AFTERWORK

Delicias naturales de La gran ola

Con un juego de palabras, Juan Manuel Herszhorn Balestra inició su emprendimiento de venta de granola premium, envasada en papel y con entrega a domicilio en bicicleta a varias zonas de Montevideo 

«Esta iniciativa surge de una necesidad personal; como consumidor buscaba una granola de alta calidad, no solo en sus ingredientes, sino en cuanto a su sabor porque quería algo que fuera un alimento delicioso», puntualiza.
Premium. La premisa se basa en un producto de calidad tanto en sus ingredientes como en su sabor, puntualiza Herszhorn Balestra. (Foto: Gentileza Natalia García)

Sanos, crujientes y endulzados con ingredientes naturales. Los productos de La gran ola llegan a domicilios y oficinas, desde noviembre de 2014, de la mano de Juan Manuel Herszhorn Balestra.

«Esta iniciativa surge de una necesidad personal; como consumidor buscaba una granola de alta calidad, no solo en sus ingredientes, sino en cuanto a su sabor porque quería algo que fuera un alimento delicioso», puntualiza.

Decidido a crear su negocio, hizo honor a la tradición familiar de jugar al scrabble y a la práctica de surf y con un juego de palabras nació La gran ola.

Una de las raíces del emprendimiento es que de niño, Herszhorn Balestra tenía una dieta restrictiva. Al ser alérgico tenía vetado el consumo de lácteos, cítricos y chocolates. «Unos tíos me traían del exterior unas barritas de avena, que eran mi perdición», recuerda el emprendedor.

Desde el vamos, la producción de granola se envasa en papel y se entrega en bicicleta en varias zonas de Montevideo, entre ellas Ciudad Vieja, Centro, Cordón, Palermo, Pocitos, Punta Carretas, Parque Rodó y Parque Batlle. Los pedidos también llegan (en auto) a Carrasco, Parque Miramar, Punta Gorda, Malvín y Buceo.

Abundancia de avena, copos de maíz, semillas de girasol, nueces, avellanas, cajú, pasas de uva, dátiles medjoul, coco rallado y miel, conforman la variedad Clásica, que representa el 80% de las ventas ($ 580 el kilo y $ 320 el medio kilo). Otra opción permanente es Quinola, que contiene quinoa pop, semillas de girasol, nueces, avellanas, almendras, castañas de cajú, pasas de uvas, dátiles, coco rallado y miel ($ 650 el kilo, $ 320 el medio kilo). Esta variedad es «crujiente, ligera y con aroma a tueste». Durante el verano el abanico de productos incluye la Vegan ola, que es endulzada con néctar de coco.

Las delicias de este emprendimiento se solicitan en sus redes sociales (Facebook e Instagram) y vía WhatsApp (099 888 929), de lunes a viernes de 9 a 18 horas. En 2020, esta granola premium sumará nuevos puntos de venta.

Horarios

Miércoles, jueves y viernes son días de distribución. A los barrios más cercanos al centro, el pedido llega en bicicleta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error

/***** Chat Bot ******/