitas únicas al mes. El nuevo reto es llevar a los usuarios hacia el sitio de reservas.

A Destínico, sus responsables la presentan como una de «las mayores plataformas de reservas del mundo». Gracias a acuerdos con proveedores y operadores turísticos, la empresa busca brindar la mejor propuesta en precios y oferta. Destínico permite reservar en más de 600.000 hoteles en 211 países, alquilar autos en más de 25.000 ciudades, comprar vuelos en más de 1.000 aerolíneas, contratar seguros de viaje en las principales aseguradoras del mundo y comprar paseos en crucero en 30 navieras. Un diferencial de la plataforma es que incluye un catálogo de 20.000 tours y actividades en más de 1.500 ciudades del mundo.

La página opera con un comparador de precios entre proveedores que busca dar el resultado más conveniente para el cliente, explicaron los responsables del sitio.

Si bien Destínico comienza sus operaciones en Uruguay, la plataforma tiene un «enfoque global» y por eso cuenta ya con una versión específica en 20 países. Una etapa posterior será la expansión internacional de la agencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados